Skip to Content

Tratamiento Farmacológico Para El Dolor Por Cáncer

LO QUE NECESITA SABER:

El dolor por cáncer puede durar por un corto o largo periodo de tiempo. Puede ir y venir. Es probable que usted sienta el dolor si el tumor daña u obstruye tejidos, nervios y vasos sanguíneos a medida que va creciendo. Algunas células cancerosas pueden llegar a producir químicos que causan dolor. La quimioterapia, terapia de radiación o cirugía pueden causar dolor. El manejo del dolor es una parte importante del tratamiento del cáncer.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • De repente se siente mareado y sin aire.
  • Le duele el pecho cuando respira hondo o tose.
  • Usted expectora sangre.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted siente más dolor aun después de haber tomado su medicamento para el dolor.
  • Usted se siente tan deprimido que no puede más.
  • Usted se siente muy ansioso o irritable después de tomar sus medicamentos.
  • Usted tiene dificultad para pensar con claridad.
  • Usted no puede controlar cuándo orina o tiene una evacuación intestinal.

Comuníquese con su médico u oncólogo si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene escalofríos, tos o se siente débil y adolorido.
  • Usted tiene náuseas o vómitos.
  • Usted tiene comezón, hinchazón o sarpullido en su piel.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • El acetaminofén alivia el dolor. El acetaminofeno puede obtener sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Los analgésicos narcóticos se usan para el dolor moderado a severo. Estos se pueden usar para controlar el dolor del cáncer o después de cirugía y otros procedimientos.
  • Otros medicamentos pueden ser esteroides, antidepresivos, medicamentos ansiolíticos, relajantes musculares, los bifosfonatos o anticonvulsivos. Se pueden utilizar con su analgésico para ayudar a disminuir el dolor. Pídale a su médico más información sobre estos medicamentos.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Programe una cita con su médico u oncólogo como se le indique:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Cuidados personales:

  • Descanse tan frecuente como lo necesite. El descanso es importante para su recuperación. No regrese a sus actividades regulares muy rápido. Comience poco a poco y haga más a medida que se sienta más fuerte. Descanse durante el día. Planifique tener de 6 a 8 horas de sueño todos los días. Comuníquese con su médico si no puede dormir.
  • Vaya a rehabilitación según indicaciones. La rehabilitación puede incluir terapia física y ocupacional. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor. Un terapeuta ocupacional le enseña habilidades para ayudarlo con sus actividades diarias.
  • Ejercítese según indicaciones. Es probable que la actividad física ayude a aumentar su fuerza y controlar el dolor por cáncer. Pregúntele a su médico o especialista en dolor sobre el mejor plan de ejercicios para usted.
  • Mantenga un diario del dolor. Un diario de dolor puede ayudarlo estar atento a los ciclos de dolor para que pueda registrar cuándo y cómo su dolor comienza y termina. Incluya las cosas que empeoran o alivian su dolor. Lleve el diario de dolor a sus citas de seguimiento con su médico.
  • Prevenga las úlceras por presión. Es probable que usted necesite un colchón estilo cartón de huevos o un colchón de aire en su cama para ayudarle a prevenir úlceras por presión. Si usted no puede moverse sólo, alguien tendrá que ayudar a girarlo de un lado a otro con alguna frecuencia.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide