Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Tifoidea

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la tifoidea?

La tifoidea (también conocida como fiebre tifoidea) es una enfermedad que representa una amenaza para la vida y es causada por una bacteria. Generalmente se propaga a través de alimentos o agua contaminada con evacuaciones intestinales de una persona infectada. También se puede propagar a través del contacto cercano con una persona infectada.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la tifoidea?

Los signos y síntomas comienzan de 6 a 30 días después de la infección y se desarrollan en etapas durante 3 semanas:

  • Fiebre de 103°F a 104°F (39°C a 40°C) que empeora al final del día
  • Tos o dolor de garganta
  • Debilidad, fatiga o dolor de cabeza
  • Salpullido en la piel que tiene manchas planas y rojas
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en su ingle
  • Dolor de estómago o pérdida del apetito
  • Diarrea o estreñimiento, pérdida rápida de peso y distensión de su abdomen
  • Delirio (confusión y falta de consciencia) o alucinaciones
  • Estar acostado inmóvil con sus ojos semicerrados

¿Cómo se diagnostica y trata la tifoidea?

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas y cuándo comenzaron. Infórmele acerca de cualquier viaje reciente. Infórmele de los países que ha visitado, cuándo fue y cuánto tiempo estuvo allá. También infórmele acerca de los alimentos que comió y cualquier agua no tratada que usted tomó.

  • La sangre podría ser examinada para revisar los anticuerpos. Si usted está infectado, su cuerpo producirá anticuerpos para combatir la bacteria.
  • Una muestra de materia fecal se examina para buscar la bacteria que provoca la tifoidea.
  • Una muestra de médula ósea se examina para buscar la bacteria que provoca la tifoidea. Generalmente este es el mejor examen para encontrar la bacteria. Consulte con su médico para más información sobre este examen.
  • Antibióticos se administran para combatir una infección bacteriana. Es importante tomarse todos los antibióticos para asegurarse de tratar la infección por completo. Su médico tomará muestras de evacuaciones intestinales con el tiempo para revisar si el tratamiento está funcionando.

¿Qué puedo hacer para manejar la tifoidea?

Los signos y síntomas podrían comenzar a mejorar después de 4 semanas de que comenzaron aproximadamente. Usted podría seguir estando infectado incluso después del tratamiento. Esto significa que usted puede trasmitir la infección a otras personas. Pregunte a su médico acerca de estas y otras maneras de evitar la propagación de la bacteria hasta que se cure la infección:

  • Pregunte acerca de regresar al trabajo. Es posible que su médico necesite verificar que usted ya no esté infectado antes de que pueda trabajar. Es posible que él necesite hacer eso si usted maneja alimentos o trabaja en ciertos centros de atención.
  • Lávese las manos frecuentemente. Utilice agua y jabón. Lávese las manos después de usar el baño o cambiarle el pañal a un bebé. Lávelas antes de comer. Si no hay jabón y agua disponibles, use gel antibacterial. Frótelo hasta que se seque.
  • No cocine ni sirva alimentos a las personas. Su riesgo de propagar la bacteria aumentará si alguien come la comida que usted tocó.
  • Limpie los artículos de su casa al menos una vez al día. Pregunte a su médico que puede usar para limpiar. Limpie los baños, las manijas de las puertas y otros artículos que toque regularmente. Seque con toallas de papel o servilletas desechables.
  • No comparta las toallas o artículos similares. Use toallas, sábanas y utensilios para comer o vasos específicos para usted. No deje que nadie más use esos artículos. Lávelos con frecuencia. Use jabón y agua caliente. Si cualquiera de los artículos están sucios, remójelos en una solución desinfectante antes de lavarlos.

¿Qué puedo hacer para evitar la tifoidea?

  • Pregunte acerca de la vacuna de la tifoidea. Usted puede recibir la vacuna antes de viajar a un país en donde la tifoidea es común. Su médico le indicará cuándo ponerse la vacuna y cuál vacuna necesita. Aún después de recibir la vacuna, usted necesitará tener cuidado con los alimentos y bebidas mientras viaja. Usted todavía puede contagiarse de tifoidea incluso después de recibir la vacuna.
  • Elija los alimentos cuidadosamente cuando viaje. No coma alimentos de vendedores de la calle. Refrigere la comida y solo consuma leche y productos lácteos pasteurizados. No coma frutas o verduras crudas. Quítele la cáscara a las frutas y a las verduras. No se coma las cáscaras. Siempre cocine los alimentos completamente y coma los alimentos cuando estén calientes.
  • Busque agua potable cuando viaje. Solamente tome agua que ha sido tratada. Pida que no le pongan hielo a su bebida o solo coma helado de agua tratada. Tome agua embotellada en vez de agua de la llave. También puede hervir el agua por un minuto antes de tomarla. Las bebidas carbonatadas son más seguras que las no carbonatadas.

¿Cuáles son los riesgos de la tifoidea?

  • Es posible que usted tenga sangrado abundante en sus intestinos. Usted podría desarrollar orificios (hoyos) en sus intestinos. Usted podría desarrollar una infección en el revestimiento alrededor de su corazón o cerebro. Su páncreas también podría inflamarse. Es posible que desarrolle infecciones en los riñones o en la vejiga. Usted podría presentar delirio (confusión o desorientación) o tener alucinaciones. Es posible que usted desarrolle septicemia (infección en la sangre).
  • Es posible que usted continúe siendo un portador aún después del tratamiento. Esto quiere decir que usted todavía tiene la bacteria que causa la tifoidea en su sistema. Es posible que sus síntomas regresen si usted es portador. Usted también podría infectar a otras personas.

Usted o alguien más deberán llamar al 911 si:

  • Usted no responde o tiene confusión o desorientación severa.
  • Su bebé tiene fiebre, diarrea o no está receptivo.
  • Usted tiene alucinaciones o está confundido y desorientado.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Las fontanelas (partes blandas) de su bebé están hundidas, no tiene lágrimas cuando llora o moja menos pañales de lo normal.
  • Su presión arterial se vuelve muy baja repentinamente, usted se siente mareado y nota que hay sangre en sus evacuaciones intestinales.
  • Usted tiene dolor abdominal y náuseas severos y está vomitando.
  • Usted tiene diarrea severa.
  • Usted no orina u orina poco.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted está estreñido.
  • Su hijo está inquieto o tiene problemas de alimentación.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide