Skip to Content

Lazanda (nasal)

Generic Name: fentanyl (nasal)
Brand Name: Lazanda

¿Qué es fentanyl nasal?

Fentanyl nasal (por la nariz) es un medicamento opioide que se usa para tratar el dolor irruptivo causado por el cáncer. Fentanyl nasal no se usa para tratar el dolor no relacionado al cáncer, como dolor de una cirugía o procedimiento dental, o dolores de cabeza por migrañas.

Fentanyl nasal es administrada con otra medicina opioide que no sea fentanyl para el dolor que es usada día y noche.

Fentanyl nasal puede también usarse para fines no mencionados en esta guía del medicamento.

¿Cuál es la información más importante que debo saber sobre fentanyl nasal?

No use fentanyl nasal para reemplazar cualquier otra forma de fentanyl. Si cambia de otra forma de fentanyl, usted no usará la misma dosis.

EL USO INCORRECTO DE MEDICINA OPIOIDE PUEDE CAUSAR ADICCIÓN, SOBREDOSIS O LA MUERTE. Mantenga el medicamento en un lugar donde otros no lo puedan encontrar.

Tomar medicina opioide durante el embarazo puede causar síntomas de abstinencia que pueden poner la vida del bebé recién nacido en peligro.

Efectos secundarios fatales pueden ocurrir si usted usa medicina opioide con alcohol, o con otras drogas que le causen somnolencia o respiración lenta.

¿Qué debería discutir con el profesional del cuidado de la salud antes de usar fentanyl nasal?

Usted no debe usar fentanyl si es alérgico a éste, o si tiene:

  • asma o problemas severos de la respiración; o

  • una obstrucción estomacal o intestinal (incluyendo íleo paralítico).

Usted no debe usar fentanyl nasal a menos que ya esté usando una medicina opioide similar y su cuerpo ya sea tolerante a ésta.

No le dé este medicamento a personas menores de 18 años.

Dígale a su médico si alguna vez ha tenido:

  • problemas para respirar, apnea del sueño;

  • una herida en la cabeza, tumor cerebral, o convulsiones;

  • adicción a las drogas o al alcohol, enfermedad mental;

  • problemas al orinar;

  • enfermedad del hígado o riñón;

  • un bloqueo en el estómago o los intestinos; o

  • problemas con la vesícula biliar, el páncreas, o la glándula tiroidea.

Si usted usa medicina opioide durante su embarazo, su bebé puede volverse dependiente de la medicina. Esto puede causar síntomas de abstinencia que pueden poner en riesgo la vida del bebé después de su nacimiento. Los bebés que nacen con dependencia a un opioide pueden necesitar tratamiento médico por varias semanas.

No amamante. Fentanyl puede causar somnolencia, problemas de la respiración, o síntomas de abstinencia en un bebé lactante.

¿Cómo debo usar fentanyl nasal?

Siga las instrucciones en la etiqueta de su prescripción y lea todas las guías del medicamento. Nunca use fentanyl en cantidades mayores, o por más tiempo de lo recetado. Dígale a su médico si siente un aumento de la necesidad de tomar más de esta medicina.

Nunca comparta una medicina opioide con otra persona, especialmente con alguien con historial de abuso de drogas o adicción. EL USO INCORRECTO PUEDE CAUSAR ADICCIÓN, SOBREDOSIS, O LA MUERTE Mantenga el medicamento en un lugar donde otros no lo puedan encontrar. Vender o regalar medicina opioide es ilegal.

Nunca use fentanyl nasal junto con una segunda forma de fentanyl, o para reemplazar cualquier otra forma de fentanyl (inyección, parche de la piel, película de disolución, o dispositivo de "piruleta").

Si cambia a fentanyl nasal de otra forma de fentanyl, usted no usará la misma dosis. Debe comenzar con la dosis más baja.

Lea y siga con cuidado las Instrucciones de Uso que vienen con su medicina. Pregúntele a su médico o farmacéutico si no entiende estas instrucciones.

Llame a su médico si usted todavía tiene dolor más de 30 minutos después de usar el aerosol nasal, o si usted tiene dolor irruptivo más de 4 veces en un día.

Usted debe esperar por lo menos 2 horas después de su última dosis de fentanyl nasal antes que pueda tratar un nuevo episodio de dolor.

No deje de usar fentanyl de forma repentina después de usarla por mucho tiempo, o podría tener síntomas desagradables de abstinencia. Pregúntele a su médico como dejar de tomar fentanyl de forma segura.

Guarde a temperatura ambiente fuera de la humedad y del calor. Mantenga esta medicina fuera del alcance de los niños. La cantidad de fentanyl en cada botella de Lazanda puede ser fatal para un niño.

No guarde medicamentos opioides que le sobren. Solo una dosis podría causarle la muerte a alguien que use la medicina por accidente o de forma incorrecta. Lea y siga con cuidado las instrucciones que vienen con la medicina de como deshacerse de una forma segura de la medicina que no ha usado.

¿Qué sucede si me salto una dosis?

Ya que fentanyl se usa para el dolor, es poco probable que usted olvide una dosis. Sáltese cualquier dosis que dejó de tomar si ya casi es hora para la siguiente dosis. No use dos dosis a la vez.

¿Qué sucedería en una sobredosis?

Busque atención médica de emergencia o llame a la línea de Poison Help al 1-800-222-1222. Una sobredosis de fentanyl puede ser fatal, especialmente en un niño o en otra persona que use la medicina sin una prescripción médica. Los síntomas de sobredosis pueden incluir somnolencia extrema, pulso débil, desmayo, y respiración lenta (la respiración puede parar).

¿Qué debo evitar mientras uso fentanyl nasal?

No beba alcohol. Efectos secundarios peligrosos o la muerte pueden ocurrir.

Evite manejar u actividades peligrosas antes de saber cómo esta medicina le afectará. El mareo o la somnolencia pueden causar caídas, accidentes, o lesiones severas.

La toronja puede interactuar con fentanyl y resultar en efectos secundarios no deseados. Evite el uso de productos de toronja.

¿Cuáles son los efectos secundarios posibles de fentanyl nasal?

Busque atención médica de emergencia si tiene signos de una reacción alérgica: ronchas; dificultad para respirar; hinchazón de la cara, labios, lengua, o garganta.

Medicina opioide puede hacer su respiración mas lenta o pararla, y la muerte puede ocurrir. Una persona que lo cuida debe buscar atención médica de emergencia si usted tiene la respiración lenta con largas pausas entre respiraciones, labios azulados, o si es difícil para despertarlo.

Llame a su médico de inmediato si usted tiene:

  • latido cardíaco lento, suspiros, respiración superficial, respiración que se detiene mientras duerme;

  • confusión, miedo extremo, pensamientos o comportamientos inusuales;

  • mareo, sensación de que se puede desmayar; o

  • cansancio o debilidad que empeora.

Busque atención médica de inmediato si tiene síntomas del síndrome de la serotonina, como: agitación, alucinaciones, fiebre, sudoración, temblor, latido cardíaco rápido, rigidez muscular, espasmos, pérdida de coordinación, náusea, vómito, o diarrea.

Los efectos secundarios serios pueden ocurrir con mayor probabilidad en adultos mayores y aquellos que están desnutridos o debilitados.

El uso prolongado de los medicamentos opioides puede afectar la fertilidad (habilidad de tener hijos) en los hombres o las mujeres. No se sabe si los efectos opioides sobre la fertilidad son permanentes.

Efectos secundarios comunes pueden incluir:

  • mareo, somnolencia, debilidad;

  • ansiedad, depresión;

  • dificultad para dormir;

  • dolor de estómago, náusea, vómito, estreñimiento; o

  • hinchazón en sus brazos, manos, piernas o pies.

Esta lista no menciona todos los efectos secundarios y puede ser que ocurran otros. Llame a su médico para consejos médicos relacionados a efectos secundarios. Usted puede reportar efectos secundarios llamando al FDA al 1-800-FDA-1088.

¿Qué otras drogas afectarán a fentanyl nasal?

Es posible que tenga problemas respiratorios o síntomas de abstinencia si comienza o deja de tomar ciertos otros medicamentos. Dígale a su médico si usted también usa un antibiótico, medicamento antifúngico, medicamento para convulsiones, o medicina para tratar el VIH o la hepatitis C.

Medicamentos opioides pueden interactuar con muchas otras drogas y causar efectos secundarios peligrosos o mortales. Asegúrese que su médico sepa si usted también usa:

  • otros medicamentos narcóticos--medicina opioide para el dolor o medicina con receta para la tos;

  • un sedante como Valium--diazepam, alprazolam, lorazepam, Ativan, Klonopin, Restoril, Tranxene, Versed, Xanax, y otros;

  • drogas que le causen somnolencia o respiración lenta--una pastilla para dormir, relajante muscular, tranquilizante, antidepresivo, o medicina antipsicótica; o

  • drogas que afectan los niveles de la serotonina en su cuerpo--un estimulante, o medicina para la depresión, enfermedad de Parkinson, migrañas, infecciones serias, o la prevención de la náusea y el vómito.

Esta lista no está completa. Otras drogas pueden afectar a fentanyl, incluyendo medicinas que se obtienen con o sin receta, vitaminas, y productos herbarios. No todas las interacciones posibles se enumeran aquí.

¿Dónde puedo obtener más información?

  • Su médico o farmacéutico le puede dar más información acerca de fentanyl nasal.
  • Recuerde, mantenga ésta y todas las otras medicinas fuera del alcance de los niños, no comparta nunca sus medicinas con otros, y use este medicamento solo para la condición por la que fue recetada.
  • Se ha hecho todo lo posible para que la información que proviene de Cerner Multum, Inc. ('Multum') sea precisa, actual, y completa, pero no se hace garantía de tal. La información sobre el medicamento incluida aquí puede tener nuevas recomendaciones. La información preparada por Multum se ha creado para uso del profesional de la salud y para el consumidor en los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.) y por lo cual Multum no certifica que el uso fuera de los EE.UU. sea apropiado, a menos que se mencione específicamente lo cual. La información de Multum sobre drogas no sanciona drogas, ni diagnóstica al paciente o recomienda terapia. La información de Multum sobre drogas sirve como una fuente de información diseñada para la ayuda del profesional de la salud licenciado en el cuidado de sus pacientes y/o para servir al consumidor que reciba este servicio como un suplemento a, y no como sustituto de la competencia, experiencia, conocimiento y opinión del profesional de la salud. La ausencia en éste de una advertencia para una droga o combinación de drogas no debe, de ninguna forma, interpretarse como que la droga o la combinación de drogas sean seguras, efectivas, o apropiadas para cualquier paciente. Multum no se responsabiliza por ningún aspecto del cuidado médico que reciba con la ayuda de la información que proviene de Multum. La información incluida aquí no se ha creado con la intención de cubrir todos los usos posibles, instrucciones, precauciones, advertencias, interacciones con otras drogas, reacciones alérgicas, o efectos secundarios. Si usted tiene alguna pregunta acerca de las drogas que está tomando, consulte con su médico, enfermera, o farmacéutico.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide