Skip to Content

Terapias No Farmacológicas Para El Manejo Del Dolor En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Hay una cantidad de terapias además del medicamento que pueden disminuir el dolor de su hijo. El médico de su hijo lo ayudará a elegir terapias que sean adecuadas para él. Cada terapia tiene ventajas y puede funcionar mejor para ciertos grupos de edad. Usted podría necesitar de capacitación en casos en los que la terapia requiere de su ayuda para guiar a su niño en sus ejercicios.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo está triste, deprimido o no puede sobrellevar su dolor o enfermedad.
  • El dolor de su hijo no mejora o siente un dolor nuevo.

Comuníquese con el médico de su hijo o el especialista en trastornos del dolor si:

  • Su hijo está tenso y no es capaz de relajarse a causa de su afección.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Programe una cita de seguimiento con el médico de su hijo o el especialista en trastornos del dolor según lo indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Terapias que se usan con medicamentos para ayudar a controlar el dolor:

  • El calor ayuda a disminuir dolor y espasmos musculares. Aplique calor al área por 20 a 30 minutos cada 2 horas por los días que se lo indicaron.
  • El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Use una bolsa con hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cubra con una toalla y aplíquelo sobre el área por 15 a 20 minutos cada hora, según indicaciones.
  • El masaje terapéutico puede ayudar a relajar los músculos de su hijo y disminuir el dolor.
  • Fisioterapia ayuda a su hijo con ejercicios para mejorar el movimiento y la fuerza, y disminuir el dolor.
  • La unidad de electroestimulación nerviosa transcutánea (TENS) es un dispositivo portátil, tamaño de bolsillo, alimentado por batería, que se adhiere a la piel de su hijo. Por lo general se coloca sobre el área dolorida. Usa señales eléctricas leves y seguras para ayudar a controlar el dolor.

Otras maneras para ayudar a controlar o disminuir el dolor de su hijo:

  • La bioretroalimentación ayuda a que el cuerpo de su hijo reaccione de manera diferente al estrés causado por el dolor. Los médicos pueden llegar a usar una máquina de bioretroalimentación para ayudarlo a reconocer cuándo su cuerpo está relajado. Su hijo aprenderá cómo es su respiración y ritmo cardiaco cuando esté relajado. Cuando su hijo sienta dolor, practicará llevar la respiración y el ritmo cardiaco a esos niveles. Esto puede ayudar a su hijo a controlar mejor su dolor.
  • La hipnosis o hipnoterapia puede ayudar a su hijo a bloquear el dolor y otras distracciones.
  • El refuerzo positivo se trata de halagar a su hijo por ser valiente durante un procedimiento o cirugía, o mientras se recupera de una enfermedad. Las recompensas, como juguetes, juegos o calcomanías, también pueden servir.
  • Los ejercicios de relajación le enseñan a su hijo a inhalar profundamente hasta que su estómago se levante un poco y luego expirar lentamente. Para relajar los músculos, los ejercicios le enseñan a su hijo a tensar los músculos y luego relajarlos. Guíe a su hijo a través de este ejercicio comenzando con los músculos del pie, subiendo lentamente por la pierna. Luego pase a los músculos del cuerpo medio, los brazos, el cuello y la cabeza.
  • La distracción ayuda a su hijo a aprender a enfocar su atención en algo que no sea el dolor. La distracción incluye actividades como la pintura, jugar juegos de mesa o de video, o ver televisión. Visitar a amigos o jugar con animales también puede ser una forma de distracción.
  • La imaginación guiada enseña al niño a recrear una imagen en su mente. Su hijo aprende a concentrarse en la fotografía en lugar de en su dolor. Esto puede ayudarlo a cambiar la manera en que su cuerpo percibe y reacciona al dolor.
  • La música puede ayudar a subir los niveles de energía y el estado de ánimo de su hijo. Puede ayudar a disminuir el dolor al liberar endorfinas. Las endorfinas son químicos naturales del cuerpo que disminuyen el dolor. La música puede ayudar a distraer al niño para que no piense en el dolor. Ayude a su hijo a escoger canciones que lo hagan sentir feliz, calmado o relajado. Usted puede reproducir sus canciones favoritas justo antes de un procedimiento o cuando siente dolor. La música puede utilizarse con cualquiera de las otras técnicas, como relajación y distracción.

Para más información:

  • National Center for Complementary and Alternative Medicine, NIH
    Information Clearinghouse
    PO Box 7923
    Gaithersburg , MD 20898
    Phone: 1- 888 - 6446226
    Web Address: http://nccam.nih.gov

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide