Skip to Content

Reparación De Labio Leporino Y Paladar Hendido

LO QUE NECESITA SABER:

La reparación de labio leporino y paladar hendido es una cirugía para cerrar las aperturas en la boca y el labio de su niño. Se podría realizar una reparación del labio leporino en su niño, del paladar hendido, o ambos.


COMO PREPARARSE:

Antes de la cirugía de su niño:

  • Anote la fecha, hora, y el lugar de la cirugía de su niño.
  • Cuando usted toma a su niño para ver su médico, traiga una lista de sus medicamentos o las botellas de medicamentos. Dígale al médico si su niño usa hierbas, suplementos de alimento, o medicamentos sin receta médica. Si su niño es alérgico a algún medicamento, dígaselo a su médico.
  • Es probable que su niño necesite tomar antibióticos antes de la cirugía para ayuda a prevenir una infección. Adminístreselos como es indicado.
  • Muéstrele las tablas acolchadas que se usan después de la cirugía. Explíquele que son para evitar que se toque la boca accidentalmente. Colóquele las tablas acolchadas a su niño por una duración corta de tiempo. Esto ayudará a que su niño sienta menos temor cuando se coloquen las tablas después de la cirugía.
  • Antes de la cirugía, enséñele a su niño a beber de una taza, del lado de una cuchara o de una jeringa. Esto podría ayudarle a que se prepare para las nuevas maneras de beber después de la cirugía.
  • Practique la limpieza de la boca de su niño. Siente a su niño con la cabeza hacia delante. Rocíe suavemente agua pura o agua salada en la parte superior de la boca del niño utilizando un automizador como es indicado. Permita que el niño sostenga el atomizador para que no sienta temor.

La noche antes de la cirugía de su niño:

  • Pregúntale a sus médicos sobre direcciones para comer y beber.

El día de la cirugía de su niño:

  • Vista a su niño con ropa holgada y cómoda. Use una camisa o blusa que tenga los botones o broches en la parte delantera.
  • Lleve una cobija o un juguete favorito de su niño al hospital. Esto puede ayudar a reducir su miedo.
  • Lleve cualquier biberón especial, chupón o suministros que se ha usado para alimentar a su niño en casa.
  • El día de la cirugía, pregúntele al médico antes de darle cualquier medicamento a su niño. Estos medicamentos incluyen insulina, antibióticos, vitaminas, medicamentos de prescripción o de venta libre.
  • Es posible que los médicos inserten un tubo intravenoso (IV) en una vena de su niño, usualmente escogen una vena del brazo. Se le podría administrar líquidos y medicamentos a través del tubo IV.
  • Un anestesiólogo hablará con usted y su niño antes de la cirugía. Es posible que su niño necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer una área de su cuerpo durante la cirugía. Informe a los médicos si algún familiar ha tenido un problema con la anestesia anteriormente.
  • A usted o un miembro de la familia cercano les pedirán firmar un documento legal conocido como una forma de consentimiento. Esto le dará permiso al médico de hacer el procedimiento o la cirugía a su hijo. Esto también explica los problemas que pueden pasar, y sus opciones. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de que usted firme esta forma.

LO QUE VA A OCURRIR:

¿Qué sucederá?

Le pedirán que ayude a su niño a ponerse una bata de hospital. Se le podría administrar medicamento por vía intravenosa para relajarlo o para inducir el sueño. Se le administrará anestesia general para mantenerlo dormido durante la cirugía. Para reparar el labio o el paladar del niño, el médico se corta a lo largo de cada lado de la hendidura. Se une el tejido de los lados de la hendidura para cerrar el hoyo. Los bordes se cosen con puntadas. Estas ayudarán a que se mantenga cerrada la lesión mientras sana la hendidura. Si la hendidura de su niño afecta su nariz también, la fosa nasal podría ser reconfigurada en este momento o en una cirugía más adelante.

Después de la cirugía de su niño:

Después del procedimiento, llevarán a su niño a un cuarto donde pueda descansar. Los médicos los vigilarán cuidadosamente. Entonces, llevarán a su niño a una habitación de hospital normal. No permita que su niño se levante de la cama sin aprobación médica.

COMUNÍQUESE CON SU PROVEEDOR DE SALUD SI:

  • Su niño tiene una fiebre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes relacionadas con la cirugía de su niño.

RIESGOS:

  • Su niño podría sangrar más de lo usual o contraer una infección después de la cirugía. Su niño podría presentar dificultad para respirar o coágulos de sangre podrían formarse. Si su niño se pone las manos o un objeto en la boca es posible que se lastime la incisión. Si la piel de su niño se separa de las puntadas, es posible que sea necesario realizar la cirugía nuevamente. Esto también podría causar más cicatrices. El problema más común en la reparación del labio leporino es que el lado reparado no se alinea con el otro lado. El problema más común en la reparación del paladar hendido es la cicatrización deficiente. Es común que los niños con hendiduras necesiten más de una cirugía.
  • Si no se trata, su niño podría tener problemas para chupar. Esto puede retrasar su aumento de peso a medida que crece. Se podría cansar después de comer debido al esfuerzo que hace para chupar y tragar. Los problemas para comer podrían causar que los líquidos se retrocedan en el canal auditivo de su niño. Esto aumenta la probabilidad de infecciones en el oído y problemas de audición de larga duración. La hendidura también podría provocar problemas del habla.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide