Skip to Content

Reparación De Labio Leporino Y Paladar Hendido

LO QUE NECESITA SABER:

La reparación de labio leporino y paladar hendido es una cirugía para cerrar las aperturas en la boca y el labio de su niño. Se podría realizar una reparación del labio leporino en su niño, del paladar hendido, o ambos.


MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de la cirugía:

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.
  • Una cánula intravenosa es una sonda pequeña que se introduce en la vena de su niño y se usa para administrarle medicamentos o líquidos.
  • Anestesia general: Este medicamento se usa para mantener su niño completamente dormido durante la cirugía. Se le podría administrar este medicamento a través de un tubo intravenoso (IV) o como un gas que se respira. Es posible que coloquen un tubo en su boca y garganta. Esto se asegura que su niño recibe suficiente oxígeno mientras duerme. La anestesia general se usa normalmente cuando su niño ya no es un infante.
  • Cuidados preoperatorios: Pueden darle un medicamento a su niño para que se relaje. Su niño sera llevado a la sala de la cirugía o el procedimiento.

Durante la cirugía del niño:

Le pedirán que ayude a su niño a ponerse una bata de hospital. Se le podría administrar medicamento por vía intravenosa para relajarlo o para inducir el sueño. Se le administrará anestesia general para mantenerlo dormido durante la cirugía. Para reparar el labio o el paladar de su hijo, el cirujano cortará a lo largo de cada lado de la hendidura. Se une el tejido de los lados de la hendidura para cerrar el hoyo. Los bordes se cosen con puntadas. Estas ayudarán a que se mantenga cerrada la lesión mientras sana la hendidura. Si la hendidura de su niño afecta su nariz también, la fosa nasal podría ser reconfigurada en este momento o en una cirugía más adelante.

Después de la cirugía del niño:

Después del procedimiento, llevarán a su niño a un cuarto donde pueda descansar. Los médicos lo vigilarán de cerca. Entonces, llevarán a su niño a una habitación de hospital normal. No permita que su hijo se levante de la cama sin autorización médica.

  • Actividad: Será necesario que su niño descanse después de la cirugía. Los médicos le informarán cuándo su hijo puede andar y jugar sin peligro.
  • La ingesta y la eliminación se podrían medir. Los médicos llevarán un registro de la cantidad de líquido que su niño está recibiendo. Es posible que además necesiten saber la cantidad de líquido que su niño está orinando. Consulte con los médicos si necesitan medir o tomar una muestra de orina de su niño.
  • Oxígeno: Su niño podría requerir oxígeno después de la cirugía. Se le podrían dar oxígeno a través de una máscara facial o tubos nasales o lo podrían colocar en una cámara de oxígeno. No retire los tubos de oxígeno o la máscara sin autorización médica.
  • Medicamentos:
    • Analgésicos: Su niño puede que necesite medicamento para quitar o disminuir el dolor. Sepa cuando su niño necesita recibir su medicamento y la cantidad. Fíjese si el niño presenta signos de estar dolorido. Informe a los médicos si continua o empeora su dolor. Para prevenir caídas, manténgase con su niño para que lo pueda ayudar a levantarse de la cama.
    • Antibióticos: Se administra este medicamento para ayudar a prevenir o tratar una infección causada por bacteria.

RIESGOS:

  • Su niño podría sangrar más de lo usual o contraer una infección después de la cirugía. Su niño podría presentar dificultad para respirar o coágulos de sangre podrían formarse. Si su niño se pone las manos o un objeto en la boca es posible que se lastime la incisión. Si la piel de su niño se separa de las puntadas, es posible que sea necesario realizar la cirugía nuevamente. Esto también podría causar más cicatrices. El problema más común en la reparación del labio leporino es que el lado reparado no se alinea con el otro lado. El problema más común en la reparación del paladar hendido es la cicatrización deficiente. Es común que los niños con hendiduras necesiten más de una cirugía.
  • Sin tratamiento, el niño podría tener problemas para succionar. Esto puede retrasar su aumento de peso a medida que crece. Se podría cansar después de comer debido al esfuerzo que hace para chupar y tragar. Los problemas para comer podrían causar que los líquidos se retrocedan en el canal auditivo de su niño. Esto aumenta la probabilidad de infecciones en el oído y problemas de audición de larga duración. La hendidura también podría provocar problemas del habla.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide