methsuximide

Generic Name: methsuximide
Brand Name: Celontin

¿Qué es methsuximide?

Methsuximide es una medicina antiepiléptica, también conocida como anticonvulsante.

Methsuximide es usado solo o en combinación con otras medicinas para el tratamiento de crisis de ausencia (conocido también como "estado de ausencia epiléptica") en adultos y niños.

Methsuximide puede también usarse para fines no mencionados en esta guía del medicamento.

¿Cuál es la información más importante que debo saber sobre methsuximide?

Methsuximide puede causar una disminución en muchos tipos de células de la sangre (glóbulos blancos, glóbulos rojos, plaquetas). Llame a su médico de inmediato si usted tiene sangramiento inusual, debilidad, o algunos síntomas de una infección, aún si estos síntomas pueden ocurrir por primera vez después de que usted ha estado usando la medicina por varios meses.

Methsuximide puede causar daño al hígado. Llame a su médico si usted tiene síntomas como pérdida del apetito, dolor del estómago, o ictericia (color amarillo de la piel u ojos).

Slideshow: Flashback: FDA Drug Approvals 2013

Usted puede tener pensamientos de suicidio mientras esté tomando esta medicina. Su médico necesitará examinarlo con regularidad. No falte a ninguna de las visitas establecidas por su médico.

Informe a su médico de algún síntoma nueva o que empeora, como: cambios del humor o del comportamiento, ansiedad, ataques de pánico, dificultad para dormir, o si se siente impulsivo, irritado, agitado, hostil, agresivo, inquieto, hiperactivo (de mente o físicamente), deprimido, o piensa en suicidarse o hacerse daño.

No deje de usar methsuximide sin primero hablar con su médico, aunque se sienta bien. Usted puede tener un aumento de convulsiones si deja de usar methsuximide de forma súbita. Usted tal vez necesite reducir su dosis lentamente antes de dejar de tomar el medicamento por completo.

Comuníquese con su médico si sus convulsiones empeoran o las tiene con más frecuencia mientras está tomando methsuximide.

Lleve con usted una tarjeta de identificación que indique que usted está tomando methsuximide. Cualquier proveedor del cuidado médico que lo trate debería saber que usted toma medicamentos para las convulsiones.

¿Qué debería discutir con el profesional de la salud antes de tomar methsuximide?

Usted no debe usar este medicamento si usted es alérgico a methsuximide u otras medicinas para las convulsiones.

Para asegurarse que usted puede tomar methsuximide de forma segura, dígale a su médico si usted tiene cualquiera de estas otras condiciones:

  • lupus;

  • enfermedad del hígado;

  • enfermedad del riñón; o

  • un historial de depresión, enfermedad mental, o pensamientos o intentos de suicidio.

Usted puede tener pensamientos de suicidio mientras esté tomando esta medicina. Dígale a su médico si usted tiene síntomas nuevos de depresión o que empeoran o piensa en el suicidio durante los primeros meses de tratamiento, o cuando tenga cambios en su dosis.

Su familia o quienes lo atiendan también deben mantenerse alertas a los cambios en su humor o síntomas. Su médico necesitará examinarlo con regularidad. No falte a ninguna de las visitas establecidas por su médico.

No se conoce si methsuximide causará daño al bebé nonato. Dígale a su médico si usted está embarazada o planea quedar embarazada mientras está usando este medicamento.

Aunque methsuximide le pudiera hacer daño al bebé nonato, tener convulsiones durante el embarazo puede hacerles daño a la madre y al bebé. Si usted queda embarazada mientras está tomando methsuximide, no deje de tomar sin el consejo de su médico.

Si usted está embarazada, su nombre tal vez esté enlistado en un registro del embarazo. Esto es para seguir el resultado del embarazo y para evaluar cualquier efecto de methsuximide en el bebé.

No se sabe si methsuximide pasa a la leche materna o si le puede hacer daño al bebé lactante. No use este medicamento sin consultar antes con su médico si está dando de amamantar al bebé.

¿Cómo debo tomar methsuximide?

Tómelo exactamente como lo haya recetado su médico. No lo tome en cantidades mayores o menores, o por más tiempo de lo recomendado. Siga las instrucciones en la etiqueta de su prescripción.

Methsuximide puede disminuir las células de la sangre que ayudan a su cuerpo a combatir infecciones. Esto puede hacer para usted más fácil sangrar de una herida o enfermarse por estar alrededor de otros que están enfermos. Su sangre puede necesitar ser examinada con frecuencia. Visite a su médico con regularidad.

Llame a su médico de inmediato si usted tiene sangramiento inusual, debilidad, o algunos síntomas de una infección, incluyen síntomas de la influenza. Estos síntomas pueden desarrollarse por primera vez a pesar de que usted ha estado usando la medicina por varios meses.

No deje de usar methsuximide sin primero hablar con su médico, aunque se sienta bien. Usted puede tener un aumento de convulsiones si deja de usar methsuximide de forma súbita. Usted tal vez necesite reducir su dosis lentamente antes de dejar de tomar el medicamento por completo.

Comuníquese con su médico si sus convulsiones empeoran o las tiene con más frecuencia mientras está tomando methsuximide.

Lleve con usted una tarjeta de identificación o use un brazalete médico de alerta que indique que usted esta tomando methsuximide, en caso de emergencia. Cualquier médico, dentista, o proveedor de emergencias médicas que lo trate debería saber que usted esta tomando una medicina para las convulsiones.

Use methsuximide regularmente para obtener el mayor beneficio. Vuelva a llenar su prescripción antes de que se quede completamente sin medicina.

Guarde a temperatura ambiente fuera de la humedad, el calor, y la luz. Altas temperaturas pueden hacer que la cápsula de methsuximide se derrita.

¿Qué sucede si me salto una dosis?

Tome la dosis pasada tan pronto se acuerde. Sáltese la dosis pasada si ya casi es hora para la siguiente dosis. No tome más medicina para alcanzar la dosis pasada.

¿Qué sucedería en una sobredosis?

Busque atención médica de emergencia o llame a la línea de Poison Help al 1-800-222-1222.

Los síntomas de una sobredosis pueden incluir vómito, somnolencia extrema, y respiración débil o no profunda.

¿Qué debo evitar mientras tomo methsuximide?

Methsuximide puede causar efectos secundarios que perjudiquen su pensamiento o reacciones. Tenga cuidado si usted conduce un vehículo o tenga que hacer algo que demande se mantenga despierto y alerta.

Beber alcohol puede aumentar somnolencia o mareo causados por methsuximide.

¿Cuáles son los efectos secundarios posibles de methsuximide?

Busque atención médica de emergencia si nota alguno de estos síntomas de una reacción alérgica: ronchas, dificultad para respirar; hinchazón de la cara, labios, lengua, o garganta.

Informe a su médico de algún síntoma nueva o que empeora, como: cambios del humor o del comportamiento, ansiedad, ataques de pánico, dificultad para dormir, o si se siente impulsivo, irritado, agitado, hostil, agresivo, inquieto, hiperactivo (de mente o físicamente), deprimido, o piensa en suicidarse o hacerse daño.

Llame a su médico de inmediato si usted tiene un efecto secundario grave como:

  • síntomas de una infección como fiebre, escalofrío, dolor de garganta, síntomas de la influenza, sangrado o moretones con facilidad (sangrar por la nariz u encía), llagas en la boca, sentirse muy débil o cansado;

  • síntomas de daño al hígado como náusea, dolor de estómago, fiebre baja, perdida del apetito, orina oscura, heces fecales de color de barro, ictericia (color amarillo de la piel u ojos);

  • dolor de las articulaciones o hinchazón con fiebre, glándulas inflamadas, dolores musculares;

  • color de piel con parches, manchas rojas, o un sarpullido en forma de mariposa sobre sus mejillas y nariz (que se empeora con la luz del sol);

  • reacción severa de la piel -- fiebre, dolor de garganta, hinchazón en su cara o lengua, quemazón en sus ojos, dolor de la piel, seguido por un sarpullido rojo o púrpura que se extiende (especialmente en la cara o la parte superior del cuerpo) y causa ampollas y descamación; o

  • convulsiones que empeoran.

Efectos secundarios de menor gravedad pueden incluir:

  • diarrea, estreñimiento;

  • dolor de estómago, náusea, pérdida de peso;

  • mareo, somnolencia, nerviosismo, confusión;

  • dolor de cabeza;

  • visión borrosa; o

  • pérdida de balance o coordinación.

Esta lista no menciona todos los efectos secundarios y puede ser que ocurran otros. Llame a su médico para consejos médicos relacionados a efectos secundarios. Usted puede reportar efectos secundarios llamando al FDA al 1-800-FDA-1088.

¿Qué otras drogas afectarán a methsuximide?

Las medicinas para el resfriado o alergias, sedantes, narcóticos para el dolor, pastillas para dormir, relajantes musculares, y medicinas para depresión o ansiedad pueden añadir a la somnolencia que causa methsuximide. Dígale a su médico si usted usa alguna de estas drogas con regularidad.

Dígale a su médico acerca de todas las medicinas que usted use para las convulsiones, especialmente:

  • phenobarbital (Luminal, Solfoton); o

  • phenytoin (Dilantin).

Esta lista no incluye todas las drogas y pueden existir otras que tengan interacciones con methsuximide. Dígale a su médico acerca de todos los medicamentos que usted use. Incluya los productos que se obtienen con o sin receta, vitaminas, y productos herbarios. No empiece a usar un medicamento nuevo sin primero decirle a su médico.

¿Dónde puedo obtener más información?

  • Su farmacéutico le puede dar más información acerca de methsuximide.
  • Recuerde, mantenga ésta y todas las otras medicinas fuera del alcance de los niños, no comparta nunca sus medicinas con otros, y use este medicamento sólo para la condición por la que fue recetada.
  • Se ha hecho todo lo posible para que la información que proviene de Cerner Multum, Inc. ('Multum') sea precisa, actual, y completa, pero no se hace garantía de tal. La información sobre el medicamento incluida aquí puede tener nuevas recomendaciones. La información preparada por Multum se ha creado para uso del profesional de la salud y para el consumidor en los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.) y por lo cual Multum no certifica que el uso fuera de los EE.UU. sea apropiado, a menos que se mencione específicamente lo cual. La información de Multum sobre drogas no sanciona drogas, ni diagnóstica al paciente o recomienda terapia. La información de Multum sobre drogas sirve como una fuente de información diseñada para la ayuda del profesional de la salud licenciado en el cuidado de sus pacientes y/o para servir al consumidor que reciba este servicio como un suplemento a, y no como sustituto de la competencia, experiencia, conocimiento y opinión del profesional de la salud. La ausencia en éste de una advertencia para una droga o combinación de drogas no debe, de ninguna forma, interpretarse como que la droga o la combinación de drogas sean seguras, efectivas, o apropiadas para cualquier paciente. Multum no se responsabiliza por ningún aspecto del cuidado médico que reciba con la ayuda de la información que proviene de Multum. La información incluida aquí no se ha creado con la intención de cubrir todos los usos posibles, instrucciones, precauciones, advertencias, interacciones con otras drogas, reacciones alérgicas, o efectos secundarios. Si usted tiene alguna pregunta acerca de las drogas que está tomando, consulte con su médico, enfermera, o farmacéutico.

Copyright 1996-2012 Cerner Multum, Inc. Version: 10.01. Revision Date: 6/13/2011 1:12:40 PM.

Hide
(web3)