Skip to Content

Tubos Torácicos En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Un tubo torácico también se conoce como drenaje torácico o tubo de drenaje torácico. Es un tubo plástico que se coloca por el lado del pecho del niño. El tubo emplea un dispositivo de succión para aspirar el aire, la sangre o líquido que se encuentra alrededor de los pulmones o el corazón del niño. Un tubo torácico ayudará a su niño a respirar con mayor facilidad.


MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes del procedimiento de su niño:

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.
  • Apoyo emocional: Permanezca con su niño para confortarlo y apoyarlo tan frecuente como le se posible mientras esta en el hospital. Solicite que algún otro miembro de familia o persona cercana a su niño se quede con él cuando usted no pueda. Lleve al hospital objetos de su casa que usted sabe que ayudarán a consolar a su bebé, como una cobija o juguete favorito.
  • Cuidados preoperatorios: Pueden darle un medicamento a su niño para que se relaje. Su niño sera llevado a la sala de la cirugía o el procedimiento.
  • Una cánula intravenosa es una sonda pequeña que se introduce en la vena de su niño y se usa para administrarle medicamentos o líquidos.
  • Anestesia: Su niño podría recibir cualquiera de los siguientes tipos de anestesia durante su procedimiento:
    • La anestesia general mantendrá a su niño dormido y sin dolor durante la cirugía. La anestesia podría administrarse a través de la vía intravenosa de su niño. En lugar de esto, el niño la puede respirar a través de una mascara o conducto colocado por su garganta. La sonda podría provocar que su niño tenga dolor en la garganta cuando se despierte.
    • Anestesia local: Es posible que se administre este medicamento para mantener al niño más cómodo durante el procedimiento. Se administra en forma de inyección en la piel o membrana mucosa. Se usa para adormecer el área y minimizar el dolor de su hijo. El niño todavía podría sentir presión u opresión durante el procedimiento.
    • Anestesia por bloqueo nervioso: Se administra en forma de inyección y hace que el niño pierda sensación en un área antes de un procedimiento. También se conoce como anestesia regional. Se puede usar para adormecer los nervios que proveen de sensación al pecho del niño.
  • Antibiótico: Se le podría administrar un antibiótico (elimina los gérmenes) a su hijo para prevenir o tratar una infección.
  • Su niño podría necesitar oxígeno adicional si el nivel de oxígeno en su sangre esta más bajo de lo que debería estar. Su niño puede recibir oxígeno mediante una máscara colocada sobre su nariz y boca o por unos tubos pequeños que se colocan en sus fosas nasales. Pregunte al médico de su niño antes de retirarle la máscara o los tubos de oxígeno.

Durante el procedimiento de su niño:

El médico realizará una pequeña incisión en el pecho del niño. Se usa un instrumento especial para realizar una abertura a través del músculo del pecho. Se colocará el tubo torácico lentamente, hasta que llegue al espacio pleural. Es posible que el médico haga un ultrasonido como guía para colocar el tubo. Una vez que el tubo esté en su lugar, se conectará a un dispositivo de succión o de drenaje y a un recipiente. Se podrían usar puntos de sutura en la pared del pecho del niño para mantener el tubo en su lugar. También se podría usar cinta adhesiva para sujetar el tubo antes de cubrirlo con vendas.

Después del procedimiento del niño:

Después del procedimiento, llevarán a su niño a un cuarto donde pueda descansar. Los médicos lo vigilarán de cerca. Cuándo los médicos vean que su hijo está bien, lo llevarán de regreso a su habitación del hospital.

Analgésicos:

Le darán un medicamento al niño para calmar el dolor. Es posible que su hijo pueda usar anestesia controlada por el paciente (PCA). Se trata de un medicamento que el niño se puede administrar a sí mismo presionando un botón. El medicamento se administra a través de una bomba en la línea de IV que tiene el niño. La bomba se ajusta de modo que el niño no se pueda administrar una cantidad demasiado alta de medicamento. Dígale al médico si el dolor del niño no se va o si regresa. Es posible que el niño tenga efectos secundarios del medicamento. Informe a un médico si el niño tiene dificultad para respirar, está muy somnoliento o se siente mal del estómago.

Extracción del tubo torácico:

  • El médico del niño le informará cuándo se podrá extraer el tubo torácico. Se podrá quitar el tubo cuando los pulmones del niño vuelvan a funcionar de forma normal. Un signo de que esto está ocurriendo es cuando poco o nada de líquido drena por el tubo torácico. Otro signo es que no salga aire durante 1 o 2 días. Es posible que el niño necesite una radiografía del pecho para asegurar que sus pulmones están funcionando debidamente.
  • Se le podría administrar medicamento al niño para tratar el dolor antes de extraerle el tubo. Se quita la cinta adhesiva y se aflojan los puntos que sujetan el tubo en su lugar. Es posible que el niño tenga que respirar de cierta forma mientras se está sacando el tubo. El médico del niño quitará el tubo y podría ajustar los puntos para cerrar la abertura. Cubrirá el área con un vendaje que impedirá que entre aire al pecho del niño.

RIESGOS:

  • Es posible que el niño contraiga una infección o que el lugar donde se colocó el tubo sangre demasiado. Los órganos, vasos sanguíneos o nervios del niño se podrían dañar. Su hijo podría sentir dolor en el pecho después del procedimiento. El niño podría necesitar que se vuelva a realizar el procedimiento si el tubo se sale de lugar. Si el niño vuelve a tener la misma condición de salud después del tratamiento, es posible que necesite otro tubo torácico. Es posible que el tubo torácico no disminuya los signos y síntomas del niño o que el médico no pueda colocar el tubo. De ocurrir esto, es posible que el niño necesite otra cirugía o procedimiento.
  • Si usted no quiere que se le coloque un tubo torácico, su niño podría tener más dificultad para respirar. Si el niño no recibe suficiente oxígeno, es posible que se le dañen el corazón y el cerebro. Esto puede poner en peligro su vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide