Skip to Content

Resección Intestinal Laparoscópica

LO QUE NECESITA SABER:

La resección intestinal laparoscópica es una cirugía para extraer todo o parte del intestino delgado o grueso. Esto se realiza para tratar enfermedades intestinales como sangrado, obstrucciones, inflamación o infecciones. También puede ser realizada para remover pólipos grandes (bultos) o inicios de tumores en los intestinos. El médico realizará incisiones pequeñas en el abdomen y usará un endoscopio largo y delgado para hacer la cirugía. La cantidad de intestino que se extraiga dependerá del motivo de la cirugía. También es posible que realicen una ileostomía o colostomía, que es una abertura en el abdomen para drenar la materia fecal en una bolsa.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de la cirugía :

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Enema: Es posible que necesite un enema antes de la cirugía. Esto es un líquido que se coloca dentro de su recto para ayudar a vaciar su intestino.
  • Una cánula intravenosa es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.
  • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.
  • Cuidado pre-op: Es posible que le den medicación momentos antes de su procedimiento o cirugía. Este medicamento puede producirle relajación y sueño. Lo llevarán en camilla a la sala donde le harán su procedimiento o cirugía, y luego lo pasrán a una mesa o una cama
  • Anestesia:
    • La anestesia general lo mantendrá dormido y sin dolor durante la ciurgía. Es posible que le administren la anestesia por vía intravenosa. O también la puede inhalar a través de una máscara o de un tubo que se coloca en su garganta. El tubo puede causar que sienta la garganta irritada cuando se despierte.
    • Anestesia regional: Se inyecta medicamento en el área del cuerpo donde se va a realizar la cirugía o procedimiento. Usted permanecerá despierto durante la cirugía o procedimiento.
  • Monitoreo:
    • Monitor cardíaco: También se conoce como ECG o EKG. Parches adhesivos colocados en su piel registran la actividad eléctrica de su corazón.
    • Un oxímetro de pulso es un dispositivo que mide la cantidad de oxígeno en su sangre. Se coloca un cordón con una pinza en su dedo, oído, o dedo del pie. La otra extremidad del cordón se sujeta a la máquina.

Durante si cirugía:

  • Se limpiarán el abdomen y el área de los genitales con agua y jabón. Se colocarán sábanas sobre usted para mantener limpia la zona de la cirugía.
  • Durante la cirugía se realizará una pequeña incisión junto a su ombligo para insertar el laparoscopio. Los médicos insertarán otros instrumentos por medio de 2 a 5 incisiones pequeñas en su abdomen. Luego se llenará el abdomen con un gas (dióxido de carbono) para separar la pared abdominal de los órganos internos. Esto brinda más espacio a los médicos para llevar a cabo el procedimiento. Utilizan instrumentos para separar el intestino afectado de la parte saludable. Se atarán y cortarán ciertos vasos sanguíneos. Su médico extraerá todo o parte del intestino delgado o grueso. Las partes saludables que resten del intestino se unirán o coserán.
  • Su médico podría mandar muestras de su tejido al laboratorio para la realización de pruebas. También podrían extraer ganglios linfáticos durante la cirugía. Es posible que le coloquen tubos delgados de caucho para drenar el líquido o pus del abdomen. Podrían realizar una colostomía o una ileostomía. Las incisiones se cerrarán con puntos de sutura o con cinta quirúrgica y se cubrirán con vendajes.

Después de la cirugía:

Es posible que lo lleven a una sala de recuperación hasta que esté totalmente despierto. Los médicos lo vigilarán de cerca en caso de cualquier problema. Cuando los médicos comprueben que usted se encuentra bien, lo llevarán de regreso a su habitación del hospital. Las vendas utilizadas para cubrir los puntos de sutura mantienen el área limpia y seca para prevenir una infección. Puede que un médico retire los vendajes poco después de su cirugía para revisar las heridas, tubos, los drenajes o la ostomía.

  • Signos vitales: Los médicos revisarán su presión arterial, ritmo cardíaco y respiratorio, y su temperatura. También le van a hacer preguntas sobre su dolor. Éstos signos vitales le proveen información a los médicos sobre su salud vigente.
  • Es posible que usted necesite oxígeno adicional si el nivel de oxígeno en su sangre esta más bajo de lo que debería estar. Es posible que le administren oxígeno a través de una máscarilla colocada sobre la nariz y la boca o a través de pequeños tubos colocados en las fosas nasales. Pregúntele a su médico antes de quitarse la mascarilla o los tubos del oxígeno.
  • Actividad: Es posible que deba caminar el mismo día de la cirugía o el día siguiente. El movimiento ayudará a evitar la formación de coágulos de sangre. Es posible que también le den ejercicios para hacer en la cama. No se levante de la cama sin aprobación médica. Hable con su médico antes de levantarse por primera vez. Es posible que usted necesite ayuda para levantarse de forma segura. Cuando usted pueda levantase por su cuenta, siéntese o acuéstese de inmediato si se siente débil o mareado. Luego oprima el botón de ayuda para informar a sus médicos que necesita ayuda.
  • Es posible que deba usar botas neumáticas después de la cirugía Las botas tienen una bomba de aire que aprieta y suelta diferentes áreas de las botas. Este dispositivo va a mejorar la circulación de sangre para prevenir coágulos.
  • Una sonda de Foley es un tubo que se coloca en su vejiga para drenar la orina dentro de una bolsa. Mantenga la bolsa debajo del nivel de su cintura. Esto va a prevenir que la orina fluya de regreso a su vejiga y cause una infección u otros problemas. También mantenga el tubo sin torceduras para que la orina drene apropiadamente. No jale del catéter. Esto puede provocarle dolor y sangrado y podría provocar que el catéter se salga.
  • Íleo postoperatorio: El íleo postoperatorio es cuando el intestino no empieza a trabajar como se esperaba tras la cirugía. Esto podría causar que tenga náuseas, vómitos y que no tenga gases o evacuaciones intestinales. También podría tener dolor abdominal y sentirse distendido. Dicha condición puede durar unos días. El médico puede pedirle que salga de cama y empiece a caminar para movilizar sus intestinos. También podría recetarle medicamentos o que siga una dieta líquida, o podría necesitar una sonda NG.
  • Sonda nasogástrica (NG): Se coloca una sonda NG dentro de su nariz, y pasa por su garganta hasta que llega al estómago. Se puede administrar medicamento o alimento a través de la sonda nasogástrica, si usted no puede tomar nada por la boca. El tubo también podría estar sujetado a una succión si los médicos necesitan mantener su estómago vacío.
  • Dieta: Es posible que usted pueda comer cuando los sonidos intestinales (gruñidos estomacales) sean audibles. El médico usará un estetoscopio para escuchar sonidos intestinales en el estómago. Si le hicieron una colostomía o ileostomía, es posible que sea incapaz de comer alimentos sólidos por varios días. Usualmente, al comienzo, le dan hielo picado. Es posible que le permitan tomar líquidos, como agua, caldo, jugo de manzana o gaseosa de lima-limón, en unos pocos días.
  • Medicamentos: Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:
    • Analgésicos: Usted podría necesitar medicamento para aliviar o disminuir su dolor abdominal. Informe a su médico si el medicamento para el dolor no lo ayuda o si tiene alguna pregunta acerca del medicamento.
    • Medicamentos contra las náuseas: Estos medicamentos pueden ser administrados para calmar su estómago y ayudar a prevenir el vómito.
    • Los anticoagulantes ayudan a prevenir la formación de coágulos. Los anticoágulantes se pueden administrar antes, durante y después de una cirugía o procedimiento. Los anticoagulantes pueden causarle más probabilidad para sangrar y hacerse moretones.
    • Laxantes: Este medicamento le hace más fácil tener una evacuación intestinal. Es posible que deba tomar este medicamento para tratar o para prevenir el estreñimiento.
  • Prevención de coágulos de sangre: Cuando su cirugía o procedimiento estén cercanos es posible que necesite tomar medicamentos para diluir su sangre. Los medicamentos anticoagulantes ayudan a prevenir la formación de coágulos sanguíneos en las venas. Este medicamento hace que sea más fácil que a una persona le salgan hematomas y que sangre. Tendrá que hacerse análisis de sangre periódicos mientras está tomando este medicamento. Si usted tiene un trastorno de la coagulación o antecedentes de sangrado o coágulos de sangre, infórmele a su médico. Hable con su médico sobre todos los medicamentos que usa. La actividad física ayuda en la prevención de coágulos sanguíneos. Los médicos le ayudarán a estar tan activo como sea posible después de su cirugía o procedimiento.

RIESGOS:

  • No realizar correctamente la preparación intestinal puede ocasionar problemas durante la cirugía o puede ser necesario cancelarla, retrasarla o volver a realizar la cirugía. Es posible que se presenten problemas durante la cirugía laparoscópica que requieran que se realice una cirugía abierta. Su estómago, hígado, intestinos, vasos sanguíneos o nervios podrían dañarse durante la cirugía. Esto podría provocar demasiado sangrado y pérdida de sangre o fuga del contenido intestinal. También podría tener dificultad para respirar o contraer una infección durante o después de la cirugía. El gas especial que se utiliza durante la cirugía podría ocasionarle dolor en el hombro o en el pecho durante 1 o 2 días después de la cirugía. Siga las indicaciones de su médico para disminuir la posibilidad de que se presente algún problema.
  • Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la pierna o el brazo. Esto puede causar dolor e inflamación, y puede detener el flujo sanguíneo en su cuerpo. El coágulo sanguíneo puede desprenderse y llegar hasta sus pulmones o cerebro. Un coágulo sanguíneo en sus pulmones puede causar dolor de pecho y dificultad para respirar. Este problema puede poner en peligro su vida.
  • Sin esta cirugía, sus signos y síntomas podrían continuar y empeorar. Sus intestinos podrían bloquearse o la infección podría propagarse a otras partes de su organismo. Esto podría conducir a problemas médicos graves, como peritonitis (infección de la membrana que cubre la pared abdominal) y sepsis (infección en la sangre). Si no se extrae un pólipo o un tumor, podría producirse un mayor bloqueo. Consulte a su médico si está preocupado o si tiene preguntas acerca de la cirugía, los medicamentos o los cuidados.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide