Skip to Content

Vacuna Cuádruple Viral Para Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber acerca de la vacuna cuádruple viral?

La vacuna cuádruple viral es una inyección que se administra para ayudar a prevenir el sarampión, las paperas, la rubéola y la varicela. Estas enfermedades son causadas por virus que se propagan fácilmente de persona a persona. La vacuna cuádruple viral puede administrarse a niños de 12 meses a 12 años de edad. Puede administrarse con otras vacunas, si no son vacunas vivas.

¿Cuándo debería recibir mi niño la vacuna cuádruple viral?

Su hijo debe recibir 2 dosis:

  • La primera dosis se administra entre los 12 y 15 meses.
  • La segunda dosis se administra generalmente entre los 4 y 6 años. Se puede administrar 3 meses después de la primera, si es necesario.

¿Cuáles son las razones por las que mi hijo no debería recibir la vacuna cuádruple viral?

Su niño no debe recibir la vacuna si:

  • Tuvo una reacción alérgica a la gelatina o la neomicina.
  • Tuvo una reacción alérgica a cualquier vacuna contra el sarampión, las paperas, la rubéola o la varicela, o a cualquier parte de la vacuna.
  • Tiene un trastorno de la sangre o de la médula ósea, como leucemia o linfoma.
  • Actualmente usa un medicamento que debilita su sistema inmunitario, como los esteroides.

¿Cuáles son las razones por las que mi hijo debería esperar para recibir la vacuna cuádruple viral?

Es posible que su hijo tenga que esperar para recibir la vacuna cuádruple viral o, en su lugar, recibir vacunas separadas contra el sarampión, las paperas, la rubéola y la varicela. Dígale al médico si:

  • Está enfermo o tiene fiebre por encima de 101.3 °F (38.5 °C).
  • Recibió otras vacunas vivas en las últimas 4 semanas.
  • Tiene alergias potencialmente mortales.
  • Toma medicamentos antivirales, como aciclovir o valaciclovir.
  • Tiene una enfermedad o antecedentes familiares de una enfermedad que debilita el sistema inmunitario.
  • Tiene antecedentes de convulsiones, o un padre, madre, hermano o hermana con antecedentes de convulsiones.
  • Tiene una afección que le hace sangrar fácilmente.
  • Actualmente usa o pronto planea usar un medicamento de salicilato, como la aspirina.
  • Recibió una transfusión de sangre en los últimos 3 a 11 meses.
  • Su hija está embarazada o cree que puede estarlo.

¿Cuáles son los riesgos de la vacuna cuádruple viral?

Las articulaciones de su hijo podrían estar inflamadas y adoloridas. Su hijo puede desarrollar fiebre, sarpullido leve o inflamación de las glándulas del cuello o de las mejillas. Su niño podría sufrir una reacción alérgica a la vacuna. La vacuna puede causar neumonía o inflamación del cerebro y la médula espinal. También puede causar un recuento bajo de plaquetas, lo cual puede llevar a que se presente sangrado interno potencialmente mortal. Su hijo puede tener una convulsión, generalmente por fiebre. Esto es más probable si recibe la vacuna cuádruple viral como la primera dosis de la serie.

¿Qué precauciones de seguridad se necesitan después de una vacuna contra la varicela?

  • No le dé aspirina durante 6 semanas después de una dosis de la vacuna cuádruple viral o de una vacuna separada contra la varicela. La aspirina y otros medicamentos salicilatos aumentan el riesgo de una afección grave llamada síndrome de Reye después de una vacuna contra la varicela. Hable con los médicos de su hijo sobre los medicamentos seguros si es necesario para controlar una afección médica.
  • Si su hijo presenta un sarpullido, no deje que se acerque a alguien que no esté protegido contra la varicela. Un sarpullido es una señal de que el virus de la varicela puede propagarse. El médico de su hijo puede decirle cuándo ya no podrá contagiar el virus de la varicela. Por lo general, esto ocurre después de que desaparece el sarpullido.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • La boca y garganta de su niño están inflamadas.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar o sibilancias.
  • Su hijo tiene dolor de pecho o los latidos de su corazón son más rápidos de lo normal.
  • Su hijo siente como si se fuera a desmayar.
  • Su hijo sufre una convulsión.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • El rostro de su niño está rojo o inflamado.
  • Su hijo tiene urticaria o ronchas que se propagan por todo su cuerpo.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi hijo?

  • Su hijo se siente débil o mareado.
  • Su hijo tiene fiebre o escalofríos.
  • Su hijo tiene los ganglios linfáticos de las mejillas o del cuello inflamados.
  • Su niño tiene las articulaciones inflamadas y adoloridas.
  • Su hijo tiene más dolor, enrojecimiento o inflamación alrededor del área donde le aplicaron la vacuna.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes relacionadas con la condición de su niño o la vacuna cuádruple viral.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.