Skip to Content

Sialoadenitis

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la sialoadenitis?

La sialoadenitis es una inflamación o infección de una o más de las glándulas salivales. Una piedra pequeña puede bloquear la glándula salival y causar inflamación. La infección podría ser la consecuencia de un virus o una bacteria. Se puede desarrollar sialoadenitis en un lado de su cara o en los dos lados.

¿Qué aumenta mi riesgo de tener sialoadenitis?

  • Disminución de la saliva causada por deshidratación, radiación u otros medicamentos
  • Ciertas afecciones médicas, como la gota, el VIH, la diabetes o la tuberculosis (TB)
  • Bacterias o virus
  • Traumatismo en la glándula salival
  • Mala higiene oral
  • Desnutrición

¿Cuáles son los signos y síntomas de la sialoadenitis?

  • Dolor e hinchazón de una glándula salival, especialmente durante o justo después de comer
  • Mal aliento o dolor de dientes
  • Pus en la boca
  • Fiebre

¿Cómo se diagnostica la sialoadenitis?

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas y lo examinará. Es posible que necesite un análisis de sangre para detectar una infección. Un ultrasonido u otras pruebas de diagnóstico por imágenes pueden mostrar piedras o cualquier bolsa de pus.

¿Cómo se trata la sialoadenitis?

  • Medicamentos:
    • Los antibióticos podrían administrarse para tratar una infección bacteriana.
    • Acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté tomando su hijo para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
    • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Procedimientos:
    • La eliminación de una o más piedras podría usarse si otros tratamientos no funcionan.
    • La incisión y el drenaje pueden ser necesarios si tiene un absceso (bolsa de pus) que no responde a otros tratamientos.

¿Cómo puedo controlar o evitar la sialoadenitis?

  • Tome líquidos como se le haya indicado. Es posible que usted necesite ingerir más líquidos de lo habitual. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted. Las mejores elecciones de líquidos para la mayoría de las personas incluyen el agua, el té, la sopa, el jugo o la leche.
  • Practique una buena higiene oral. Cepíllese los dientes 2 veces al día, 1 vez por la mañana y 1 vez por la noche. Use una pasta dental con fluoruro. Use el hilo dental 1 vez al día, normalmente por la noche. Use enjuague bucal sin alcohol después del hilo dental. Enjuáguese la boca con enjuague bucal por 30 segundos y luego escúpalo.
  • Mantenga su boca hidratada. Para que la saliva fluya, chupe dulces duros o mastique chicle sin azúcar. Los sabores ácidos como el limón o la naranja le ayudarán a que la saliva fluya. Esto le ayudará a tener su boca hidratada y a expulsar alguna piedra que esté bloqueando su conducto salival.
  • Aplique un paño húmedo y caliente y masajee el área inflamada como se le indique. Esto le puede ayudar disipar la inflamación y el dolor al empujar el pus fuera de las glándulas.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Tiene dificultad para respirar o tragar debido a la inflamación.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

  • Tiene dificultad para abrir la boca debido a la inflamación.
  • Su glándula salival se enrojece más y se calienta o drena pus.
  • El dolor y la inflamación no desaparecen dentro de 2 días, o más bien empeoran.
  • Tiene la boca muy seca.
  • Usted ha perdido movimiento en un lado de su cara.
  • Tiene alguna pregunta acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.