Skip to Content

Cuidados De Férula

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es una férula?

Una férula (yeso) es un aparato que sostiene y protege las partes del cuerpo que están lesionadas, como un hueso roto o una esguince de músculo. Una férula también se puede usar después de una cirugía. Una férula a veces se llama un medio yeso porque no envuelve toda un área del cuerpo como lo hace un yeso. Una férula se utiliza para disminuir el dolor y detener o limitar el movimiento para que usted pueda sanar. A diferencia de los yesos, los médicos pueden ajustar fácilmente una férula si se presenta una inflamación o dolor después de una lesión.

¿Cuáles son los diferentes tipos de férula?

Las férulas vienen en diferentes formas y tamaños. Una férula puede ser tan simple como pegar dos dedos con cinta adhesiva para una lesión en un dedo. Otras férulas son lo suficientemente grandes, y pueden sostener sus caderas o muslos. Algunas férulas son fabricadas de plástico o de tela. El ajuste de estas férulas se puede ajustar con ganchos y correas, hebillas o cordones. Las férulas se pueden quitar para lavar, descansar su lesión, o hacer ejercicios que sugieren los médicos. Otros tipos de férulas están hechas de yeso o fibra de vidrio. Las férulas duras permanecen puestas todo el tiempo. Los médicos pueden ajustar o retirar su férula dura a medida que usted va sanando. Pídale a su médico más información sobre los diferentes tipos de férulas.

¿De qué maneras se puede entablillar?

  • Férula estática: Las férulas estáticas evitan que mueva un área lesionada. Usted puede recibir una férula estática justo después de una lesión para aliviar el dolor y reducir la inflamación. Dependiendo de su lesión, usted puede recibir un yeso después de que baje la inflamación.
  • Férula dinámica: Los médicos pueden cambiarlo a una férula dinámica a medida que usted comience a sanar. Las férulas dinámicas le permiten tener un mayor movimiento de las articulaciones que han tenido un rango de movimiento limitado.
  • Férula en serie: Durante la férula en serie, los médicos cambian su férula una vez por semana, durante 6 semanas o más. En cada cambio de férula se permite más movimiento en su articulación.

¿Cómo se aplica el yeso cerrado?

  • Usted se sentará o se acostará sobre una mesa o cama. Los médicos revisarán el flujo sanguíneo, movimiento, y sensación en el área alrededor de su lesión. Es posible que cualquier lesión de la piel o del tejido sean tratadas primero. Antes de ponerle su férula, le pueden dar un medicamento para ayudar a disminuir su dolor.
  • Primero, es posible que le pongan una media elástica de tela sobre su piel, alrededor de su lesión. Puede que no le pongan esta media si los médicos esperan que se produzca mucha inflamación. La tela ayuda a proteger su piel y hacer los bordes de su férula suaves. Los médicos luego colocan el área de su cuerpo lesionada en la posición correcta, y envuelven su lesión, con 2 a 3 capas de relleno. Usted recibirá relleno o acolchado adicional sobre las áreas huesudas, como el tobillo o el codo. Se aplican capas de yeso húmedo u hojas de fibra de vidrio y se alisan sobre el relleno. Luego los bordes de tela y el relleno se doblan sobre la férula dura para suavizar los bordes. Es posible que le añadan una capa adicional de relleno antes de que los médicos envuelvan y aseguren una venda elástica alrededor de su férula.
  • Se puede realizar una radiografía para comprobar la ubicación de su hueso después de recibir su férula. Esto generalmente se hace si usted tiene una fractura de hueso o una luxación de una articulación. Los médicos comprobarán su flujo sanguíneo, temperatura de la piel, y la sensación alrededor de la lesión después de ponerle su férula.

¿Por cuánto tiempo tendré que usar la férula?

Será necesario que acuda a ver a su médico para una visita de seguimiento en 1 a 2 semanas después de tener una férula. Su médico le indicara por cuanto tiempo necesita usar su férula. La mayoría de las férulas se usan por unos días hasta semanas, dependiendo de su lesión. Muchas fracturas se pueden tardar de 4 a 8 semanas para sanar. Las férulas en serie se pueden usar por más tiempo. Algunas férulas se puede quitar a determinados momentos del día. Pregúntele a su médico cuándo, o si, su férula debe ser ajustada o retirada.

¿Cómo cuidar de mi férula?

  • Espere a que su férula dura se endurezca por completo. Espere al menos 30 minutos antes de caminar con la férula de fibra de vidrio. Es posible que tenga que esperar hasta 3 días antes de poder caminar con una férula de yeso.
  • Revise su férula y la piel que la rodea todos los días. Revise su férula en busca de daños, como grietas y roturas. Revise su piel en busca de enrojecimiento, aumento de la inflamación y llagas.
  • Mantenga su férula seca. Antes de ducharse, envuelva su férula dura con 2 capas de plástico. Luego ponga una bolsa de plástico encima de ella. Mantenga la bolsa de plástico cerrada herméticamente. También puede preguntarle a su médico acerca de una protección a prueba de agua. No ponga su férula dura dentro del agua , aún con plástico encima. Una férula mojada puede hacer que le pique la piel, y hasta podría contraer una infección.
  • Mantenga su férula limpia. Evite ensuciar su férula.
  • Afloje el vendaje elástico alrededor de la férula si se siente muy apretado.
  • No se ponga polvos o desodorantes dentro de la férula, porque éstos podrían resecar su piel y aumentar la picazón.
  • No intente rascarse la piel dentro de su férula dura con objetos puntiagudos. Los objetos puntiagudos podrían romperse dentro de su férula o lastimar su piel.
  • No retire el relleno de su férula. El relleno dentro de su férula proteje su piel. A usted le podrían salir llagas graves en su piel si se saca el relleno.

¿Cómo se puede tratar el dolor y la inflamación después de tener mi férula?

  • Medicamentos para el dolor:
    • Analgésicos: Estos medicamentos reducen la inflamación, el dolor y la fiebre, también se conocen como antiinflamatorios no esteroides (NSAID por sus siglas en inglés). Los analgésicos están disponibles sin receta médica. Pregúntele a su médico cuales son los medicamentos adecuados para usted. Pregunte cuál es la cantidad y con que frecuencia los debe tomar. Tómelos siguiendo las indicaciones. Los analgésicos pueden provocar sangrado estomacal y problemas con los riñones si no se toman correctamente.
    • Acetaminofén: Este medicamento reduce el dolor y la fiebre. Se pueden conseguir sin receta médica. Pregunte cuál es la cantidad y con que frecuencia los debe tomar. Tómelos siguiendo las indicaciones. El acetaminofén puede provocar daños renales si no se toman correctamente.
  • Reposo y elevación: Eleve el área entablillada por encima del nivel de su corazón durante 1 a 3 días. Esto puede ayudar a disminuir la inflamación y el dolor. Apoye su área lesionada sobre almohadas o mantas para mantener el área cómodamente elevada.
  • Hielo: El hielo disminuye la inflamación y el dolor. También el hielo previene daño en los tejidos. Utilice una compresa de hielo o coloque hielo picado en una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla y coloque la bolsa de hielo sobre su lesión por unos 30 minutos cada vez, durante los 2 primeros días. Use el hielo con la frecuencia que su médico le indique.
  • Movimientos suaves: Mueva los dedos de sus manos y pies a menudo. El movimiento suave ayuda a reducir la rigidez y la inflamación.

¿Cuáles son los riesgos de tener una férula?

  • Su férula puede sentirse apretada o ajustada hasta que la inflamación de su lesión disminuya. Una férula ajustada puede ser dolorosa, y puede limitar el flujo de sangre a su lesión. La presión causada por la férula puede provocar que la zona lesionada se sienta entumecida o con hormigueo. La piel bajo su férula puede volverse seca y con comezón, contraer una infección. Le pueden salir llagas dolorosas en la piel bajo la férula. La articulación con la férula puede sentirse rígida. Usted puede desarrollar contracturas que pueden cambiar la función y la apariencia de su área lesionada. Usted corre un mayor riesgo de presentar estos problemas entre más tiempo tenga que usar la férula.
  • A veces una yeso duro puede quemarle la piel debido al calor creado por la férula mientras se seca. Usted puede desarrollar el síndrome compartimental, que es una inflamación que se vuelve tan severa que bloquea el flujo sanguíneo a su lesión. El síndrome compartimental puede causar dolor severo y daños a largo plazo a los músculos y los nervios. Sin tratamiento por una lesión, como una fractura o un esguince, los huesos y los tejidos no cicatrizan adecuadamente.

¿Dónde puedo encontrar mayor información acerca de mi lesión?

  • American Academy of Orthopaedic Surgeons
    6300 North River Road
    Rosemont , IL 60018-4262
    Phone: 1- 847 - 823-7186
    Web Address: http://www.aaos.org/

¿Cuándo debo consultar a mi médico?

Comuníquese con su médico si:

  • Su férula dura se moja o se daña.
  • Tiene fiebre.
  • Su férula se siente más apretada o ajustada.
  • Tiene picazón o sequedad en la piel bajo su férula que está empeorando.
  • La piel bajo su férula está roja o tiene una llaga nueva.
  • Un mal olor está emitiendo de su férula.

¿Cuándo debo buscar atención médica inmediata?

Busque atención médica inmediatamente o llame al 911 sí:

  • Su dolor está aumentando.
  • Siente los dedos de sus manos o sus pies entumecidos o con hormigueo.
  • Siente ardor o escozor alrededor de su lesión.
  • Sus uñas, dedos de la mano, o del pie se tornan pálidos, azules o grises y se sienten fríos.
  • Tiene dificultad para mover los dedos de sus manos o pies la cual es nueva o ha empeorado.
  • La piel bajo su férula está sangrando o supurando pus.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide