Eritroblastosis Fetal

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es la eritroblastosis fetal?

La eritroblastosis fetal también se conoce como enfermedad hemolítica. Esta condición aparece antes de que el bebé nazca. La eritroblastosis fetal se presenta cuando la madre y el bebé tienen diferentes tipos sanguíneos. Cuando la sangre del bebé se mezcla con la sangre de la madre durante el embarazo, el sistema inmunitario de la madre reacciona creando anticuerpos. Los anticuerpos son una parte del sistema inmunitario que combate los gérmenes y las sustancias que no deben encontrarse en el organismo. Estos anticuerpos pueden pasar al bebé por la placenta. Penetran en la sangre del bebé y atacan sus glóbulos rojos, haciendo que se desintegren. Esto podría provocar anemia grave (baja cantidad de glóbulos rojos). Cuando el bebé tiene anemia, los glóbulos rojos no acarrean suficiente oxígeno a su cuerpo.

¿Qué causa la eritroblastosis fetal?

La eritroblastosis fetal puede ser el resultado de ciertas incompatibilidades (diferencias) entre los tipos de sangre. Un tipo de incompatibilidad ocurre cuando el factor Rh de la madre es negativo (Rh-) y el factor Rh del bebé es positivo (Rh+). Se produce otro tipo de incompatibilidad, llamada ABO, cuando la madre y el bebé tienen diferentes grupos sanguíneos. Los 3 grupos sanguíneos principales son A, B y O. La incompatibilidad ABO es más común cuando la madre tiene sangre de tipo O y el bebé tiene sangre de tipo A o B.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la eritroblastosis fetal?

  • Antes de que nazca el bebé:

    • Ritmo cardíaco acelerado

    • Aumento del tamaño de los órganos, como el corazón, el hígado o el bazo

    • Inflamación del cuerpo del bebé

  • Después de que nazca el bebé:

    • Palidez debido a la anemia

    • Ictericia (color amarillo de la piel o el blanco de los ojos)

    • Pequeños puntos de color rojo o café, o parches de color morado en la piel del bebé

    • Inflamación del cuerpo del bebé

    • Dificultad para respirar

¿Cómo se diagnostica la eritroblastosis fetal?

  • Antes de que nazca el bebé: Los médicos necesitarán saber si ha estado embarazada antes, si ha tenido algún aborto planeado o espontáneo, o alguna transfusión de sangre. Es posible que los médicos hagan alguno de los siguientes exámenes antes de que nazca el bebé:

    • Amniocentesis: Se realiza esta prueba para comprobar si existe algún problema con el líquido amniótico (líquido que rodea al bebé), como un aumento en el nivel de bilirrubina. Los médicos usarán un ultrasonido como guía para introducir una aguja en el útero por la piel y tomar una muestra del líquido. Luego enviarán la muestra a un laboratorio para hacerla analizar. Es posible que se deba repetir este análisis para comprobar el riesgo que existe de que su bebé contraiga anemia.

    • Muestra de sangre del feto: Se podría hacer esta prueba para comprobar cuál es el grupo sanguíneo del bebé y qué riesgo corre de tener anemia. Los médicos toman una muestra de sangre del bebé por el cordón umbilical. El cordón umbilical es el cordón que conecta a la madre con el bebé. Se usa un ultrasonido como guía para insertar una aguja en el útero por la piel y dentro del cordón umbilical. Se envía la muestra a un laboratorio para hacerla analizar.

    • Ultrasonido: Esta prueba usa ondas sonoras para mostrar imágenes del bebé dentro del útero. Los médicos pueden averiguar qué edad tiene el bebé y cuán rápido está creciendo. El ultrasonido muestra los movimientos del bebé, su ritmo cardíaco y sus órganos. Es posible que revisen su placenta y líquido amniótico. Puede que hagan un ultrasonido Doppler para ver el flujo sanguíneo del bebé. Los médicos podrían usar esta prueba para comprobar si el bebé tiene anemia. Es posible que se haga un ultrasonido Doppler en vez de una aminocentesis.

  • Después de que nazca el bebé: Es posible que los médicos hagan varios análisis de sangre. Puede que deban sacarle sangre a usted y al bebé más de una vez para analizarla. Podrían extraerle sangre del brazo y del cordón umbilical de la placenta. Podrían verificar el grupo sanguíneo y la presencia de anticuerpos en su sangre y en la sangre de su bebé.

¿Cómo se trata la eritroblastosis fetal?

  • Antes de que nazca el bebé:

    • Transfusiones de sangre: Es posible que su bebé necesite transfusiones de sangre antes de nacer, mientras que todavía se encuentra dentro de la matriz. Se pueden realizar las transfusiones a través del cordón umbilical.

    • Parto pretérmino: Es posible que en algunos casos el bebé tenga que nacer antes de lo esperado.

  • Después de que nazca el bebé:

    • Fototerapia: Se usa luz para convertir la bilirrubina en una forma que el bebé pueda eliminar de su cuerpo. Se colocarán una o más luces encima del bebé. Se lo acostará boca arriba para que absorba la mayor cantidad posible de luz. Puede también que lo acuesten sobre una almohadilla flexible que proyecta luz o que lo envuelvan con la almohadilla. Le pondrán un antifaz para protegerle los ojos de la luz.

    • Inmunoglobulina: La inmunoglobulina que se administra por vía intravenosa también se conoce como IVIG. Este medicamento ayuda a que los anticuerpos de la madre no dañen los glóbulos rojos del bebé. Es posible que con este tratamiento se evite la necesidad de hacer una exanguinotransfusión.

    • Exanguinotransfusión: Mediante este procedimiento se eliminan los anticuerpos que están atacando los glóbulos rojos y parte de la bilirrubina. Se extraerán pequeñas cantidades de la sangre del bebé y se sustituirán por la sangre de un donante. Es posible que se deba hacer este procedimiento más de una vez.

¿Cuáles son los riesgos de la eritroblastosis fetal?

  • El bebé podría tener problemas respiratorios o de otro tipo si nació antes de lo esperado. Podría contraer una infección como resultado de la IVIG. La IVIG podría provocar una reacción y causar problemas respiratorios, convulsiones, problemas hepáticos o renales. Podría contraer una infección, sangrar o tener problemas respiratorios o con su ritmo cardíaco como resultado de la exanguinotransfusión. También podría disminuir el flujo sanguíneo a sus intestinos. Estos problemas podrían poner en peligro su vida.

  • Si no recibe tratamiento, el bebé podría tener anemia y que no llegue suficiente oxígeno a su cerebro, corazón y demás órganos. El bebé podría contraer hidropesía fetal antes de nacer, una condición que hace que el cuerpo se hinche de líquido. Esto podría causar hemorragia o insuficiencia cardíaca. Si el nivel de bilirrubina sube demasiado, el bebé podría perder el oído o producirse una lesión cerebral y su vida podría peligrar.

¿Cómo se puede prevenir la eritroblastosis fetal?

  • Pruebas de detección: Sepa cuál es su grupo sanguíneo antes de quedar embarazada. También pueden comprobar cuál es su grupo sanguíneo durante su primera visita prenatal. Es posible que deba hacerse más exámenes si ha estado embarazada antes o le han hecho transfusiones de sangre. Los médicos podrían hacerle pruebas para detectar si tiene anticuerpos para otros tipos sanguíneos en su sangre. Puede que los médicos deseen analizar la sangre del padre del bebé para averiguar cuál es su tipo ABO y factor Rh. Es posible que deban analizar la sangre del bebé durante el embarazo para comprobar cuál es su tipo ABO y factor Rh. Los médicos también podrían hacer una prueba para determinar si su sangre reacciona a la sangre de su bebé.

  • Tratamientos del factor Rh: Es posible que le administren inmunoglobulina Rh si el factor Rh de su sangre y de la sangre del bebé son diferentes. Se administra este medicamento para evitar la eritroblastosis fetal. Se puede administrar durante el embarazo o después de dar a luz.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

Comuníquese con su médico si:

  • Antes de que nazca el bebé:

    • Siente que el bebé se mueve menos o no se mueve.

    • Le viene fiebre.

  • Después de que nazca el bebé:

    • Al bebé le viene fiebre.

    • Al bebé le viene ictericia.

    • El bebé no se alimenta bien u orina menos que antes.

    • Tiene problemas para amamantar al bebé.

    • Si lo amamanta, después del cuarto día de vida el bebé:

      • Moja menos de 4 a 6 pañales en un período de 24 horas.

      • Tiene menos de 3 o 4 evacuaciones intestinales en un período de 24 horas.

    • Tiene alguna pregunta o inquietud acerca de la condición o cuidado del bebé.

¿Cuándo debo buscar atención médica inmediata?

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • La ictericia del bebé no desaparece o empeora.

  • Al bebé le falta el aliento.

  • El bebé tiene convulsiones.

  • El bebé esta muy irritable, molesto y tiene un llanto agudo.

  • El bebé se ve muy cansado o débil, o duerme más de lo acostumbrado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su bebé. Informarse acerca del estado de salud del bebé y la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su bebé las opciones de tratamiento para que puedan decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Learn more about Eritroblastosis Fetal

Hide
(web1)