Bursitis Del Tobillo

LO QUE USTED DEBE SABER:

La bursitis es la inflamación de la bursa en su tobillo. La bursa es una bolsa (saco) que contiene líquido y que actúa como un colchón o amortiguador de golpes entre un hueso y un tendón. Un tendón es un cordón de tejido fuerte que conecta los músculos con el revestimiento de los huesos.

INSTRUCCIONES:

Medicamentos:

  • Analgésicos: También se conocen como antiinflamatorios no esteroides (NSAID, por sus siglas en ingles). Estos medicamentos reducen la inflamación, dolor, y fiebre. Los analgésicos se pueden conseguir sin receta médica. Pregunte a su médico cuales son los adecuados para usted. Pregunte la cantidad que debe consumir y cuándo los debe tomar. Tómelos como se lo indiquen. Los antiinflamarios pueden causar sangrado intestinal y problemas a los riñones si no se toman correctamente.

  • Antibióticos: Éstos ayudan a combatir una infección causada por bacteria. Es posible que necesite antibióticos si su bursitis se presenta debido a una infección.

  • Los medicamentos AINE pueden disminuir la inflamación y el dolor o la fiebre. Estos medicamentos pueden comprarse con o sin receta médica. En algunas personas, estos medicamentos pueden provocar sangrados estomacales o problemas en los riñones. Si usted toma medicamentos anticoagulantes, siempre pregunte a su proveedor de salud si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar, lea siempre la etiqueta y siga cuidadosamente las indicaciones que vienen con este medicamento.

El cuidado de sus síntomas:

  • Plantillas para los zapatos: Los médicos pueden suministrarle plantillas para sus zapatos con un recorte que queda alrededor del área sensible. Es posible que necesite usar zapatos con un talón reforzado (en la parte trasera del zapato). Esto le dará un mejor control del talón. Usted puede necesitar otros aditamentos en forma de cuña para levantar su talón y evitar que presione contra la parte trasera del zapato.

  • Reposo: Descanse su tobillo tanto como sea posible, para disminuir el dolor y la inflamación. Poco a poco haga más cada día. Regrese a sus actividades acostumbradas como se lo indicaron.

  • Hielo: El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. El hielo también puede ayudar a prevenir el daño del tejido. Utilice una compresa de hielo, o coloque hielo picado en una bolsa plástica y envuélvalo en una toalla húmeda formando un paquete y aplíquelo sobre su tobillo durante 15 a 20 minutos, de 3 a 4 veces al día, como se lo indicaron.

  • Calor: El calor ayuda a aliviar el dolor y la rigidez. Aplique calor en su tobillo durante 15 a 20 minutos, de tres a cuatro veces diarias como se lo indicaron.

  • Fisioterapia: Es posible que usted necesite consultas con un fisioterapeuta para enseñarle unos ejercicios especiales. Éstos ejercicios van a ayudar a mejorar el movimiento y reducir el dolor. La fisioterapia también podría ayudar a mejorar su fuerza y reducir su riesgo para la pérdida de la función.

Fisioterapia:

Es posible que usted necesite consultas con un fisioterapeuta para enseñarle unos ejercicios especiales. Éstos ejercicios van a ayudar a mejorar el movimiento y reducir el dolor. La fisioterapia también podría ayudar a mejorar su fuerza y reducir su riesgo para la pérdida de la función.

Prevenir otra lesión al tobillo:

  • Haga estiramientos, calentamiento y enfriamiento: Haga siempre ejercicios de estiramiento y calentamiento y enfriamiento antes y después de realizar una actividad física. Esto le va a ayudar a aflojar sus músculos y disminuirá el la tensión en su tobillo. Descanse un día de por medio entre actividades físicas.

  • Utilice los zapatos apropiados: Lleve zapatos que soporten y se ajusten bien sus pies. Es posible que necesite usar plantillas en sus zapatos unos aditamentos especiales conocidos como ortopédicos u ortóticos. Los aditamentos ortopédicos pueden alinear sus pies correctamente para cuando usted camine o haga ejercicio.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Comuníquese con su médico de cabecera sí:

  • El dolor y la inflamación aumentan

  • Sus síntomas no mejoran después de 10 días de tratamiento.

  • Usted tiene fiebre.

  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidado.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide
(web5)