Skip to Content

Síndrome Del Intestino Irritable, Cuidados Ambulatorios

INFORMACIÓN GENERAL:

El síndrome del intestino irritable

es una condición que impide la movilización de los alimentos a través de sus intestinos normalmente. Los alimentos se pueden movilizar demasiado lento o demasiado rápido. Esto causa un abdomen inflamado, aumento de gases, estreñimiento o diarrea. Los signos y síntomas del intestino irritable pueden ir y venir y pueden suceder varias veces a la semana o una vez al mes. El síndrome de intestino irritable puede desaparecer por años y regresar de repente. Sus síntomas pueden incluso empeorar después que usted come una comida grande o si no consume suficientes alimentos saludables.

Síntomas comunes incluyen los siguientes:

  • Dolor abdominal que desaparece después que usted ha realizado una evacuación intestinal
  • Calambres abdominales que empeoran después de que come
  • Gases (flatulencia)
  • El abdomen inflamado
  • Diarrea, estreñimiento o ambos
  • Sentir la necesidad de realizar una evacuación intestinal inmediatamente después de haber realizado una
  • Mucosidad en las evacuaciones intestinales
  • Sensación que no ha vaciado por completo sus intestinos después de una deposición

Busque cuidados médicos de inmediato para los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal severo
  • Deposiciones oscuras o con sangre

El tratamiento para el síndrome del intestino irritable

puede incluir medicamentos para disminuir la diarrea o ablandadores fecales. Es posible que usted también necesite de un medicamento para tratar el estreñimiento o disminuir el dolor abdominal y los espasmos musculares.

Como manejar sus síntomas:

  • Consuma una variedad de alimentos sanos. Los alimentos sanos incluyen las frutas, verduras, panes integrales, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carne magra y pescado. Es posible que necesite evitar ciertos alimentos para disminuir sus síntomas.
  • Consuma líquidos según las indicaciones. Pregunte cuáles son los líquidos que le recomiendan y cuánto líquido debe consumir al día. Para la mayoría de las personas, una buena fuente de líquidos son el agua, jugo y la leche.
  • Actividad física con regularidad. Consulte con su proveedor de salud sobre el mejor régimen de ejercicios para usted. La actividad física puede disminuir su presión arterial y mejorar su salud en general.
  • Control del estrés. El estrés puede disminuir el proceso de recuperación y causar enfermedades. Aprenda formas de relajación como la respiración profunda.
  • Mantenga un diario o un registro escrito de todos los alimentos y bebidas que usted consume y sus síntomas, por 3 semanas. Lleve el registro a los médicos.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide