Medication Guide App

Proctitis

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es la proctitis?

La proctitis es una condición en la cuál usted tiene inflamación en el revestimiento del recto. El recto es la parte final del intestino grueso que termina en el ano. Si la inflamación continúa hacia el interior del colon, se le llama proctocolitis. La proctitis podría ser una condición de corto o largo plazo.

¿Qué provoca la proctitis?

  • Enfermedades intestinales: La colitis ulcerativa y la enfermedad de Crohn son condiciones autoinmunes que provocan la proctitis.

  • Infecciones: Las infecciones intestinales o las de transmisión sexual (ETS) podrían provocar la proctitis.

  • Medicamentos: Estos incluyen los AINEs, antibióticos, quimioterapia y el medicamento que se utiliza para limpiar los intestinos.

  • Trauma: Esto puede ocurrir debido a una lesión o por poner objetos en el recto.

  • Tratamientos con radiación: La radiación en el área pélvica podría dañar los tejidos del recto y los vasos sanguíneos, provocando proctitis. Eso podría ocurrir meses o años después del tratamiento.

  • Alergias a los alimentos: Estos podrían afectar fácilmente cualquier parte del intestino y provocar proctitis y proctocolitis.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la proctitis?

  • Fiebre, diarrea o estreñimiento

  • Dolor o inflamación abdominal

  • Ingle y ganglios linfáticos rectales inflamados

  • Pus, mocos o sangre que sale del recto o en las evacuaciones intestinales

  • Comezón, dolor o enrojecimiento en el recto o ano

  • Sensación de que el recto no está vacío después de tener una evacuación intestinal o esforzarse para mover los intestinos

  • No poder controlar las evacuaciones intestinales

¿Cómo se diagnostica la proctitis?

El médico lo examinará y le revisará el abdomen y la ingle. El podría preguntarle acerca de otras condiciones de salud, incluyendo sus viajes o actividades previas. Esto también incluye las exposiciones y contactos, enfermedades o tratamientos que pueda haber tenido. El médico también le va a revisar el recto insertando un dedo con guante dentro del ano. Usted podría necesitar cualquiera de los siguientes exámenes:

  • Exámenes de laboratorio: Estos podrían realizarse para encontrar si la proctitis se debe a una bacteria o a alergias. Podría tomarse una muestra de sangre, evacuación intestinal o secreción.

  • Exámenes de alergias: Esto se podría realizar si el médico piensa que la proctitis se debe a una alergia a alimentos. El podría hacer un examen en la piel o pedirle que no consuma ciertos alimentos. Pregunte al médico por mas información acerca de los exámenes de alergias.

  • Anoscopia: Durante este examen se coloca un tubo corto cuidadosamente en el ano y en el recto. Esto le permite a los médicos ver en el interior de estos.

  • Endoscopia: Se coloca en el ano un tubo largo y delgado con una cámara pequeña en el extremo. Los médicos buscarán problemas en el recto y colon. Se podría tomar una muestra pequeña de tejido del intestino y mandarse a examinar.

¿Cómo se trata la proctitis?

El tratamiento dependerá de la causa de la proctitis. La proctitis leve que se provoca por la radiación podría resolverse sin tratamiento. En otros casos, el tratamiento podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Antibióticos: Este medicamento se administra si una infección bacterial está provocando la proctitis. Tómelos como se le indique.

  • Medicamentos antivirales: Este medicamento se administra si una infección viral está provocando la proctitis.

  • Medicamentos antiinflamatorios: Este medicamento ayuda a evitar la inflamación.

  • Medicamentos antiúlceras: Este se administra en forma de píldora, supositorio o enema para cubrir el intestino y ayudar a evitar mas daño al tejido. También podría ayudar a la sanación del tejido.

  • Esteroides: El medicamento esteroideo ayuda a disminuir la inflamación.

  • Cirugía: Es posible que necesiten realizarle una cirugía si otros tratamientos fallaron. Podría realizarse una cirugía para extraer la parte dañada del intestino.

¿Qué mas podría usarse para tratar la proctitis?

Si hay sangrado, el médico podría recomendar lo siguiente:

  • Formalina: Esto es una solución química que se aplica en las paredes del recto para disminuir el sangrado. Este tratamiento podría usarse para la radiación de la proctitis.

  • Terapia por calor: Este tratamiento usa calor para controlar el sangrado y la diarrea que provoca la radiación. La terapia de calor incluye la terapia por láser o coagulación por plasma de argón (APC). Consulte con su médico para más información sobre la terapia por calor.

  • Oxigenoterapia hiperbárica (OHB): Esto se usa para aumentar el oxígeno en el cuerpo. La OHB podría ayudar a promover la curación de tejidos dañados por radiación.

¿Cuáles son los riesgos de la proctitis?

Algunos exámenes o procedimientos que se realizan en el interior de los intestinos podrían provocar una perforación (desgarre) y estrechamiento. Si no recibe tratamiento, la proctitis podría provocar mas sangrado o úlceras y la formación de cicatrices. La cicatrización del tejido podría conllevar al estrechamiento del recto. Los gérmenes que están provocando la infección podrían entrar al tejido y ocasionar abscesos (acumulación de pus). Una fístula (conexión anormal) podría formarse del ano o recto a la piel u otro órgano. Si usted es mujer, una fístula podría conectarse del recto a la vagina.

¿Cómo puedo ayudar a tratar o evitar la proctitis?

  • Pregunte por medicamentos para ayudar a calmar los síntomas: Si usted está estreñido, pregunte por suplementos de fibra. Si tiene dificultad para controlar los intestinos, pregunte por medicamentos de formación de heces. Pregunte al médico acerca de un buen producto de cuidado de la piel, para usar si la piel está irritada alrededor del ano.

  • Pregunte acerca de medicamentos para ayudar a evitar la proctitis: Si usted está recibiendo radiación, estos medicamentos podrían ayudar a evitar que usted tenga proctitis después de la terapia.

  • Practique relaciones sexuales seguras: No tenga contacto sexual con una persona que tenga ETS. Esto incluye por vía oral o anal. No tenga contacto sexual mientras usted o su pareja están recibiendo tratamiento para las ETS. Use un condón de látex nuevo o un método adecuado cada vez que tenga contacto sexual.

  • Revísese regularmente: Programe revisiones regulares de salud sexual si usted cambia con frecuencia de pareja sexual.

  • Lávese las manos con frecuencia: Use jabón y agua. Use desinfectante de manos en gel cuando no haya jabón o agua disponibles. Esto evitará la propagación de gérmenes. Siempre lávese las manos después de usar el baño, cuando maneje alimentos y antes y después de tener contacto sexual. Limpie los asientos de los baños, las llaves del agua y las manijas de las puertas con frecuencia.

¿Cuándo debería comunicarme con mi médico?

Comuníquese con su médico si:

  • Tiene sangrado o dolor durante y después de tener contacto sexual.

  • Tiene signos y síntomas nuevos que no mejoran o están empeorando.

  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debería buscar cuidado inmediato?

Busque cuidado inmediatamente o llame al 911 si:

  • Tiene dolor abdominal o rectal intenso que no desaparece.

  • Tiene sangre, pus o secreción con mal olor saliendo del ano o recto.

  • Tiene dolor en las articulaciones, ganglios linfáticos inflamados o sudores nocturnos.

  • Tiene inflamación o dolor en los genitales o sangrado inusual.

  • Sus evacuaciones intestinales son de color negro o tienen sangre.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2013 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide
(web4)