Skip to Content

Ejercicios Para La Afasia Receptiva

CUIDADO AMBULATORIO:

Los ejercicios para la afasia receptiva

ayudan a comprender palabras dichas por otros. Los ejercicios también pueden ayudar con la comprensión de palabras escritas. Hable despacio y con claridad. Dele tiempo a la persona para oír sus palabras y comprenderlas. Sea paciente mientras la persona escucha o lee durante los ejercicios. Dele tiempo para responder antes de pasar al ejercicio siguiente.

Ejercicios para ayudar a entender palabras habladas:

  • Hacer que la persona realice acciones que se le indican. Por ejemplo, pídale que se toque la nariz, luego que señale la pared y luego que aplauda.
  • Nombre las partes del cuerpo o los objetos que se encuentren en la sala y haga que la persona los señale.
  • Diga una palabra y haga que la persona diga una palabra que significa lo contrario. Por ejemplo, caliente y frío.
  • Describa un objeto y haga que la persona lo nombre. Por ejemplo, el objeto es algo que se usa para cortar papel y la palabra es tijeras.
  • Nombre 3 cosas y pídale a la persona que le diga en qué se parecen esas 3 cosas. Por ejemplo, tigre, jirafa y león son todos animales.
  • Nombre palabras y pídale a la persona que le diga lo que significan.

Ejercicios para ayudar a entender palabras escritas:

  • Pídale a la persona que copie o escriba números, letras y palabras.
  • Muéstrele a la persona un objeto o una imagen y pídale que escriba lo que ve.
  • Haga que la persona practique escribir información personal como el nombre, la dirección y el número de teléfono.
  • Dele a la persona una palabra y pídale que escriba una oración utilizándola.
  • Pídale a la persona que haga un crucigrama o una sopa de letras.
  • Haga que la persona relacione una imagen con una palabra.

Programe una cita con un terapeuta del habla según las indicaciones:

La persona puede necesitar regresar para visitas regulares. El terapeuta del habla puede ayudar a hacer un plan de tratamiento. Anote sus preguntas para recordar hacerlas durante las visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide