Skip to Content

Caries De La Primera Infancia

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué son las caries de la primera infancia?

Caries de la primera infancia son cavidades que se forman en los dientes de su hijo antes de los 6 años. Las cavidades pueden comenzar tan pronto como el diente comienza a erupcionar (empuja a través del tejido de la encía). Las caries son causadas por una bacteria. Los gérmenes se mezclan con los carbohidratos (azúcar) de los alimentos y generan ácidos. El ácido descompone áreas del esmalte que cubre la parte exterior del diente. Esto crea un pequeño agujero en el diente. Caries de la primera infancia significa que su hijo tiene una o más superficies dentales que están deterioradas, ausentes o tienen que ser empastadas.

Anatomía del diente

¿Qué causa o aumenta el riesgo de que mi hijo padezca caries de la primera infancia?

  • Las caries de la primera infancia a veces se llaman caries dentales por biberón o boca por el biberón nocturno. Las cavidades se forman cuando el líquido que contiene azúcar permanece en los dientes de su hijo mientras duerme. Esto incluye leche de fórmula, leche materna, jugo de fruta, leche de vaca, cualquier bebida azucarada dada en un biberón o leche materna durante la lactancia. Su hijo puede tener menos saliva y tragar con menor frecuencia mientras duerme. Esto significa que el líquido permanece en sus dientes más tiempo que cuando está despierto.
  • El jugo y otras bebidas azucaradas que bebe durante el día también pueden aumentar el riesgo de su hijo. Si su hijo bebe de un vaso con sorbete, puede beber grandes cantidades rápidamente. El azúcar puede permanecer en sus dientes durante el día.
  • Los gérmenes pueden pasar de un adulto. Un ejemplo es un adulto que limpia un chupete en su boca y luego pone el chupete en la boca del bebé.
  • Las afecciones tales como hipoplasia del esmalte, altos niveles de ciertas bacterias, o la desmineralización dental pueden aumentar el riesgo de su hijo. Pídale al médico o dentista de su hijo más información sobre estas afecciones de la salud.

¿Cuáles son los signos y síntomas de las caries de la primera infancia?

Los signos más tempranos son manchas blancas a lo largo de la línea de las encías, cerca de los dientes delanteros superiores. Es posible que no pueda ver estas manchas. Es posible que su hijo no tenga ningún síntoma cuando las caries dentales se están empezando a formar. Cuando las caries dentales llegan a partes más profundas de los dientes de su hijo, podría sentir dolor. El dolor puede empeorar cuando el niño mastica o come alimentos calientes o fríos.

¿Cómo se diagnostican y se tratan las caries de la primera infancia?

El dentista de su hijo revisará si hay signos de caries dentales, como manchas blancas en la línea de las encías. El dentista de su hijo también podría tomarle radiografías para buscar caries dentales. El tratamiento es importante, incluso en los dientes de leche. Dientes sanos a una edad temprana ayudarán a que su hijo tenga dientes saludables como adulto. Dependiendo de la edad de su hijo, también podría necesitar cualquiera de los siguientes tratamientos:

  • Los tratamientos con fluoruro podrían administrarse para prevenir un deterioro mayor. Su hijo podría recibir tratamientos con fluoruro durante la consulta o podría usar productos que contengan fluoruro en su hogar. El fluoruro viene en diferentes formas, como el enjuague bucal o gel. El dentista de su hijo le indicará que tipo de fluoruro necesita comprar y como usarlo.
  • Un empaste puede aplicársele en el diente de su hijo después de que le hayan extraído la parte deteriorada. El empaste podría ayudar a evitar un deterioro mayor en el diente de su hijo.

¿Qué puedo hacer para ayudar a prevenir las caries de la primera infancia?

  • LLeve su hijo al odontólogo 2 veces al año. Su hijo debería empezar a ver un dentista cuando aparezca el primer diente o cuando cumpla un año. El dentista puede encontrar y tratar los problemas de manera temprana. Esto puede ayudar a prevenir las caries dentales. El dentista puede darle a su hijo un tratamiento con fluoruro para ayudar a prevenir las caries.
  • No acueste a su niño a dormir o tomar una siesta con el biberón. La leche materna, la de fórmula y el jugo de frutas contienen azúcar. Si su niño se duerme con el biberón en la boca, estos líquidos pueden quedarse en su boca y causarle caries. Es mejor tener a su bebé en sus brazos mientras lo alimenta y luego acostarlo a dormir.
  • Hable con el médico de su hijo sobre cuándo suspender la alimentación nocturna. Su bebé podrá dormir más horas entre tomas mediante lactancia o biberón a medida que crezca. Si no necesita alimentar a su bebé, limpie sus dientes con un paño limpio después de la alimentación. Esto eliminará la leche o la leche de fórmula antes de que lo ponga a dormir.
  • Enséñele a su hijo a beber de una taza común tan pronto como sea posible. Su hijo debería poder beber de una taza a la edad de 12 meses. Una taza común hará que su hijo beba más lento y con más cuidado. Esto significa que va a beber líquidos azucarados más lentamente que con un biberón o un vaso con sorbete.
  • De a su niño alimentos y bebidas sanas. Escoja alimentos y bebidas que sean bajos en azúcar. Lea las etiquetas de los alimentos y bebidas para saber cuáles alimentos escoger que sean bajos en azúcar. Limite los dulces, las galletas y las bebidas gaseosas. No moje el chupete de su hijo en azúcar, almíbar o cualquier otro líquido dulce.
  • Limite el consumo de jugo de frutas según indicaciones. El jugo de frutas tiene alto contenido de azúcar. Ofrézcale jugo de frutas con las comidas solamente. No le de jugo de frutas a su bebé en un biberón. No le de jugo de frutas a su hijo en un vaso que pueda llevar consigo durante el día. Desde los 6 meses hasta el primer año, limite el consumo de jugo de frutas a 4 onzas por día. De 1 a 6 años, limite la cantidad de 4 a 6 onzas por día.

¿Cómo cepillo los dientes de mi hijo?

  • Desde el nacimiento hasta 1 año: use una toallita para limpiar las encías de su bebé. Puede empezar a cepillar los dientes de su bebé tan pronto como comiencen a aparecer. Utilice un cepillo de dientes de bebé con un cabezal suave. Ponga una pequeña cantidad (del tamaño de un grano de arroz) de pasta dental con flúor en el cepillo de dientes. Pase una toallita sobre los dientes para eliminar cualquier resto de pasta dental. Cepille 1 vez por día.
  • Niños de 1 a 3 años: su hijo necesita cepillarse los dientes 2 veces al día. Cepíllele los dientes a su niño con un cepillo de dientes para niños y agua. El médico de su hijo puede recomendarle que le cepille los dientes con una pequeña cantidad de pasta dental que contenga flúor. Asegúrese de que su niño escupa toda la pasta de dientes de su boca. No necesita enjuagarse con agua. La pequeña cantidad de pasta de dientes que permanece en la boca de su hijo puede ayudar a prevenir las caries.
  • Niños de 3 a 6 años: su hijo necesita cepillarse los dientes con pasta dental con flúor 2 veces al día. Usted también debería pasarle hilo dental a su hijo una vez al día. Cepille durante 2 minutos como mínimo. Aplique una cantidad del tamaño de un guisante de pasta dental en el cepillo de dientes. Asegúrese de que su niño escupa toda la pasta de dientes de su boca. No necesita enjuagarse con agua. La pequeña cantidad de pasta de dientes que permanece en la boca de su hijo puede ayudar a prevenir las caries.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su hijo tiene un dolor intenso.
  • Su hijo tiene hinchazón en la mandíbula o mejilla.

¿Cuándo debería comunicarme con el médico o el dentista de mi hijo?

  • Su hijo tiene fiebre .
  • El dolor dental de su hijo empeora.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide