Skip to Content

Reparación Del Tendón De Aquiles

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La reparación del tendón de Aquiles es una cirugía para arreglar su tendón de Aquiles dañado. Los tendones conectan los músculos a los huesos, y junto con los músculos, trabajan para mover sus brazos, piernas, dedos, pies y dedos del pie. El tendón de Aquiles se encuentra localizado en el talón, y conecta los músculos de la pantorrilla al hueso del talón. La reparación del tendón de Aquiles se realiza para reunir un tendón de Aquiles que se haya roto. Esto puede realizarse mediante una cirugía abierta o mini abierta (con una incisión muy pequeña). En una cirugía mini abierta, se utiliza un artefacto especial sin realizar una incisión (corte) mayor en la zona del talón. Una ruptura completa del tendón puede ser aguda o crónica, basándose en el tiempo transcurrido desde de la lesión. Las lesiones que ocurrieron en las 3 semanas previas se consideran agudas, y las que ocurrieron después de 3 semanas se consideran crónicas. Las lesiones crónicas pueden ser reparadas sólo mediante cirugía abierta.
    Lower Leg and Foot
  • Durante la cirugía, los médicos reparan el tendón de Aquiles lesionado mediante la sutura de los extremos juntos. Se puede utilizar un injerto de tendón o fascia para reforzar la reparación. El injerto puede ser hecho por el hombre, puede tomarse de otra parte de su cuerpo o provenir de un donador. Es usado mayormente en las lesiones tendinosas crónicas. Tras la cirugía usted podrá necesitar una férula o un yeso para proteger el tendón y ayudarle a sanar. Usted puede necesitar realiza ejercicios especiales para ayudar a recobrar la fuerza en sus tobillos. Con la reparación del tendón de Aquiles, podrá recobrar los movimientos normales del tobillo y del pie, y volver a sus actividades habituales.

INSTRUCCIONES:

Tome sus medicamentos como se le haya indicado:

Llame a su médico de cabecera si usted piensa que su medicamento no está funcionando como se había esperado. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, forma de tomárselos, y cuándo y porqué los toma. Traiga la lista o los envases de las pastillas a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

  • Medicamento para el dolor: Usted podría necesitar medicamento para suspender o reducir el dolor.
    • Aprenda como tomar su medicamento. Pregunte cual es el medicamento que necesita tomar y la dosis. Asegúrese que usted sepa cómo, y cuando lo necesita tomar al igual que la frecuencia.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para tomar su medicamento. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor.
    • Los medicamentos para dolor podrían causar mareos o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a alguien cuando se vaya a levantar de la cama o si necesita ayuda.

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

Pregúntele a su médico cuando debe regresar a revisión de su herida y a que se le retiren los puntos de sutura.

Fisioterapia:

Es posible que usted necesite consultas con un fisioterapeuta para enseñarle unos ejercicios especiales. Éstos ejercicios van a ayudar a mejorar el movimiento y reducir el dolor. La fisioterapia también podría ayudar a mejorar su fuerza y reducir su riesgo para la pérdida de la función.

Su terapista físico puede enseñarle ejercicios especiales para realizar en casa. Realice sólo ejercicios indicados por su médico y hágalos con la frecuencia que su médico le haya ordenado. No realice mayores rangos de movimiento que los autorizados por su médico.

Uso de muletas o bastón:

Usted puede requerir el uso de muletas o de un bastón como apoyo al caminar. Dichos implementos ayudan a disminuir la tensión y la fricción en su tobillo. Ponga solo el peso en su extremidad que le indique su médico. Es importante usar las muletas o el bastón correctamente. Solicite a su médico mayor información acerca del uso de muletas o bastón.

Uso de tobillera, férula o yeso:

Usted puede requerir el uso de una tobillera, férula o yeso después de su cirugía. Esto ayudará a proteger su tobillo y evitar que se mueva demasiado, de manera que pueda sanar con rapidez. Esto podrá también ayudar a disminuir el dolor. La tobillera podrá permanecer en su lugar por algún tiempo tras la cirugía.

  • Mantenga su tobillera a un ajuste cómodo. No la ajuste demasiado.
  • Su médico puede indicarle que no ajuste su tobillera durante los ejercicios que requieran un amplio rango de movimiento. Esto también podrá realizarse cuando realice ejercicios que no requieran carga de peso. Solicite a su médico mayor información acerca del uso de una tobillera.
  • Revise la piel alrededor de su yeso diariamente. Usted podrá poner loción en cualquier área roja o inflamada.
  • Usted podrá bañarse cuando su médico se lo autorice. Es importante no mojar la férula o el yeso. Antes del baño cubra el yeso con dos bolsas de plástico. Pegue las bolsas a la piel por encima del yeso o férula para evitar el paso de agua. Mantenga su pierna fuera del alcance del agua en caso de que se rompa la bolsa. Si el yeso se moja y se reblandece consulte a su médico. Usted puede secar la parte mojada del yeso mediante el uso de una secadora de cabello en el nivel bajo o no caliente.
  • No empuje o se apoye en el yeso o en la férula dado que se podrían romper.
  • No rasque la piel debajo del yeso o la férula con algún objeto puntiagudo por debajo de éstas.

Cuidado de heridas:

  • No retire el vendaje sobre su herida ni lo moje a menos de que su médico se lo autorice. Mantenga el vendaje limpio y seco.
  • Lave siempre sus manos antes y después de manipular su herida, para prevenir la diseminación de infecciones.
  • Limpie la herida con la frecuencia que le indique su médico. Si no puede alcanzar la herida, solicite ayuda.
  • Si tiene “steri-strips” (cintas adhesivas delgadas) sobre la incisión, no las jale. Conforme se empiecen a despegar, déjelas caer por sí mismas.
  • Mantenga las puntadas limpias y secas. No recorte o adorne los extremos de las puntadas. Si rozan con su ropa, puede colocar un vendaje de gasa suave entre las puntadas y su ropa.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Tiene dolor e inflamación en su pierna, tobillo o pie que está empeorando.
  • Sus puntadas se encuentran inflamadas, enrojecidas o sale pus de ellas.
  • Sus puntadas se encuentran inflamadas, enrojecidas o sale pus de ellas.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted tiene una fiebre.
  • Tiene dolor en el pecho o dificultad para respirar de inicio súbito.
  • Su vendaje se empapa de sangre.
  • Se rompe su yeso o su férula o se mojan y reblandecen.
  • Siente su pierna, tobillo o pie adormecidos, con hormigueo, fríos al tacto o los observa azulados o pálidos.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide