Skip to Content

Toracentesis

LO QUE NECESITA SABER:

La toracentesis es un procedimiento para extraer el exceso de líquido o aire entre los pulmones y la pared torácica interior. La acumulación de aire o de líquido podrían dificultad la respiración. La toracentesis permite que los pulmones se expandan completamente para que usted pueda respirar más fácilmente.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes del procedimiento:

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Una cánula intravenosa es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.
  • Es posible que usted necesite oxígeno adicional si el nivel de oxígeno en su sangre esta más bajo de lo que debería estar. Es posible que le administren oxígeno a través de una máscarilla colocada sobre la nariz y la boca o a través de pequeños tubos colocados en las fosas nasales. Pregúntele a su médico antes de quitarse la mascarilla o los tubos del oxígeno.
  • Exámenes:
    • Análisis de sangre: Es posible que le extraigan sangre para proveer información a sus médicos sobre el funcionamiento de su cuerpo. La sangre podría extraerse de la mano, del brazo o por medio de una vía IV.
    • Radiografía del tórax: Es una imagen de sus pulmones y su corazón. Los médicos la utilizan para conocer el funcionamiento de sus pulmones y corazón. Los médicos también utilizan los rayos X para buscar los signos de una infección, como la neumonía o pulmones colapsados. La radiografía de tórax puede mostrar los tumores, las costillas rotas y la presencia de líquido alrededor del corazón y pulmones.
  • Monitoreo:
    • Signos vitales: Los médicos revisarán su presión arterial, ritmo cardíaco y respiratorio, y su temperatura. También le van a hacer preguntas sobre su dolor. Éstos signos vitales le proveen información a los médicos sobre su salud vigente.
    • Un oxímetro de pulso es un dispositivo que mide la cantidad de oxígeno en su sangre. Se coloca un cordón con una pinza en su dedo, oído, o dedo del pie. La otra extremidad del cordón se sujeta a la máquina.

Durante el procedimiento:

  • A usted le administrarán anestesia local para adormecer el área en dónde se introducirá la aguja. El médico introducirá una aguja y la moverá entre las costillas. El podría usar un ultrasonido para ayudar a guiar la aguja.
  • Si el procedimiento se realizó para recolectar líquido para exámenes, se extraerá una pequeña cantidad del mismo. Luego se extrae la aguja y se coloca un vendaje sobre el área. Si se necesita drenar mas líquido, se colocará un pequeño tubo de plástico y se extraerá la aguja. El tubo se conectará a un dispositivo de recolección y el líquido se drenará lentamente. Podría utilizarse un dispositivo para medir la presión dentro del pecho. Esto ayudará al médico a revisar si se ha drenado suficiente líquido. Cuando se drene suficiente líquido, el tubo se removerá y el área se cubrirá con un vendaje.

Después del procedimiento:

Usted necesitará permanecer en la cama y descansar después del procedimiento. Cuando su médico determine que usted está bien, se le permitirá volver a casa. Si el médico necesita que usted permanezca en el hospital, lo llevarán a la habitación del hospital. Es posible que se necesite una radiografía del pecho para verificar que los pulmones no sufrieron daño durante el procedimiento. Usted también podría necesitar cualquiera de los siguientes después del procedimiento:

  • Tubo torácico: Este es un tubo que se coloca adentro del pecho para drenar el líquido adicional. El tubo torácico se sujeta al contenedor para recolectar el líquido. Llame a su médico de inmediato si la sonda se sale del contenedor. Avísele al médico si la sonda se dobla o tuerce o si la cinta adhesiva se desprende.
  • Es posible que usted necesite oxígeno adicional si el nivel de oxígeno en su sangre esta más bajo de lo que debería estar. Es posible que le administren oxígeno a través de una máscarilla colocada sobre la nariz y la boca o a través de pequeños tubos colocados en las fosas nasales. Pregúntele a su médico antes de quitarse la mascarilla o los tubos del oxígeno.
  • Medicamentos:
    • Analgésicos: Es posible que le den medicación para disminuir el dolor. No espere hasta que el dolor sea intenso antes de pedir más medicamento. Los analgésicos pueden causarle mareos o somnolencia. Para no caerse, llame a un médico cuando desee levantarse de la cama o si necesita ayuda.
    • Antibióticos: Este medicamento ayuda a combatir o a evitar una infección.
    • Tratamientos de respiración: Usted puede necesitar tratamientos respiratorios para ayudar a abrir sus vías aéreas y así respirar mejor. Se utiliza una máquina para transformar el medicamento líquido en vapor. Usted inhalará el vapor a sus pulmones a través de un tubo y una pieza bucal. Los medicamentos que se inhalan en forma de vapor actúan rápidamente en las vías aéreas y en los pulmones para aliviar sus síntomas.

RIESGOS:

  • El pulmón podría perforarse por la aguja y colapsar. Usted podría sangrar mas de lo esperado o contraer una infección debido al procedimiento. Es posible que tenga dolor de pecho, tos, náusea o que se sienta mareado. Los nervios, vasos sanguíneos y órganos cercanos, como el hígado y bazo podrían sufrir daño. Aún después del tratamiento, el aire o líquido en el pecho podrían no drenarse por completo. Es posible que se acumule aire o líquido de nuevo y que usted necesite otra toracentesis.
  • Sin una toracentesis, el aire o líquido adicional podría continuar acumulándose en el pecho. Los problemas respiratorios empeorararán. Es posible que usted necesite otros procedimientos para drenar el aire o los líquidos. Es posible que el médico no pueda saber más acerca de la causa de su condición. Es posible que usted no reciba el tratamiento que necesita.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide