Bursitis Del Hombro

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es la bursitis del hombro?

La bursitis del hombro es inflamación en la bolsa de su hombro. La bolsa del hombro es un saco lleno de líquido y su función es actuar como un colchón entre el hueso y tendón. Un tendón es un cordón de tejido fuerte que conecta a los músculos con los huesos.

¿Qué ocasiona la bursitis del hombro?

  • Una lesión en el hombro, como una caída

  • Una infección bacterial

  • El uso excesivo del hombro, por ejemplo al nadar o pintar

  • Protuberancias óseas que rozan e irritan la bolsa y los tendones

¿Cuáles son los signos y síntomas de la bursitis del hombro?

  • Dolor al mover su hombro o al levantar su brazo sobre su cabeza

  • Reducción del movimiento de su brazo y hombro

  • Enrojecimiento o inflamación

  • Sonido de chasquido o crujido al mover su hombro

  • Debilidad en su hombro y brazo

¿Cómo se diagnostica la bursitis del hombro?

El médico examinará su hombro y le hará preguntas sobre su lesión o actividades. Es posible que usted necesite cualquiera de los siguientes:

  • Exámenes de sangre: Podría ser necesario sacar una muestra de su sangre para detectar infecciones. También es probable que los médicos investiguen para otras enfermedades, las cuales podrían ser la causa de su bursitis, por ejemplo la artritis reumatoide.

  • Radiografías: Las radiografías son imágenes que muestran problemas con la posición de los huesos, artritis o una fractura.

  • Imágen por resonancia magnética (IRM): Este escán utiliza imanes potentes y una computadora para tomar imágenes de su hombro. La IRM podría mostrar daño en el tejido o artritis. Es probable que le administren un tinte para facilitar que se destaquen las imágenes. Infórmele a su médico si alguna vez usted ha sufrido una reacción alérgica a un medio de contraste. No entre al cuarto donde realizan la IRM con cualquier cosa de metal. El metal puede causar lesiones serias. Infórmele al médico si usted tiene cualquier cosa de metal en el interior o el exterior de su cuerpo.

  • Cultivo de líquidos: Los médicos utilizan una aguja para drenar el líquido de su bolsa del hombro. El líquido se envía a un laboratorio para examinar si existe una infección. La extracción de la bolsa de líquido también podría aliviar sus síntomas.

¿Cómo se trata la bursitis del hombro?

  • Medicamentos:

    • Medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE): Estos medicamentos reducen la inflamación, dolor y fiebre. Son disponible sin una orden prescrita. Pregúntele a su médico cuál de estos medicamentos es adecuado para usted. Pregunte cuánto lo debe tomar y cuándo. Tómelo como se le indique. Los medicamentos AINE pueden causar sangrado estomacal y problemas renales si no se toman correctamente.

    • Antibióticos: Estos medicamentos ayudan a combatir una infección causada por una bacteria. Usted podría necesitar antibióticos si la causa de su bursitis es una infección.

    • Inyección de esteroides: Esta inyección facilitará la reducción de dolor y inflamación.

  • Bursectomía: La bursectomía es una cirugía para extraer la bolsa en su hombro. Esta cirugía se realiza solamente cuando no funcionan los otros tratamientos.

¿Cuáles son los riesgos de la bursitis del hombro?

La infección podría propagarse a las articulaciones cercanas. Usted podría sufrir de la bursitis del hombro a largo plazo. Esto puede ocasionar dolor y grave limitación de movimiento.

¿Cómo puedo controlar mis síntomas?

  • Descanso: Descanse su hombro tan frecuentemente para reducir el dolor y la inflamación. Lentamente aumente su actividad cada día. Regrese a sus actividades cotidianas como se le indique.

  • Compresa fría: El hielo ayuda a reducir la inflamación y dolor. El hielo también puede ayudar a prevenir daño al tejido. Utilice una compresa de hielo o ponga hielo picado en una bolsa de plástico. Cúbrela con una toalla y colóquela sobre su hombro por 15 a 20 minutos, 3 a 4 veces al día o como se le indique.

  • Compresa caliente: El calor facilita la reducción de dolor y rigidez. Aplique una compresa caliente sobre el área por 15 a 20 minutos, 3 a 4 veces cada día o como se le indique.

  • Posición de dormir: Trate de no acostarse sobre el brazo lesionado. Es probable que usted sea más cómodo si duerme boca arriba o boca abajo.

  • Fisioterapia: Es posible que usted necesite consultas con un fisioterapeuta para enseñarle unos ejercicios especiales. Éstos ejercicios van a ayudar a mejorar el movimiento y reducir el dolor. La fisioterapia también podría ayudar a mejorar su fuerza y reducir su riesgo para la pérdida de la función.

¿Cómo puedo prevenir la bursitis del hombro?

Estire sus músculos y haga ejercicio de calentamiento y enfriamiento siempre antes y después de hacer ejercicio. Esto ayudará a aflojar sus músculos y reducir la tensión en su hombro. Descanse entre sesiones de entrenamiento.

¿Cuándo necesito comunicarme con el médico?

Comuníquese con su médico si:

  • Aumenta su dolor, enrojecimiento e inflamación.

  • Sus síntomas no mejoran con el tratamiento.

  • Usted tiene fiebre.

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide
(web1)