Skip to Content

Tratamiento Farmacológico Para El Dolor Por Cáncer

LO QUE NECESITA SABER:

El dolor por cáncer puede durar por un corto o largo periodo de tiempo. El dolor puede ir y venir. Es probable que usted sienta el dolor si el tumor daña u obstruye tejidos, nervios y vasos sanguíneos a medida que va creciendo. Algunas células cancerosas pueden llegar a producir químicos que causan dolor. La quimioterapia, terapia de radiación o cirugía pueden causar dolor. El control del dolor es una parte importante de su tratamiento del cáncer.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 si presenta cualquiera de los siguientes casos:

  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Usted de repente siente desvanecimiento y falta de aliento.
  • Usted tiene dolor de pecho cuando respira profundo o tose.
  • Usted expectora sangre.

Busque atención inmediata si:

  • Usted siente más dolor aun después de haber tomado su medicamento para el dolor.
  • Usted se siente tan deprimido que no puede sobrellevar su enfermedad.
  • Usted se siente muy ansioso o irritado después de haber tomado sus medicamentos.
  • Usted tiene dificultad para pensar claramente.
  • Usted no puede controlar cuando orina o tiene una evacuación.

Comuníquese con su proveedor de salud u oncólogo si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene escalofríos, tos o se siente débil y adolorido.
  • Usted tiene náuseas o vómito.
  • Su piel tiene comezón, está inflamada o tiene un sarpullido.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidados.

Medicamentos:

Usted puede necesitar cualquiera de los siguientes:

  • El acetaminofén disminuye el dolor. Este medicamento está disponible sin receta médica. Pregunte cuánto debe tomar y con qué frecuencia debe tomarlo. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño al hígado si no se toma correctamente.
  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte a su proveedor de salud si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar el medicamento, siempre lea la etiqueta de información y siga sus indicaciones.
  • Los analgésicos narcóticos se usan para el dolor moderado a severo. Estos se pueden usar para controlar el dolor por cáncer o después de una cirugía y otros procedimientos.
  • Los medicamentos como los esteroides, antidepresivos, medicamentos para la ansiedad, relajantes musculares o anticonvulsivos se pueden usar para ayudar a disminuir el dolor. Pídale a su proveedor de salud más información sobre estos medicamentos.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Programe una cita de seguimiento con su proveedor de salud u oncólogo si:

Anote sus preguntas para que las recuerde durante sus citas.

Cuidados personales:

  • Descanse tan frecuente como lo necesite. El descanso es muy importante para su recuperación. No regrese a sus actividades regulares muy rápido. Comience lentamente y haga más al fortalecerse. Descanse durante el día. Planifique tener de 6 a 8 horas de sueño todos los días. Comuníquese con su proveedor de salud si no puede dormir.
  • Vaya a terapia física y ocupacional según indicaciones. Un fisioterapeuta le enseña ejercicios para ayudar a mejorar el movimiento y la fuerza, para disminuir así el dolor. Un terapeuta ocupacional le enseña destrezas para ayudar con sus actividades diarias.
  • Ejercítese según indicaciones. Es probable que la actividad física ayude a aumentar su fuerza y a controlar el dolor por cáncer. Pregúntele a su proveedor de salud o especialista en dolor sobre el mejor plan de ejercicios para usted.
  • Mantenga un diario del dolor. Un diario del dolor puede ayudarlo a estar atento a los ciclos de dolor para que usted pueda registrar cuándo y cómo su dolor comienza y termina. Incluya cosas que hacen que su dolor empeore o mejore. Lleve el diario de dolor a sus citas de seguimiento con su proveedor de salud.
  • Prevenga las úlceras por presión. Es probable que usted necesite un colchón estilo cartón de huevos o un colchón inflable en su cama para ayudar a prevenir úlceras por presión. Si usted no puede moverse sólo, alguien tendrá que ayudar a volverlo de un lado a otro con alguna frecuencia.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide