Skip to Content

Costra Láctea

CUIDADO AMBULATORIO:

La costra láctea

que también se conoce como dermatitis seborreica infantil o del lactante, es una afección que se presenta en la piel. Se forman parches escamosos en la parte superior de la cabeza del bebé. Esta condición también puede afectar la piel del rostro, las orejas o la ingle del bebé. Podría ser el resultado de una infección fúngica, de las glándulas sebáceas del bebé o las hormonas que la madre trasmitió al bebé durante el embarazo.

Comuníquese con el médico de su bebé si:

  • Su bebé presenta nuevos síntomas, o sus síntomas empeoran.
  • La costra láctea de su bebé no mejora, aún después del tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o el cuidado de su bebé.

Los siguientes son algunos signos comunes:

  • Parches de piel escamosa o descascarada
  • Piel grasosa con escamas blancas o costras amarillas
  • Parches de piel roja
  • Escocedura en el área del pañal o un salpullido en otra parte del cuerpo

El tratamiento

podría no ser necesario. La costra láctea por lo general desaparece entre los 6 y los 12 meses de edad. Es posible que deba aplicar una crema antifúngica sobre la piel del bebé si le salen parches escamosos en el cuerpo. Las siguientes medidas pueden ayudar a tratar, mantener bajo control o evitar que el bebé tenga costra láctea:

  • Un champú suave para bebés podría ayudar a mantener la costra láctea bajo control. Lave el cabello del bebé a diario. El médico de su bebé podría recomendarle un champú más fuerte si la costra láctea no mejora. Es posible que deba usar un champú anticaspa para adultos o un champú con un antifungicida, como el ketoconazol. No use este tipo de champú, a menos que el médico del bebé se lo indique. No permita que el champú entre en los ojos del bebé.
  • Quite las escamas cuando le lave el cabello a su bebé. No arranque las escamas. Esto puede propagar la infección y podría provocar pérdida de cabello. Si las escamas no se caen fácilmente cuando le lava el cabello al bebé, unte la piel del bebé con aceite mineral o de oliva antes de lavarla con champú. Deje que el aceite penetre en la piel por 1 hora. Quite las escamas con un cepillo de cerdas suaves. Luego lave el cabello del bebé con champú, como de costumbre.
  • Medicamentos en forma de crema o ungüento para que aplique sobre la piel de su bebé. Las cremas antifúngicas sirven para tratar las escamas que aparecen en el cuerpo del bebé. Las cremas antihistamínicas o de hidrocortisona ayudan a tratar la inflamación o la piel roja. No use una crema de venta libre, a menos que el médico de su bebé le dé autorización para hacerlo. Algunas cremas son peligrosas para la piel de los bebés.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Programe una cita de seguimiento con el médico o gastroenterólogo de su bebé según indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide