Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Sepsis En Niños

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La sepsis ocurre cuando el organismo reacciona a una infección, ocasionando inflamación diseminada y coagulación en los vasos sanguíneos pequeños. Esto puede conducir después a choque séptico (disminución del flujo de sangre) y falla (pérdida de función) orgánica. Cualquier tipo de infección en cualquier parte del cuerpo de su hijo puede ocasionar sépsis. La infección puede deberse a distintos tipos de gérmenes, incluyendo bacterias, virus, hongos y parásitos. Los niños de cualquier edad pueden desarrollar sepsis, pero es más común en niños con debilidad del sistema inmune. Los niños menores de dos años de edad, los nacidos prematuramente o los que tienen problemas congénitos están en mayor riesgo de desarrollar sepsis.
  • Lo signos y síntomas de sepsis en niños pueden incluir fiebre o disminución de la temperatura corporal, latidos cardiacos acelerados, irritabilidad y somnolencia. Su niño puede comer o mamar poco y orinar poco o nada. Diferentes estudios de sangre, cultivos, una radiografía de tórax y una punción lumbar pueden realizarse para ayudar a diagnosticar la sepsis. Los tratamientos incluyen medicamentos para combatir los gérmenes causantes de la infección y las medidas de sostén. Las medidas de sostén pueden incluir la hidratación (líquidos), la terapia nutricional y respiratoria. Con el tratamiento inmediato, como son los medicamentos, su niño podrá recuperarse completamente.

INSTRUCCIONES:

Medicamentos:

  • Mantenga una lista vigente de los medicamentos de su niño: Incluya la cantidad, horario, forma, y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista y los recipientes de píldoras a sus visitas de seguimiento. Mantenga consigo la lista de medicamentos de su niño en caso de una emergencia. Bote las listas de medicamentos viejas. Administre las vitaminas, hierbas o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.
  • Administre los medicamentos de su niño siguiendo las indicaciones de los médicos: Llame al médico de cabecera de su niño si piensa que sus medicamentos no le están ayudando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Consulte con su médico antes de cambiar o suspender los medicamentos de su niño.
  • No administre aspirina a niños menores de 18 años: Su niño podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye podría causar daño al cerebro e hígado de peligro mortal. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.

Solicite más información sobre el lugar y la hora que usted necesita llevar a su niño para sus consultas de seguimiento:

Solicite información sobre el cuidado continuo, tratamientos, y servicios a domicilio para su niño.

Cuidados en el hogar:

  • No permita que otros fumen alrededor de su niño. Aspirar humo de cigarrillos podría causar muchas formas de daño, al cuerpo de su niño. Su niño corre mayor probabilidad de contraer ciertos tipos de infecciones si aspira el humo de cigarrillos. Estar alrededor del humo de cigarrillo también podría afectar los pulmones de su niño, y causar problemas para respirar. No permita que ninguna persona fume dentro de su hogar. Si usted fuma, debería dejar de hacerlo. Dejar de fumar va a mejorar su salud y la salud de toda persona a su alrededor. Consulte con su médico para más información sobre como dejar de fumar si esta teniendo dificultad para dejar de hacerlo.
  • Aleje a su niño de las personas que estén enfermas con resfriados. También haga que el niño se mantenga alejado de grupos grandes de personas mientras se está recuperando de la cirugía. Esto disminuye el riesgo de que su niño contraiga infecciones.
  • Lávate las manos y lava las manos de tu hijo frecuentemente. Este ayudará prevenir la propagación de gérmenes. Motiva que en tu casa todos se laven las manos con agua y jabón después de ir al baño. También deben lavarse las manos después de cambiar un pañal y antes de preparar o comer los alimentos.
  • Su niño podría necesitar más descanso de lo que realiza, mientras se esta recuperando. Jugar silenciosamente va a mantener a su niño ocupado de forma segura para que no este inquieto y corra riesgo para una lesión. Haga que su niño lea o dibuje silenciosamente. Siga las instrucciones sobre la cantidad de descanso que su niño debería tener mientras se esta recuperando.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Su niño tiene una fiebre.
  • La piel de su hijo se irrita, le da comezón o desarrolla salpullido.
  • Su niño tose demasiado o tose sangre.
  • Tiene dudas o inquietudes acerca de la enfermedad, tratamiento o cuidados de su hijo.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Su hijo tiene un llanto agudo.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar o sus labios y uñas se ponen pálidos o azules.
  • Su hijo no es capaz de comer, mamar o beber o está orinando poco o nada.
  • Su hijo se observa muy cansado o débil, está más quisquilloso o somnoliento de lo habitual.
  • Su hijo se desmaya o tiene una convulsión.
  • La material fecal o el vómito de su hijo tienen sangre.
  • Los síntomas de su hijo no mejoran o están empeorando.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide