Skip to Content

Abrasión En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Una abrasión

es una herida en la piel de su hijo. Puede ocurrir cuando la piel roza contra una superficie áspera. Ejemplos de una abrasión incluyen una quemadura con la alfombra, un codo despellejado o una rozadura producida por una caída. Las abrasiones pueden ser profundas o superficiales. La herida podría doler, sangrar, volverse un moretón o inflamarse.

Busque atención médica de inmediato si:

  • El sangrado no se detiene después de 10 minutos de presionar firmemente.
  • El enrojecimiento alrededor de la herida de su hijo comienza a extenderse.
  • Si no puede enjuagar uno o más objetos extraños de la herida de su hijo.

Llame al médico de su hijo si:

  • Su hijo tiene fiebre o escalofríos.
  • La abrasión está roja, caliente, inflamada o drena pus.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Cuidado de la abrasión de su hijo:

  • Lávese las manos y séquelas con una toalla limpia primero.
  • Presione un paño limpio contra la herida de su hijo por 5 a 10 minutos para detener el sangrado.
  • Enjuague la herida de su hijo con agua limpia. No use un jabón muy fuerte, alcohol o soluciones de yodo.
  • Use un paño limpio y mojado para quitar cualquier objeto, como pedazos pequeños de piedras o polvo.
  • Frote una pomada antibiótica en la herida de su hijo. Esto puede ayudar a evitar una infección y a que la herida de su hijo sane.
  • Cubra la herida con un vendaje antiadherente. Cambie el vendaje diariamente, y también si se moja o se ensucia.

Acuda a las consultas de control con el médico de su niña según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niña.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.