Skip to Content

Uso De Un Corsé Para Tratar Una Lesión En La Médula Espinal

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • Un corsé (arnés) es un aparato ortopédico que se usa para inmovilizar su espina dorsal en la parte torácica. Esto significa que la parte de su espina dorsal ubicada al nivel de su pecho no se moverá y estará en la posición correcta. Esto permite que las lesiones en su espina dorsal y sus ligamentos se recuperen. Este corsé evita que su espina dorsal se flexione (moverse hacia delante), se extienda (se doble hacia atrás) o que gire. Un corsé puede incluir todo su torso (del pecho a la cintura) o sólo una parte de él. Esto es importante porque estar en cama puede causar muchas úlceras por presión (escaras), formar coágulos de sangre, y provocar otros problemas de salud. El corsé permite que usted se levante de la cama y que comience a moverse más pronto de lo esperado.
  • El corsé se acopla ajustadamente sobre su espalda, pecho y caderas. Hace las veces de una férula de yeso colocada en un brazo o una pierna. El corsé está compuesto por dos partes plásticas, una frontal y una trasera, que se colocan moldeando su pecho. Las dos partes están forradas con espuma y tienen correas para mantenerlas unidas o cerradas. Las dos partes tienen agujeros que sirven de ventilación para que usted permanezca fresco. El corsé puede incluir todo su torso (desde el pecho hasta la cintura) o sólo una parte de él.

DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Medicamentos:

  • Haga una lista con los nombres de los medicamentos que usted usa, la frecuencia con que los usa y la razón por la que los usa. Cuando vaya a consulta con sus médicos, lleve consigo la lista o los envases de sus medicamentos. Aprenda porqué usa cada uno de los medicamentos. Pídale a su médico información relacionada con sus medicamentos. No use ningún medicamento ni de venta libre (sin receta médica) ni vitaminas, hierbas o suplementos nutricionales, sin antes consultar con su médico.
  • Use sus medicamentos siguiendo siempre las indicaciones del médico. Llame al médico si usted piensa que no hay mejoría o siente que están presentándose efectos secundarios. No suspenda los medicamentos sin antes consultar con su médico. Si usted está usando medicamento que le produce sueño, no maneje automóvil ni trabaje con maquinaria pesada.

Pregúntale a su medico cuando volver para su próxima visita.

Cumpla con todas sus citas. Escriba las preguntas que tenga. De esta forma, usted se acordará de hacer estas preguntas en su próxima visita.

Lo que usted debe y no debe hacer si necesita usar un corsé.

  • Debe: Siempre acostarse en posición plana si por alguna razón necesita abrir el corsé.
  • Debe: Siempre hacer que alguien le revise el corsé antes de levantarse de la cama.
  • Debe: Usar siempre una camiseta debajo del corsé.
  • Debe: Informarle a su médico si tiene dolor de espalda o piensa que el corsé está muy apretado o suelto. Permanezca en su cama en posición plana hasta que su paramédico revise el corsé y lo apriete correctamente.
  • No debe: Nunca abrir el corsé a menos que se encuentre acostado en posición plana.
  • No debe: Nunca aplicar loción sobre o debajo de la camiseta porque puede ocasionar problemas en la piel.
  • No debe: Nunca permitir que cualquier persona le ajuste el corsé a menos que esa persona esté entrenada para hacerlo.

¿Cómo debo cuidar mi corsé?

Cuidar de su corsé incluye chequear la piel que queda debajo del corsé y comprobar que el corsé esté colocado correctamente.

  • Colocación correcta del corsé: Es muy importante colocar correctamente su corsé. Si está muy suelto o muy apretado es posible que su espina dorsal no quede alineada correctamente, lo cual podría causar serios problemas. Los paramédicos chequearán frecuentemente su corsé. Infórmele a los paramédicos si usted siente que el corsé está muy apretado o muy suelto. Ellos lo colocarán correctamente tan pronto como sea posible. Siga estas instrucciones para colocarse el corsé correctamente. Pida ayuda para que usted no tenga que inclinarse o torcerse.
    • Acuéstese de espaldas. Tenga al alcance de su mano, las dos mitades del corsé y una camiseta limpia y seca.
    • Ruédese hacia un lado: Esto significa que usted voltea o rueda todo su cuerpo mientras éste permanece recto. No permita que sus caderas, piernas, hombros o cabeza, se muevan antes o después del resto de su cuerpo.
    • Coloque la mitad trasera del corsé detrás de usted dejando la muesca (hendidura) de la cintura inmediatamente arriba de los huesos de sus caderas. Meta debajo de usted y lo más adentro posible, la parte trasera del corsé.
    • Póngase la camiseta seca metiendo en ella su cabeza y brazo. Cogiendo la camiseta de la parte frontal, hálela hacia abajo.
    • Empuje hacia abajo la parte frontal del corsé, al tiempo que usted se rueda sobre su espalda, para evitar que la parte trasera se mueva.
    • Coloque encima la mitad delantera del corsé de manera que las hebillas queden alineadas.
    • Tire de las correas para hacer que el corsé se ajuste cómodamente.
    • Ruédese (voltéese) sobre su estómago y desenganche las correas del corsé.
    • Quítese la mitad trasera del corsé y tire hacia abajo la camiseta.
    • Coloque nuevamente la mitad trasera del corsé y asegure las correas.
    • Siéntese y revise para constatar que la camiseta no esté enrollada o con arrugas. Esto podría provocar la formación de úlceras por presión.
  • Cuidado de la piel:
    • Haga que un familiar o paramédico revise su piel en la mañana y noche todos los días. Acuéstese en posición plana antes de abrir el corsé. Su paramédico puede colocar un cojín de jalea (gel) en las áreas que estén enrojecidas. Esto ayudará a disminuir la presión que hace el corsé contra su piel.
    • Usted puede ducharse con el corsé puesto. Después de ducharse, acuéstese para ponerse una camiseta limpia y seca. Siéntese después de colocar el corsé y tenga cuidado de que la camiseta no quede enrollada o con arrugas.

¿Dónde puedo conseguir apoyo emocional?

  • Sufrir una lesión en la médula espinal es un inconveniente que cambia su vida y la de su familia. Es difícil aceptar que usted ha sufrido una lesión en su médula espinal. Usted y aquellos que lo rodean, pueden sentir disgusto, tristeza o temor. Estos sentimientos son normales. Hable con sus médicos, familiares o amigos, acerca de sus sentimientos. Permita que estas personas le ayuden. Anime a quienes le rodean a que hablen con sus médicos sobre la forma como transcurre la vida en su hogar. Su médico puede ayudar a su familia a que entienda mejor la forma de apoyar a una persona con lesión en la médula espinal.
  • También es posible que usted quiera unirse a un grupo de apoyo. Este grupo está compuesto por personas que también tienen lesiones en la médula espinal. Pregúntele a su médico los nombres y números telefónicos de los grupos de apoyo que existen en su ciudad. También puede ponerse en contacto con una de las siguientes organizaciones nacionales para conseguir más información:
    • Paralyzed Veterans of America
      801 Eighteenth Street NW
      Washington, DC , 20006
      Phone: 1- 800 - 424-8200
      Web Address: www.pva.org
    • National Spinal Cord Injury Association
      6701 Democracy Blvd, Ste 300-9
      Bethesda , MD 20817
      Phone: 1- 800 - 962-9629
      Web Address: www.spinalcord.org
    • American Spinal Cord Association
      2020 Peachtree Road, NW
      Atlanta, Georgia , 30309-1402
      Phone: 1- 404 - 355-9772
      Web Address: www.asia-spinalinjury.org

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted tiene dolor de espalda.
  • Usted presenta signos de una úlcera por presión (escara) debajo del corsé. Estos signos serían un área enrojecida y dolor en su piel o un área abierta en su piel.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

Usted siente que el corsé está muy apretado o muy suelto. Acuéstese en posición plana después de ponerse en contacto con su médico. Puede ser necesario revisar su corsé.

Copyright © 2011. Thomson Reuters. All rights reserved. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide