Skip to Content

Recolección De Células Madre De La Sangre Periférica En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

La recolección de las células madre de la sangre periférica es un procedimiento para remover las células madre de la sangre de su niño. Las células madre se pueden administrar a su hijo o a otra persona para luchar contra una enfermedad.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes del procedimiento de su niño:

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Durante el procedimiento de su niño:

  • El médico de su niño colocará una vía intravenosa en una vena de su niño, usualmente una vena en el brazo. El médico luego conectará la sonda a una máquina conocida como separador de células sanguíneas. Esta máquina recolecta la sangre de su niño y separa las células madre de su sangre. Luego la máquina devuelve la sangre al cuerpo del niño por medio de otra sonda intravenosa colocada en el otro brazo.
  • Los médicos supervisarán la aparición de dolor u hormigueo en la boca, las manos o los pies de su hijo durante el procedimiento. Normalmente, el procedimiento toma de 3 a 5 horas al día en un período de 1 a 3 días. Las células madre se pueden usar de inmediato o pueden congelarse y usarse más adelante.

Después del procedimiento del niño:

Llevarán al niño a una habitación para que descanse. Lo mantendrán bajo observación minuciosa por si se presenta cualquier problema. No deje que su niño se levante de la cama hasta que el médico lo autorice. Entonces podrá irse a su casa o ser llevado a una habitación de hospital.

  • Es posible que le den medicamentos para prevenir o tratar el dolor, las náuseas o una infección bacteriana.
  • Su hijo puede sentirse cansado por varios días después del procedimiento.

RIESGOS:

Los niveles de calcio de la sangre de su niño pueden llegar a bajar y causar adormecimiento y hormigueo en la boca, las manos o los pies. El procedimiento también puede llegar a bajar el número de plaquetas en la sangre de su niño y a la vez elevar su riesgo de sangrado. En raras ocasiones, el procedimiento puede llegar a causar desmayos o vómito.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.