Have severe COPD? Learn how to manage your symptoms.

Neumonía En Niños

LO QUE USTED DEBE SABER:

La neumonía es una infección que se presenta en uno o en ambos pulmones. Es frecuente que la neumonía comience después de haber tenido una infección en el tracto respiratorio superior (nariz y garganta). Esto causa que fluido se acumule en los pulmones y a su vez cause dificultad al respirar. Los niños que tienen dificultad en combatir infecciones o que tienen problemas pulmonares son más propensos en desarrollar neumonía.


ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él.

RIESGOS:

Los riesgos de una enfermedad grave o la muerte son disminuidos si usted sigue el consejo del médico de su niño. Sin tratamiento, la neumonía puede amenazar la vida.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Formulario de consentimiento

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Firmar este formulario de consentimiento significa que usted tiene conocimiento completo sobre lo que se le va a hacer, y que puede tomar decisiones sobre lo que quiere que le hagan. Usted esta dando su permiso al firmar esta formulario. Usted puede permitir que otra persona firme esta formulario si no tiene la habilidad para hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que le van a hacer a su hijo. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Apoyo emocional:

Permanezca con su niño para confortarlo y apoyarlo tan frecuente como le se posible mientras esta en el hospital. Solicite que algún otro miembro de familia o persona cercana a su niño se quede con él cuando usted no pueda. Traiga de su hogar cosas que confortan a su niño como su cobija favorita o juguete.

Aislamiento:

Pueden colocar a su niño en un aislamiento bajo medidas de seguridad, si tiene una enfermedad contagiosa. Esto es que puede ser transmitida a otras personas. Los médicos y visitantes pueden necesitar usar guantes, máscara facial o una bata. Los visitantes deben lavarse las manos antes y después de visitar a su niño.

Medicamentos:

Los médicos pueden ordenar los siguientes tipos de medicamentos a su niño:

  • Antibióticos: Se administra este medicamento para ayudar a prevenir o tratar una infección causada por bacteria.

  • Medicamento antiviral: Este medicamento puede ser administrado para combatir una infección causada por un germen llamado virus. Este medicamento puede ayudar a disminuir el número de días que durará enfermo su niño.

  • Ibuprofeno o acetaminofen: Se administran estos medicamentos para reducir el dolor y la fiebre de su niño. Éstos se pueden comprar sin receta médica. Pregunte sobre la cantidad de medicamento que usted le puede administrar a su niño seguramente.

Pruebas:

  • Exámenes de sangre: Su hijo podría necesitar exámenes de sangre para proveer a sus médicos información sobre la función de su cuerpo. La sangre puede ser extraída del brazo, mano, dedo, pies, o talón de su hijo, y también a través de un IV.

  • Rayos X del pecho: Esto es una imagen de los pulmones y corazón de su niño. Elrayos X del pecho se puede usar para revisar el corazón, pulmones, y caja torácica de su niño. Podría ayudar a los médicos a diagnosticar los síntomas de su niño o supervisar el tratamiento de condiciones médicas.

  • Oxímetro de pulso: Un oxímetro de pulso es un dispositivo que mide la cantidad de oxígeno en la sangre de su hijo. Se coloca un cordón con una pinza o cinta adhesiva en el pie, dedo del pie, o lóbulo de oído de su hijo. La otra extremidad del cordón de conecta a una máquina. Nunca apague el oxímetro de pulso o la alarma. La alarma va a sonar cuando el nivel de oxígeno de su hijo este bajo o no se pueda leer.

  • Cultivo de esputo: El esputo (flema) es recogido en una tasa cuando su niño tosa. Si el niño no puede o es muy joven para toser, el esputo puede ser succionado para extraerlo. Este esputo es enviado al laboratorio para análisis. El esputo puede mostrar cuál germen está causando la enfermedad de su niño. También puede ayudar a que el médico encuentre el medicamento más adecuado para su niño.

Cuidados respiratorios:

  • Tratamientos respiratorios: Su niño puede necesitar tratamientos respiratorios para ayudar a abrir sus vías aéreas y así respirar mejor. Se puede usar un aparato para ayudar a su niño a inhalar el medicamento. Un paramédico ayudará a su niño con estos tratamientos.

  • Fisioterapia de tórax: Esta terapia se usa para aflojar la mucosidad en los pulmones y así ayudar a que su niño pueda respirar con más facilidad. Un médico palmoteará suavemente las costillas de su niño (pecho, espalda y costado). Para hacer esta terapia, un médico puede usar una copa especial de caucho o su propia mano. La fisioterapia de tórax puede usarse junto con el drenaje postural para ayudar a desprender la flema. Una vez desprendida, su niño necesita expulsarla mediante la tos. Si su niño no puede toser para expulsarla, puede ser necesario que un médico la succione para extraerla.

  • Oxígeno: Su niño podría necesitar oxígeno si el nivel de oxígeno en su sangre esta más bajo de lo que debería estar. El oxígeno va a ayudar a que su niño respire mejor. Su niño podría recibir el oxígeno por una cánulas pequeñas colocadas en sus fosas nasales o a través de una máscara. Su niño también podría recibir el oxígeno a través de una carpa de oxígeno. Nunca remueva las cánulas de oxígeno o máscara, o remueva a su niño de la carpa de oxígeno sin consultar primero con su médico.

  • Drenaje postural: Este drenaje es un procedimiento que ayuda a aflojar la mucosidad en los pulmones de su niño. Usualmente, un médico acostará a su niño en 4 a 6 posiciones diferentes. Esto puede hacerse 3 o 4 veces en el día. La mucosidad drenará entonces hacia la parte superior de los pulmones de su niño. Un médico también le hará fisioterapia de tórax al niño para que tosa y expulse la mucosidad. Si su niño no puede toser y expulsar la mucosidad, será necesario que un médico la succione. Es posible que su niño necesite un medicamento para los pulmones antes del drenaje postural y así facilitar este drenaje.

  • Succión: La succión se hace colocando un pequeño tubo en la boca o nariz de su niño. Este tubo ayudará a succionar la mucosidad de la boca, nariz y pulmones de su niño. Esto puede ayudar a que su niño respire con más facilidad. Puede ser que su niño necesite succión más de una vez para asegurar que toda la mucosidad ha sido extraída.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Learn more about Neumonía En Niños (Inpatient Care)

Hide
(web4)