Skip to Content

Síndrome De La Salida Torácica

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • El síndrome de la salida torácica es una condición que ocurre cuando los nervios o los vasos sanguíneos se comprimen (se pinchan) en la salida torácica. La salida torácica es el área entre la clavícula y la primera costilla (superior). Los nervios y vasos sanguíneos atraviesan la salida torácica a medida que pasan desde su pecho a sus manos. El síndrome de la salida torácica se puede producir en uno o ambos lados de su cuerpo. El síndrome de la salida torácica puede ser causado por una lesión, un problema congénito, los hombros caídos, o movimientos repetitivos. Puede sentir dolor, entumecimiento, hormigueo e hinchazón. Usted puede tener un agarre débil o debilidad en los músculos de su mano y el tamaño de su mano puede disminuir.
  • El síndrome de la salida torácica es diagnosticado por medio de una historia clínica y examen físico. Su médico va a revisar sus síntomas y podría ordenar más pruebas. El tratamiento depende del tipo de síndrome de la salida torácica que tiene. El tratamiento podría incluir medicamentos para el dolor y la terapia física. También podría incluir medicamentos para prevenir o tratar los coágulos de sangre o la cirugía. El tratamiento puede ayudar a aliviar los síntomas y mejorar el uso de su brazo o mano.

DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Medicamentos:

  • Mantenga una lista vigente de sus medicamentos: Incluya las dosis, frecuencia, forma que toma sus medicamentos y la razón. Traiga la lista o los recipientes de las píldoras a sus visitas de seguimiento. Tenga consigo su lista de medicamentos en caso de una emergencia. Bota las listas viejas. Use las vitaminas, hierbas, o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado: Llame a su médico de cabecera si piensa que sus medicamentos no están funcionado como se había esperado. Infórmele cualquier alergia que usted haya tenido, y si desea suspender o cambiar su medicamento.
  • Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINEs) pueden disminuir la inflamación (hinchazón) y el dolor o la fiebre. Estos medicamentos pueden comprarse con o sin receta médica. En algunas personas, estos medicamentos pueden provocar sangrados estomacales o problemas en los riñones. Si toma medicamentos anticoagulantes, siempre pregunte a su médico de cabecera si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar, lea siempre la etiqueta y siga cuidadosamente las indicaciones que vienen con este medicamento.
  • Anticoagulantes: Estos medicamentos ayudan a prevenir la formación de coágulos de sangre. Los coágulos de sangre causan ataques en el cerebro, ataques cardíacos y también la muerte. Los anticoagulantes pueden causarle más probabilidad para sangrar y hacerse moretones. Use una máquina de afeitar eléctrica y un cepillo de cerdas suaves para cepillar sus dientes para ayudar a evitar que sus encías sangren.

Pregúntele a su médico cuándo debe regresar para una cita de seguimiento:

Si usted ha tenido cirugía, usted podría necesitar ver a su médico para que le quite cualquier drenaje o puntos de sutura. Mantenga todas las citas. Anote cualquier pregunta que pueda tener. De esta manera usted se acordará de hacer estas preguntas durante su próxima visita.

Actividad:

Después de la cirugía, usted podría tener un movimiento limitado de su brazo por 3 a 4 semanas. Pregúntele a su médico cuándo está bien que regrese a sus actividades diarias normales. Es posible que pueda volver a practicar deportes después de la cirugía. Pregúntele a su médico cuándo usted puede volver a practicar deportes.

Manejo de su síndrome de la salida torácica:

  • Reposo y elevación. Si usted tiene el síndrome de la salida torácica vascular, su médico podría decirle que descanse y eleve (suba) su brazo. Cuando esté sentado o acostado, eleve su brazo usando de 2 a 3 almohadas. Esto levantará su brazo por encima del nivel del corazón y disminuirá la inflamación.
  • Evite actividades que empeoran sus síntomas. No duerma con sus brazos sobre su cabeza. Evite las actividades que involucran movimientos repetitivos por encima de la cabeza.

Terapia física:

  • Un fisioterapeuta le ayuda con ejercicios especiales. Estos ejercicios ayudan a fortalecer los músculos de su cuello, hombros y espalda. Esto puede ayudar a aumentar la cantidad de espacio en la salida torácica. Estos ejercicios también pueden ayudar a mejorar su postura.
  • Si usted tiene cirugía, los médicos le darán ejercicios de estiramiento y fortalecimiento para que los haga después. Los ejercicios podrían ayudar a aumentar cuánto puede mover su brazo y mano. Ciertos ejercicios pueden ayudar a prevenir la inflamación y pueden ayudar a evitar que su síndrome de la salida torácica regrese. Los médicos podrían sugerirle que empiece sus ejercicios prescritos el día después de la cirugía. Siga haciendo estos ejercicios durante el tiempo sugerido por su médico. Pídale más información a su médico sobre los ejercicios que debe hacer después de la cirugía.

Cuidado de su herida después de la cirugía:

  • Usted podría tener un vendaje durante 1 ó 2 días. Usted podría tener un vendaje de presión para disminuir la hinchazón. Es posible que necesite usar un cabestrillo durante un tiempo después de la cirugía. Pregunte a su médico cuánto tiempo debe usar el cabestrillo.
  • Puede formarse tejido cicatrizal después de la cirugía. Esto puede poner más presión en la salida torácica y podría seguir sintiendo dolor. Los médicos le enseñarán la manera de prevenir el crecimiento de la cicatriz. Es posible que le muestren cómo utilizar un cojín para la cicatriz y aplicar hielo. Los médicos también podrían sugerirle un masaje para reducir o prevenir la formación de la cicatriz. Pídale más información a su médico sobre cómo prevenir el crecimiento de la cicatriz.

Para apoyo y mayor información:

Puede ser difícil lidiar con el dolor crónico del síndrome de la salida torácica. Usted puede sentirse frustrado y triste. Estos sentimientos son normales. Podría ayudarle aprender todo lo que pueda acerca del síndrome de la salida torácica. Pídale más información a su médico. También puede comunicarse con:

  • National Institutes of Health
    9000 Rockville Pike
    Bethesda , MD 20892
    Phone: 1- 301 - 496-4000
    Web Address: www.nih.gov

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Tiene dolor, entumecimiento, u hormigueo en su cabeza, cuello, hombro, brazo, o mano.
  • Tiene un agarre débil.
  • Una mano se ve más chica que la otra.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Su brazo, mano, o ambos le duelen o se sienten pesados.
  • Su brazo, mano, o ambos se sienten fríos, se ven pálidos, o tienen un color azulejo.
  • Su brazo se siente caliente, sensible, y doloroso. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Usted tiene dolor de pecho o problemas para respirar que se empeora con el tiempo.
  • Usted de repente se siente mareado y tiene problemas para respirar.
  • Usted tiene un nuevo dolor y de pecho y repentino. Usted podría tener más dolor cuando usted toma alientos profundos o tose. Usted también podría toser sangre.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide