Skip to Content

Foliculitis

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la foliculitis?

La foliculitis es una inflamación de los folículos pilosos. Los folículos pilosos son pequeños sacos que se encuentran debajo de la piel. El pelo crece de estos folículos. La foliculitis es causada por una bacteria u hongo, pero más comúnmente por un germen llamado estafilococo. La foliculitis puede ocurrir en cualquier área del cuerpo donde hay pelo o vello.

¿Qué aumenta mi riesgo de tener foliculitis?

  • Lesiones en la piel: Entre las lesiones de la piel se incluyen los rasguños, cortes y heridas de una cirugía. También se puede producir irritación y lesiones al afeitarse. Los vellos del cuerpo se pueden curvar dentro del folículo piloso y causar foliculitis. El acné y otras condiciones que dañan la piel pueden asimismo aumentar el riesgo de tener foliculitis.
  • Contacto de piel a piel y compartir artículos personales: Tener contacto con la piel de una persona que tiene una infección en la piel puede aumentar el riesgo de tener foliculitis. El hecho de compartir los artículos como toallas y barras de jabón también podría aumentar su riesgo.
  • Piscinas y jacuzzis: En las piscinas y jacuzzis que no se limpian regularmente o que no tienen suficiente cloro puede haber más gérmenes. Si usa una piscina o jacuzzi que no está bien limpio, es posible que corra un mayor riesgo de tener foliculitis.
  • Sistema inmunológico débil: Los problemas médicos como el VIH y la diabetes debilitan el sistema inmunológico y al organismo se le torna más difícil combatir las infecciones.
  • Ropa apretada: La ropa muy apretada roza contra su piel e irrita los folículos pilosos.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la foliculitis?

  • Uno o más bultos pequeños rojos, blancos o amarillos, como un sarpullido, alrededor de los folículos pilosos.
  • Bultos llenos de pus que pueden abrirse y formar una costra en la piel.
  • Comezón, dolor o enrojecimiento encima o alrededor de los folículos pilosos.

¿Cómo se diagnostica la foliculitis?

Su médico le examinará la piel. Dígale durante cuánto tiempo ha tenido síntomas y si ha tenido foliculitis antes. Informe también a su médico si ha tenido alguna otra infección bacterial en el pasado.

  • Muestra de piel: Es posible que le quiten uno de los bultos de la piel y lo envíen a un laboratorio para hacerlo analizar. Una muestra de piel podría ayudar a su médico a averiguar cuál es la causa de su foliculitis.
  • Cultivo de la herida: Los cultivos se hacen para averiguar qué tipo de germen causó la infección. El cultivo se puede hacer tomando una muestra con un aplicador de algodón de un área de la piel que drena.

¿Cómo se trata la foliculitis?

La foliculitis a veces sana por sí misma sin tratamiento. Si su foliculitis es grave o no se está sanando, usted podría necesitar tratamiento.

  • Antibióticos: Estos medicamentos pueden ser administrados para ayudarle a combatir las infecciones causadas por bacterias. Se puede administrar en forma de ungüento que se frota sobre la piel o tomar en forma de pastilla. Siempre tome sus antibióticos exactamente como es indicado por su médico. Nunca guarde antibióticos, ni tome antibióticos que fueron recetados para otra enfermedad.
  • Medicamento antimicótico: Este medicamento ayuda a eliminar el hongo que podría ser la causa de la foliculitis. Se puede administrar en forma de ungüento que se frota sobre la piel o tomar en forma de pastilla.
  • Esteroides: Este medicamento podría ser administrado para disminuir inflamación.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • Antihistamínicos: Estos medicamentos pueden ser administrados para ayudar a disminuir la picazón.
  • Terapia con luz ultravioleta: Durante este tratamiento, se usa luz ultravioleta para bajar la inflamación de la piel. Sólo se usan los tratamientos con luz ultravioleta para ciertos tipos de foliculitis.

¿Cuáles son los riesgos de la foliculitis?

Si su infección es grave, es posible que le queden cicatrices en la piel después de que se sane. La foliculitis podría regresar, incluso después de haber recibido tratamiento. Los folículos pilosos se podrían dañar y causar la pérdida permanente del pelo.

¿Cómo puedo controlar la foliculitis?

  • Use compresas tibias: Humedezca una toalla de mano con agua tibia y colóquela sobre el área afectada para reducir el dolor y la inflamación. Las compresas tibias también pueden contribuir a drenar el pus y a que sane más rápido.
  • Limpie el área: Lávese el área afectada con un jabón antibacterial. Cambie las toallas de mano y de baño todos los días.
  • Evite afeitarse el área: En la medida de lo posible, no se afeite las áreas donde tenga foliculitis. Si debe afeitarse, use una rasuradora eléctrica o una nueva hoja de afeitar cada vez que lo haga.

¿Qué puedo hacer para prevenir la foliculitis?

  • No comparta objetos personales: No comparta las toallas, jabón ni cualquier otro artículo de uso personal con los demás.
  • No use ropa apretada: No use ropa apretada que frote contra su piel y la irrite.
  • Trate de inmediato las heridas en la piel: Trate de inmediato las heridas, como cortaduras y rasguños. Lávelas con agua tibia y jabonosa, y cubra el área para prevenir una infección.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre.
  • Sale pus con mal olor de los bultos de su piel.
  • El sarpullido se propaga.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Un área extendida de piel alrededor de la foliculitis se pone de color rojo, se siente caliente y le duele.
  • Le salen forúnculos.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide