Skip to Content

Tenosinovitis De La Extremidad Inferior

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La tenosinovitis de la extremidad inferior es un padecimiento que afecta los tendones, la vaina y la sinovia de la extremidad (miembro) inferior. Los tendones son cordones de tejido que conectan los músculos a los huesos. La sinovia es la capa de la vaina (cubierta) de los tendones. En la tenosinovitis de la extremidad inferior, se inflaman la vaina y la sinovia de los músculos flexores. Los tendones pueden también engrosarse y tener dificultad para moverse a través de la cubierta inflamada. Esto puede ocasionarle dolor y sensibilidad al mover la pierna o el pie afectados, especialmente en el tobillo y el talón. Este padecimiento habitualmente afecta a atletas, bailarines de ballet y a personas de la mediana edad o mayores. La tenosinovitis de la extremidad inferior puede ser un padecimiento agudo o crónico (larga evolución). También puede ser causada por una infección.
  • Usted podría tener dolor, enrojecimiento e inflamación de su pierna, muslo, tobillo o pie. Dicho dolor habitualmente sucede cuando usted mueve el miembro afectado hacia arriba y abajo o mientras camina o corre. Con el tiempo, el dolor empeora y puede presentarse incluso en reposo. Usted puede también presentar debilidad y limitación del movimiento de la parte afectada. Su médico examinará sus piernas mediante su movilización en distintas direcciones. Pueden realizarse radiografías, artrogramas, una biopsia o una imagen por resonancia magnética para buscar lesiones tendinosas y otras alteraciones. El tratamiento dependerá de sus síntomas y de la duración de los mismos. Con el tratamiento, como son los medicamentos, la férula, la rehabilitación o la cirugía, usted podrá ser capaz de retomar sus actividades habituales.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

RIESGOS:

  • Los medicamentos utilizados para aliviar los signos y síntomas de la tenosinovitis de la extremidad inferior pueden tener efectos adversos. Estos incluyen úlceras estomacales, náuseas o vómito. Usted podría adquirir una infección o sangrar demasiado con la cirugía. Algunas veces, aún después del tratamiento, su pierna, tobillo o pie podrían no moverse de la manera que lo hacían antes del tratamiento. La rehabilitación puede llevar un largo tiempo, y su tenosinovitis podría volver.
  • Si no se trata, la tenosinovitis de la extremidad inferior puede causarle mayores problemas con el uso de sus piernas o pies. Usted podría no ser capaz de realizar sus actividades habituales. Las posibilidades de tratar la tenosinovitis de la extremidad inferior mejoran cuando ésta se diagnostica y se trata de manera temprana. El completar su programa de rehabilitación también es muy importante. Consulte a su médico si tiene preocupación acerca de su padecimiento, medicamentos o cuidados.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Formulario de consentimiento

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Al firmar esta forma usted certifica que entiende lo que se va a hacer, y que usted puede tomar decisiones sobre lo que quiere. Usted esta dando su permiso al firmar este formulario de consentimiento. Usted puede permitir que otra persona firme este formulario si no tiene la habilidad de hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras, que entienda con claridad. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que se va a hacer. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Actividad:

Inicialmente usted puede necesitar descansar en cama. Su médico le indicará cuando está bien salir de cama. Consulte a su médico antes de levantarse por primera vez. Si se siente débil o tiene mucho dolor en su miembro inferior, sientese o acuéstese de inmediato.

Compresas frías y tibias:

Pueden colocarse paquetes de hielo inicialmente en la parte afectada. Posteriormente, puede usarse una toalla humedecida y caliente o un cojín térmico (en nivel bajo) en la parte afectada. El alternar las compresas frías y tibias le ayudará a disminuir la inflamación y el dolor. le ayudará a disminuir la inflamación y el dolor.

Un IV

es una cánula pequeña que se introduce en una vena y sirve para aplicarle medicamentos o líquidos.

Medicamentos:

Usted podría recibir los siguientes medicamentos:

  • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.
  • Medicamentos antimicóticos: Estos medicamentos ayudan a eliminar los hongos que pueden producir una enfermedad.
  • Medicamentos para el dolor, la hinchazón o la fiebre: La mayoría de las personas pueden usar estos medicamentos con seguridad. Sin embargo, pueden causar problemas graves cuando son usados por personas que tienen ciertas condiciones de salud. No olvide informarle a su médico si usted padece de enfermedad en el hígado o riñón o tiene antecedentes de sangrado estomacal.
  • Medicamentos esteroides: Su médico puede sugerirle el uso de medicamentos esteroides. Los medicamentos esteroides pueden inyectarse en el tendón afectado, tomarse por la boca o darse en una IV. Dichos medicamentos disminuyen el dolor y la inflamación crónicos (larga evolución). Es importante seguir las indicaciones de su médico acerca del uso de éstos medicamentos. No suspenda el uso de éste medicamento hasta que su médico se lo indique.

Estudios:

Usted puede requerir algo de lo siguiente:

  • Exploración física: Su médico puede tener que movilizar sus piernas y pies en ciertas direcciones. Él revisará si usted tiene dolor, debilidad o problemas del movimiento. Él también podrá revisar su otra extremidad inferior para buscar cualquier dolor, debilidad o problemas de movimiento.
  • Exámenes de sangre: Usted podría tener extracción de sangre para proveer información a sus médico sobre la función de su cuerpo. La sangre puede ser extraída de su mano, brazo, o a través de un IV.
  • Biopsia y cultivo: Puede realizarse una biopsia mediante la extracción de líquidos con una aguja. Su médico podrá también realizar una biopsia mediante una cirugía de uno o más tendones. El líquido o la biopsia del tendón serán llevados a un laboratorio para examinarse.
  • Estudios de imagen: Se le podrá administrar medio de contraste (colorante) antes de registrar las imágenes en alguno de estos estudios. El colorante habitualmente se le administra en su IV. El colorante ayudará a que su médico observe mejor las imágenes. Las personas alérgicas al yodo o a los mariscos (langosta, cangrejo o camarón) pueden ser alérgicas a algunos colorantes. Informe a su médico si es alérgico a los mariscos o si padece otras alergias o enfermedades.
    • Artograma: Una artograma es un rayo X que es tomado después de que el medio de contraste es inyectado en su afectada articulación. Esta prueba es usada para ver las estructuras de su articulación como músculos, ligamentos, tendones y cartílago. El medio de contraste ayuda a su médico a ver las estructuras mejor. La gente que es alérgica a yodo o marisco (langosta, cangrejo o camarón) puede ser alérgico a algunos medios de contraste. Informe al médico si usted es alérgico al marisco o si tiene otras alergias o condiciones médicas.
    • Tomografía computarizada: Esta es también llamada TC o TAC. Una máquina especial de rayos x utiliza una computadora para registrar imágenes de su extremidad inferior.
    • Imagen por resonancia magnética: Esta es también llamada IRM. Una IRM utiliza ondas magnéticas para registrar imágenes del la pierna, muslo, rodilla, tobillo o pie. Esto puede ayudar su médico a decidir si usted tiene tenosinovitis de la extremidad inferior u otro padecimiento que afecte su extremidad.
    • Ultrasonido: Un ultrasonido es un estudio sencillo que observa el interior de su cuerpo. Las ondas de sonido se utilizan para mostrar imágenes de sus órganos y tejidos en una pantalla similar a la de un televisor. Los médicos podrán también buscar líquidos junto a la zona de su dolor y enrojecimiento. Usted podrá escuchar su flujo de sangre durante este estudio.
    • Radiografías: Usted puede requerir radiografías de sus extremidades inferiores para buscar huesos rotos u otras alteraciones. Podrán requerirse radiografías tanto de su extremidad dolorosa como de la no dolorosa.

Opciones para su tratamiento:

Su tratamiento puede cambiarse si su problema de salud no está siendo controlado. Esto se decide, generalmente, después de hacerle exámenes. Usted puede recibir los siguientes tratamientos separados o varios a la vez.

  • Aparatos de apoyo: Usted puede necesitar lago de lo siguiente:
    • Muletas: Los médicos pueden indicarle el uso de muletas para disminuir la tensión y el esfuerzo en sus miembros inferiores.
    • Ortopédicos: Los ortopédicos son inserciones en los zapatos que ayudan a disminuir el dolor, reducir la tensión en los tendones y estabilizar su pie y tobillo.
  • Inmovilización: La inmovilización es un importante tratamiento que permite sanar al tendón y su cubierta. Puede utilizarse una férula, banda elástica, bota o yeso en la parte afectada para inmovilizarla. Esto ayuda a disminuir el dolor y prevenir que los tendones se dañen posteriormente.
  • Cirugía: Usted puede requerir cirugía si sus síntomas no se retiran con otros tratamientos. La cirugía también podrá realizarse si su dolor empeora o es tan intenso que afecta sus actividades diarias.
  • Rehabilitación: Este es un programa que incluye terapia física y ocupacional para ayudar a que su enfermedad sane rápidamente. Cuando la inflamación haya disminuido se le podrán recomendar algunos ejercicios. Estos ejercicios regresarán el rango de movilidad a su extremidad inferior y fortalecerán sus tendones. Su médico podrá requerirle realizar cambios en sus actividades para disminuir la tensión en sus tendones. Dichos cambios pueden prevenir que se presente nuevamente la enfermedad.
  • Terapia con ultrasonido: Puede utilizarse un aparato que usa ondas de sonido con calor para masajear la extremidad inferior inflamada o irritada. Esto puede ayudarle a aliviar el dolor y la inflamación.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide