Skip to Content
How to talk to a doctor about advanced ovarian cancer >>

Terapia De Radiación Externa

LO QUE NECESITA SABER:

La terapia de radiación externa se usa para eliminar las células de cáncer o para detener su propagación. La terapia de radiación externa también se utiliza para disminuir el dolor que provoca la metástasis de hueso. La radiación es un tipo de radiografía muy fuerte.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes del procedimiento:

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Una cánula intravenosa es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.

Durante el procedimiento:

Es posible que le administren medicamento para que se mantenga calmo y relajado. Su médico va poner su cuerpo en posición para el procedimiento. Podrían usarse almohadas o soporte para mantenerlo en su lugar. Podrían ponerle un escudo para protegerlo de la exposición a la radiación a otras partes de su cuerpo. Una máquina mandará radiación al área del cáncer. Usted no debería sentir dolor, calor u hormigueo durante el procedimiento. Su médico estará en un cuarto cercano y usted podrá hablar con él.

Después del procedimiento:

Lo llevarán a una habitación donde podrá descansar hasta que esté completamente despierto. Lo mantendrán bajo observación minuciosa por si se presenta cualquier problema. No se levante de su cama hasta que su médico lo autorice. Usted podrá entonces irse a su casa o ser llevado a su habitación de hospital.

RIESGOS:

  • Las células normales podrían dañarse con la radiación. Esto puede provocar que sus tejido u órganos dejen de funcionar apropiadamente. Las células de la médula ósea podrían sufrir daño y aumentar el riesgo de infecciones y fatiga. Las dosis altas de radiación pueden debilitar sus huesos y aumentar su riesgo de una fractura. Su piel se pone roja y reseca. También podría sangrar, desprenderse o descamarse.
  • Usted podría presentar náuseas, vómitos o diarrea. Usted podría perder el cabello. Es posible que su dolor no desaparezca por días o semanas, o que regrese. Usted podría necesitar más tratamiento. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la extremidad. Esto podría poner en peligro su vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide