Skip to Content

Reparación Del Labio Fisurado

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La reparación de labio fisurado (leporino) es una cirugía que se hace para corregir la fisura existente en el labio de su niño. El labio fisurado es un defecto de nacimiento que se presenta con cierta frecuencia. Debido al labio fisurado, la piel del labio superior de su niño no se ha desarrollado unida normalmente. Las fisuras pueden verse diferentes de un niño a otro. Algunas fisuras pueden verse como una pequeña marca en la parte roja del labio. Otras, pueden presentar una abertura en el piso de la parte interior de la nariz.
  • La fisura puede ser en uno o en los dos lados del labio de su niño. Si es en un lado, llama fisura unilateral. Si es en ambos lados, se llama fisura bilateral. En la mayoría de los casos, los médicos desconocen la razón por la cual se presentan estas fisuras. Su niño puede ser más propenso a presentar el labio fisurado si algún miembro de su familia también lo ha presentado. Algunos medicamentos, infecciones, fumar o consumir alcohol durante el embarazo, pueden causar las fisuras.
    Pictures of an infant with a cleft lip and a repair of a cleft lip

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él.

RIESGOS:

  • Siempre existen riesgos con la cirugía. Su niño puede sangrar más de lo usual o puede contraer una infección después de la cirugía. Su niño puede tener dificultad para respirar o formar coágulos de sangre. Los médicos vigilarán de cerca a su niño en busca de estos problemas. Si a su niño le permiten colocar sus manos o un juguete en la boca, puede lastimarse las incisiones. Si la piel de su niño se separa de los puntos, es posible que tengan que hacer la cirugía nuevamente. Esto también causaría una mayor cicatriz.
  • El problema más común en la reparación del labio fisurado es la asimetría. Esto es cuando uno de los lados del labio reparado no queda alineado con el otro lado. Este problema es común en niños con fisuras que para repararlas necesitan más de una cirugía.
  • Si el labio fisurado no es reparado, su niño podría tener problemas para lactar, deglutir (tragar) y para subir de peso. Los problemas para alimentarse pueden permitir que los líquidos se devuelvan y entren en los canales del oído de su niño. Esto aumenta las posibilidades de contraer infecciones en el oído, las cuales, podrían causar problemas permanentes de audición. También podría tener dificultad para hablar debido a la fisura.
  • Su niño podría presentar problemas emocionales aún después de la cirugía para reparar la fisura. Estos problemas pueden presentarse porque el niño se ve y habla de manera diferente respecto a los otros niños. También pueden presentarse si su niño se siente diferente debido a que tiene que visitar a los médicos con frecuencia. Si tiene preguntas o inquietudes relacionadas con los cuidados de su niño, llame al médico.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

¿Para qué sirve el botón de llamado (timbre)?

En el cuarto de su niño en el hospital habrá un timbre. Usted, o su niño, puede usar este timbre si su niño está presentando problemas y necesita la asistencia de un paramédico. También pueden usarlo si usted o su niño tienen preguntas para el paramédico. Asegúrese de mantener el timbre al alcance de su mano a toda hora.

¿Cómo puedo evitar que mi niño sienta temor en el hospital?

Usted puede permanecer en el hospital para consolar y apoyar a su niño. Pregúntele a los médicos si otro miembro de la familia puede quedarse con su niño cuando usted no pueda hacerlo. Traiga de su casa alguna cosa que al niño le guste. Traer de la casa una manta, el juguete favorito o cierta ropa puede ser reconfortante para su niño.

¿Qué es un formulario de autorización?

  • Pueden pedirle que firme un formulario de autorización. Este es un documento legal que sirve para autorizar al médico a hacer ciertos exámenes, tratamientos o procedimientos. Este formulario indica exactamente lo que harán con su niño. Antes de firmar este formulario, tenga la certeza de que todas sus preguntas fueron respondidas.
  • Usted tiene el derecho a que le informen lo relacionado con los problemas de salud de su niño. Usted debe entender qué exámenes, tratamientos o procedimientos deben hacerse para tratar la fisura en el labio de su niño. El médico de su niño también debe informarle los riesgos y beneficios de cada tratamiento. Esto debe hacerse antes que usted firme el formulario de autorización.

¿Qué es el IV (intravenoso)?

El intravenoso es una cánula que se introduce en una vena de su niño. Esta cánula puede ser colocada en la mano, brazo, tobillo, pie o cabeza del niño. La cánula puede estar conectada a una máquina que le suministrará líquidos o medicamentos a su niño. La cánula puede permanecer tapada y no estar conectada a otras tuberías. Si el niño tiene dolor, enrojecimiento, hinchazón o algún escape en el sitio de la cánula, infórmele a su médico.

¿Qué son los antibióticos?

Es posible que le administren antibióticos a su niño para ayudarlo a combatir las infecciones que son causadas por gérmenes llamados bacterias. Súbitamente, puede presentarse una alergia a los antibióticos, aunque su niño hubiese tomado antes estos medicamentos. Infórmele a los médicos si alguna vez su niño ha presentado salpullido, dificultad para respirar o reacción a algún medicamento.

¿Qué exámenes pueden ser necesarios para mi niño?

Su niño puede necesitar uno o más de los siguientes exámenes. Estos exámenes ayudan a los médicos en la planificación del tratamiento de su niño.

  • Exámenes de sangre: Puede ser necesario extraerle sangre a su niño para ser examinada. La sangre puede ser extraída del brazo, mano, dedo, pie o talón de su niño. La sangre es luego examinada para conocer el funcionamiento del cuerpo de su niño. Es posible que necesiten extraerle sangre a su niño más de una vez.
  • Radiografía de tórax: Es una imagen de los pulmones y corazón de su niño. Los médicos la utilizan para conocer la forma como están funcionando los pulmones y corazón de su niño. También sirve para chequear otros problemas de nacimiento además de el labio fisurado.
  • Monitor cardíaco: Esto también se conoce como electrocardiograma (ECG). Es un examen que no duele y se hace para conocer el funcionamiento del corazón de su niño. Se colocan parches adhesivos en el pecho de su niño. Cada parche tiene un cable que va conectado a una pantalla tipo TV o a una caja portátil. Esta pantalla o caja le permite a los médicos ver una imagen de la actividad que existe en el corazón de su niño.
  • Oxímetro de pulso: Es un aparato que indica la cantidad de oxígeno existente en la sangre de su niño. Adhieren al pie, dedo del pie, mano, dedo de la mano o lóbulo de la oreja de su niño un cable que tiene un sujetador o cinta adhesiva en uno de los extremos. El otro extremo del cable va conectado a un aparato. Puede ser necesario usar este aparato de vez en cuando o dejarlo funcionando a toda hora. Si suena la alarma del aparato, infórmele a su médico. Nunca apague el oxímetro de pulso sin antes consultar con el médico del niño
  • Signos vitales: Esto incluye tomar la presión arterial, el pulso (contar los latidos del corazón) y las respiraciones (contar las veces que respira) de su niño. La temperatura de su niño puede ser medida en la boca, oído, axila o en el recto. Usando un estetoscopio, los médicos pueden escuchar el corazón y pulmones de su niño.
  • Videofluoroscopia: Durante este examen, a su niño le suministrarán un líquido especial para que lo tome. Después de tomarlo, toman varias radiografías (rayos X) al tiempo que su niño habla o deglute (traga). Este examen puede ayudar a los médicos a encontrar problemas al deglutir y otros inconvenientes.
  • Nasoendoscopia Este examen también se conoce como nasofaringoscopia. Los médicos insertan un tubo a través de la boca o nariz de su niño. Una cámara diminuta acoplada al extremo del tubo muestra a los médicos lo que sucede cuando su niño habla.

¿Qué clase de médicos estarán encargados del cuidado de mi niño?

Antes y después de la cirugía, puede ser necesario que a su niño lo examinen varios médicos. Un equipo de personas trabajando en conjunto puede ayudar a que la cirugía y la recuperación se desarrollen sin ningún tropiezo. Este equipo puede estar conformado por médicos, enfermeras, consejeros, trabajadores sociales y terapeutas del lenguaje. El equipo también puede incluir dentistas, un terapeuta de la respiración y un dietista. El equipo trabajará unido para lograr los siguientes objetivos:

  • Reformar la boca de su niño.
  • Ayudar a su niño para que aprenda a hablar normalmente.
  • Estar seguros de que su niño pueda deglutir (tragar) sin atragantarse y que obtenga una buena nutrición.
  • Darle ayuda y apoyo a su niño lo mismo que a usted y su familia.

Cuidados preoperatorios:

Estos son los cuidados que su niño recibe inmediatamente antes de la cirugía. Estos cuidados pueden hacerse en la habitación del niño o en un área especial para cuidados preoperatorios. A su niño pueden administrarle medicamentos antes de la cirugía para que esté soñoliento y más relajado. También es posible que le administren antibióticos para ayudarlo a combatir las infecciones. Su niño será llevado a la sala de cirugía en una cama o cuna con ruedas. Un paramédico permanecerá con su niño para asegurarse de que esté abrigado, seguro y cómodo.

Anestesia general:

Es un medicamento que se aplica para mantener a su niño completamente dormido durante la cirugía. Este medicamento puede ser administrado por vía intravenosa o en forma de gas a medida que el niño respira. Su niño puede tener colocada en su laringe una cánula endotraqueal o tubo "ET". Eto es para asegurarse de que el niño reciba suficiente oxígeno mientras está dormido.

Durante la cirugía:

  • Un paramédico limpiará la cara de su niño con agua y jabón. Este jabón puede hacer que la piel del niño se vuelva amarilla, pero será limpiada más tarde. Colocarán sábanas sobre su niño para mantener limpia el área de la cirugía.
  • Para reparar la fisura en el labio del niño, el médico hará un corte a lo largo de cada uno de los lados de la fisura. La piel y el músculo del labio serán movidos conjuntamente. Esto ayudará con la función del músculo y con la forma del labio de su niño. Los bordes son luego cosidos con un hilo especial para unirlos. Esta sutura (puntos) ayudará a que los bordes se mantengan unidos mientras cicatrizan. Si la fisura de su niño involucra la nariz, la fosa nasal será reformada de una vez o posiblemente en una futura cirugía.
  • La cirugía puede durar de 2 a 4 horas. Pregúntele al médico de su niño cuanto puede durar la cirugía. En algunos casos, la cirugía puede demorar más tiempo de lo previsto. Esto es normal y no es motivo de preocupación.

Sala de espera:

Es una sala donde sus familiares pueden esperar hasta que su niño esté listo para recibir visitas después de la cirugía. Los médicos de su niño le buscarán a usted en la sala de espera para informarle lo que está ocurriendo durante la cirugía . Si usted tiene que salir del hospital, déjele a los médicos un número telefónico al cual le puedan llamar en caso de necesidad.

Después de la cirugía:

Su niño será llevado a una sala de recuperación donde permanecerá hasta que despierte. Usted puede visitar a su niño en la sala de recuperación después que los médicos lo hayan estabilizado. El tiempo que su niño permanecerá en la sala de recuperación dependerá de lo rápido que él despierte de la anestesia. Su niño será llevado luego a un cuarto corriente en el hospital. No permita que su niño se levante de la cama sin la autorización del médico. Para seguridad del niño, mantenga levantadas las barandas de la cama o cuna de su niño.

Oxígeno:

Su niño puede necesitar oxígeno después de la cirugía. El niño puede obtener oxígeno a través de una cánula nasal o de una máscara facial que se coloca en su cara. Algunos niños son colocados en una cámara o tienda de oxígeno. Un médico elegirá la forma más conveniente para suministrar oxígeno a su niño. Ni usted ni su niño pueden quitar el oxígeno sin la autorización del médico.

Actividad:

Es posible que su niño necesite descansar después de la cirugía. Los médicos le dirán el momento en que su niño puede moverse y jugar con seguridad.

Protección de la incisión:

Es necesario proteger la boca de su niño después de la cirugía. Pueden pasar cinco o más semanas antes que cicatrice la boca de su niño. Si los puntos no están protegidos ellos podrían ser halados o romperse. Esto podría causar más sangrado, más dolor y mayor cicatriz a su niño. Su niño podría necesitar otra cirugía si los puntos se separan. Es importante vigilar a su niño a toda hora para evitar que estas cosas sucedan.

  • Su niño no debería llevarse las manos u otros objetos a la boca. Pueden usarse tablas acolchadas para sujetar los brazos y mantener rectos los codos. Deben usarse camisas de mangas largas para evitar que las tablas raspen la piel de su niño. Las mangas de la camisa de su niño deben sujetarse a la cama usando ganchos (imperdibles) o alfileres. Esto evitará que su niño se frote la cara con las manos o con la parte superior de los brazos. Las tablas para sujetar los brazos también deben usarse en el hogar. Es necesario remover estas tablas entre 3 y 4 veces al día quitando una sola tabla cada vez. Esto se hace para que los brazos de su niño se ejerciten. No deje solo a su niño mientras las tablas que sujetan los brazos se encuentren sueltas.
  • Evite el estrés en las áreas de la cirugía de su niño. Si su niño chupa, hace burbujas, se ríe o llora, los puntos pueden tensarse. Alzar, abrazar y hablarle a su niño lo calmarán disminuyendo este riesgo. Su niño llorará menos si usted lo mantiene alimentado, seco y tranquilo. Esta es una época difícil para su niño. Abrace mucho a su niño aunque él se encuentre molesto o llorando. Su niño no debe acostarse ni dormir sobre el estómago. Él debe acostarse de espaldas o de lado. Esto evita que su niño se frote la cara contra las sábanas y se lastime el área de la cirugía.

Alimentando a su niño:

  • Después de la cirugía, su niño puede comenzar a tomar líquidos cuando se encuentre totalmente despierto. Use una taza, una jeringa con punta de caucho o el lado de una cuchara, para suministrarle líquidos a su niño. No use un biberón o un pitillo.
  • Al alimentar a su niño, sosténgalo sentado y en posición vertical. La cabeza del niño debe estar más alta que el estómago. Esto evitará que los líquidos vayan a los pulmones (causando un atoro) en lugar de ir al estómago.
  • Alimente a su niño lentamente. Sáquele los gases después de cada 1 a 2 onzas de líquido que él tome. Su niño puede ensuciarse o escupir con frecuencia durante las comidas. Es una buena idea tener a mano un paño para secar suavemente a su niño cuando sea necesario.
  • Si su niño tiene edad suficiente, los médicos le dirán cuando puede usted comenzar a alimentarlo con alimentos blandos. Estos alimentos no necesitan masticarse. La compota de manzana, el flan, el pudín u otros alimentos en forma de puré pueden ser ejemplos de estos alimentos blandos. Después de la cirugía, su niño necesitará consumir alimentos blandos durante 1 mes. Su niño no debe alimentarse a sí mismo porque podría lastimarse el área de la cirugía. No le suministre a su niño chupetes o algo duro que él pueda llevarse a la boca.

¿Qué son los ingresos y egresos?

  • Esto es conocido por las siglas inglesas I y O. Para ayudar a los médicos de su niño, es posible que usted tenga que llevar un registro de la cantidad que su niño come y bebe. También puede ser necesario que usted ayude a los médicos llevando un registro de la cantidad de líquido que su niño elimina al orinar. Los médicos también necesitan saber si su niño ha tenido alguna evacuación intestinal.
  • Es posible que usted tenga que guardar los pañales de su niño de manera que el médico pueda pesarlos. Esto servirá para medir la cantidad de líquido que su niño ha orinado. Si su niño no usa pañales, puede ser necesario que su niño orine en un recipiente medidor ya sea en la cama o en el inodoro. No bote los pañales ni arroje la orina en el inodoro antes de consultar con el médico del niño.
  • Su niño debe ser pesado con frecuencia, tanto como diariamente. Esta es otra manera de llevar un registro del consumo de líquido y de alimentos de su niño.

¿Cuáles son los signos de deshidratación?

Debido a la fisura y los problemas para deglutir que ella puede causar, su niño podría deshidratarse. La deshidratación sucede cuando el cuerpo de su niño está demasiado seco por no recibir suficientes líquidos. La deshidratación es un problema serio. Si usted piensa que su niño está deshidratado, infórmele al médico. Si su niño está deshidratado usted puede notar alguno de los siguientes signos:

  • Poca o ninguna orina en un periodo de 8 horas.
  • En los bebés, usted puede ver que la parte blanda (fontanela) en la parte superior de la cabeza se hunde (curvada hacia dentro).
  • No derrama lágrimas al llorar.
  • Labios agrietados (partidos y secos).

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide