Skip to Content

Trastorno Desafiante Oposicional En Niños

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • El trastorno desafiante oposicional, también llamado TDO, es un problema común del comportamiento que se observa en niños y adolescentes. Este ocurre cuando la conducta oposicional de su hijo se da con mayor frecuencia de lo normal y dura más de seis meses. Un niño con TDO puede encontrarse muy rebelde, agresivo, hostil o abiertamente molesto la mayoría del tiempo. Su hijo puede también realizar rabietas regularmente o molestar a propósito a sus maestros, a usted o a otros adultos. Dicho comportamiento puede afectar las relaciones de su hijo y sus actividades diarias en casa y en la escuela. EL TDO habitualmente afecta a niños con edades entre los 3 y los 18 años de edad, y es más común entre los hombres.
  • Los médicos utilizan una guía para diagnosticar el TDO. Por lo menos deben presentarse cuatro síntomas durante seis meses al menos para realizar el diagnóstico. Dichos síntomas deben ser lo suficientemente malos para causarle problemas con sus actividades diarias y con sus relaciones. Los síntomas deben estar presentes en dos o más campos, como lo son la escuela o en el hogar. Los síntomas no deben ser causados por otras enfermedades o condiciones médicas. Los signos y síntomas pueden incluir el enojo, el no seguir las reglas, las discusiones y el culpar a otros la mayoría del tiempo. Su niño puede ser malhumorado, delicado, resentido y fácilmente alterado. Con el tratamiento, como los medicamentos y la terapia, lel TDO de su hijo puede controlarse y mejorar su calidad de vida.

DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Medicamentos:

  • Mantenga una lista vigente de los medicamentos de su niño: Incluya la cantidad, horario, forma, y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista y los recipientes de píldoras a sus visitas de seguimiento. Mantenga consigo la lista de medicamentos de su niño en caso de una emergencia. Bote las listas de medicamentos viejas. Administre las vitaminas, hierbas o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.
  • Administre los medicamentos de su niño siguiendo las indicaciones de los médicos: Llame al proveedor de salud de su niño si piensa que sus medicamentos no le están ayudando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Consulte con su médico antes de cambiar o suspender los medicamentos de su niño.
  • Lea la tabla de los ingredientes de todos los medicamentos que usted le administre a su niño: Si su niño está usando medicamentos para tratar otros síntomas, como tos o resfriados, lea cuidadosamente las etiquetas de estos medicamentos. Muchos de estos medicamentos también contienen acetaminofén o ibuprofeno. Si usted administra estos medicamentos junto con el acetaminofén o ibuprofeno que su niño ha tomado ya, es posible que su niño esté recibiendo demasiada cantidad (sobredosis) de medicamento. Esta sobredosis puede ser nociva para su niño.

Solicite más información sobre el lugar y la hora que usted necesita llevar a su niño para sus consultas de seguimiento:

Solicite información sobre el cuidado continuo, tratamientos, y servicios a domicilio para su niño.

Su niño podría necesitar más descanso de lo que realiza, mientras se esta recuperando.

Jugar silenciosamente va a mantener a su niño ocupado de forma segura para que no este inquieto y corra riesgo para una lesión. Haga que su niño lea o dibuje silenciosamente. Siga las instrucciones sobre la cantidad de descanso que su niño debería tener mientras se esta recuperando.

Trabaje con su hijo:

  • Sea paciente y mantenga las esperanzas de mejora. Su hijo, como todos los niños, tiene toda una vida para aprender y crecer. Trate a su hijo como trataría a cualquier niño sin problemas del comportamiento. Sea siempre el primero en motivar a su niño y estimular su autoestima. Trabajen como familia y apóyense mutuamente. Esto ayudará durante los tiempos difíciles.
  • Manténgase bien informado acerca de los nuevos tratamientos que le pueden ayudar. Siempre se están desarrolando nuevos tratamientos y terapias para ayudar a aquéllos con TDO. Algunos pueden hacer una gran diferencia y mejorar la calidad de vida de su hijo. Platique con el médico de su hijo antes de probar alguna terapia o medicamentos nuevos.
  • Entérese y reconozca los buenos comportamientos de su hijo. El reconocer y premiar las buenas conductas y las hazañas de su hijo puede mejorar su comportamiento. Esto puede ayudarle a sentir que es importante y amado.
  • Aprenda más acerca del TDO. Mientras más sepa acerca del TDO, estará mejor capacitado para ayudarse a sí mismo y a su hijo. Usted puede también enseñar a otros acerca del TDO con el ejemplo de su hijo. Trabaje con los maestros de su hijo para ayudar a éste en la escuela.
  • Haga reglas más efectivas. Tener reglas más razonables y consistentes en la casa puede cambiar los actos y pensamientos de su hijo. Él debe saber que existen ciertos límites en la casa, en la escuela y en el trato con las personas. Como padre, entrene a sus hijos para que sigan sus ejemplos.

Para apoyo y mas información:

Aceptar que su hijo tiene TDO puede ser difícil. Platique con el médico de su hijo, con su familia o amigos acerca de sus sentimientos. Platique con su hijo y con las personas cercanas a él acerca de como van las cosas en la casa y en la escuela. El médico de su hijo puede ayudarles a entender mejor como apoyar a un niño con TDO. Usted y su familia pueden unirse a algún grupo de apoyo. Estos son grupos de personas que pueden también tener hijos con TDO. Contacte a los siguientes para mayor información:

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted y su hijo no pueden acudir a su cita médica.
  • Siente que no puede ayudar a su hijo.
  • Siente que está lastimando a su hijo.
  • Su hijo tiene nuevos síntomas desde la última vez que visitó a su médico.
  • Los síntomas de su hijo están empeorando.
  • Tiene dudas o preocupación acerca de la enfermedad, los medicamentos o los cuidados de su hijo.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Su hijo acaba de tener una convulsión.
  • Su hijo tiene dificultad respiratoria, dolor en el pecho o pulso acelerado.
  • El TDO de su hijo no le permite realizar sus actividades diarias.
  • Su hijo se ha lastimado a sí mismo o a alguien más.
  • Su niño tiene pensamientos de dañarse a sí mismo o a otros.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide