Skip to Content

Resección Intestinal Por Laparoscopia

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La resección intestinal laparoscópica es una cirugía para extraer todo o parte del intestino delgado o grueso. Esto se realiza para tratar enfermedades que afectan a los intestinos, como el sangrado, bloqueos, inflamación o infecciones. Esto también puede realizarse para extraer pólipos grandes o signos tempranos de tumores en el intestino. Los intestinos son parte del aparato gastrointestinal (GI) donde se digieren los alimentos. El intestino delgado es el conducto que corre del estómago hacia el colon (intestino grueso). Está conformado por el duodeno, yeyuno y el íleon. El colon es el conducto grande que conecta el intestino delgado con el ano. El colon absorbe agua de los alimentos digeridos y convierte los alimentos digeridos en materia fecal.
    Picture of a normal digestive system
  • En una resección intestinal laparoscópica su médico realiza incisiones (cortes) pequeñas en el abdomen. Él utiliza un laparoscopio y otras herramientas especiales para realizar la cirugía. Un laparoscopio es un tubo de metal largo con una luz y una pequeña videocámara en el extremo. Éste le proporciona a su médico una visión clara de la zona abdominal mientras captura las imágenes en una pantalla. La cantidad de intestino extraido depende de la razón por la que se requiera la cirugía. También pueden realizarse una ileostomía o una colostomía, las cuales son aberturas en el abdomen para drenar la materia fecal en una bolsa. Con una resección intestinal laparoscópica, podrán tratarse problemas del intestino delgado y grueso, y sus síntomas podrán aliviarse.

INSTRUCCIONES:

Tome sus medicamentos como se le haya indicado:

Llame a su médico de cabecera si usted piensa que su medicamento no está funcionando como se había esperado. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, forma de tomárselos, y cuándo y porqué los toma. Traiga la lista o los envases de las pastillas a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

  • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.
  • Medicamento para el dolor: Usted podría necesitar medicamento para suspender o reducir el dolor.
    • Aprenda como tomar su medicamento. Pregunte cual es el medicamento que necesita tomar y la dosis. Asegúrese que usted sepa cómo, y cuando lo necesita tomar al igual que la frecuencia.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para tomar su medicamento. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor.
    • Los medicamentos para dolor podrían causar mareos o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a alguien cuando se vaya a levantar de la cama o si necesita ayuda.
  • Laxantes: Este medicamento le hace más fácil tener una evacuación intestinal. Usted podría necesitar este medicamento para ayudar o tratar o prevenir estreñimiento.

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

Como prevenir estreñimiento:

Alimentos ricos en fibra, tomar más líquido, y hacer ejercicio regularmente podría ayudar a prevenir estreñimiento. Ejemplos de alimentos ricos en fibra son las frutas, y salvado. El jugo de ciruelas y el agua son muy buenos para tomar. Hacer ejercicio regularmente ayuda con la función de su sistema digestivo. También se le podría indicar tomar la fibra que se vende sin receta, y un laxante. Tome éstos como se le haya indicado.

Coma alimentos saludables:

Elija una variedad de alimentos saludables de todos los grupos de comida cada día. Incluya el pan de grano entero, el cereal, el arroz, y pasta. Coma una variedad de frutas y vegetales, incluyendo vegetales de color verde oscuro y anaranjado. Incluya productos lácteos como leche baja en grasa, yogur y queso. Seleccione fuentes de proteína baja en grasa como carne de res, pollo, pescado, frijoles, huevos y nueces. Pregunte cuantas porciones de grasa, aceites y dulces usted debería comer cada día y si usted debe seguir una dieta especial.

Consumo de líquidos:

Los adultos deberían tomar de 9 a 13 vasos de líquido todos los días. Un vaso de 8 onzas. Las mejores elecciones de líquido para la mayoría de las personas incluyen el agua, jugo, y leche. El café, sopa, y las frutas, pueden también incluirse en su consumo de líquido diario. Pregunte a su médico sobre la cantidad de líquido que usted debería tomar diariamente.

Descanse cuando lo necesite mientras se esta recuperando de cirugía:

Comience a hacer más cosas cuidadosamente todos los días. Regrese a sus actividades diarias como se le haya indicado.

Cuidado de heridas:

Cuando se le permita bañarse, lave cuidadosamente las incisiones con agua y jabón. Después de eso, póngase vendajes limpios y nuevos. Cambie sus vendajes siempre que se ensucien o se mojen. Solicite a sus médicos mayor información acerca del cuidado de heridas.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Tiene sensación de estar muy lleno o distendido.
  • Usted tiene una fiebre.
  • Tiene escalofríos, tos o se siente débil y con dolores.
  • Usted es incapaz de realizar una evacuación intestinal (BM).
  • Tiene náuseas o vómito.
  • Tiene dudas o inquietudes acerca de su cirugía, condición o cuidados.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Se siente muy lleno y no puede eructar o vomitar.
  • Tiene problemas para evacuar o para canalizar gases u orina.
  • Tiene pus o mal olor provenientes de su incisión.
  • Su abdomen se pone sensible y duro.
  • Sus evacuaciones son negras o tienen sangre.
  • Su vómito es de color verdoso, parece pozos de café o tiene sangre.
  • Usted tiene dolor de pecho o problemas para respirar que se empeora con el tiempo.
  • Usted de repente se siente mareado y tiene problemas para respirar.
  • Usted tiene un nuevo dolor y de pecho y repentino. Usted podría tener más dolor cuando usted toma alientos profundos o tose. Usted también podría toser sangre.
  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.

Copyright © 2012. Thomson Reuters. All rights reserved. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide