Skip to Content

Reflujo Gastroesofágico En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

El reflujo gastroesofágico (RGE) ocurre cuando los alimentos, los líquidos o el ácido del estómago del niño regresan al esófago. El RGE a menudo ocurre cuando el músculo (esfínter) inferior del esófago del niño no cierra bien. Este esfínter normalmente se abre para dejar pasar los alimentos al estómago. Luego se cierra para mantener los alimentos y el ácido estomacal dentro del estómago. Si el esfínter no se cierra bien, el ácido y los alimentos regresan (reflujo) al esófago.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Bloqueadores de receptores de histamina tipo 2: Este grupo de medicamentos también se conocen como bloqueadores H2. Bloquean la producción de ácido en el estómago del niño.
  • Inhibidor de la bomba de protones (IBP): Este medicamento bloquea la producción de ácido en el estómago del niño.
  • Antiácidos: Estos medicamentos disminuyen la cantidad de ácido estomacal que puede irritar el esófago y el estómago del niño.
  • Medicamentos proquinéticos: Los medicamentos proquinéticos reducen la cantidad de tiempo que los alimentos permanecen en el estómago del niño. Cuando el estómago del niño se vacía adecuadamente, es posible que corra menos riesgo de tener reflujo.
  • Administre el medicamento a su niño como se le haya indicado: Llame al médico del niño si piensa que el medicamento no está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Durante sus consultas de seguimiento, informe al médico acerca de cualquier nuevo síntoma que el niño tenga, o si ha empeorado. Su niño podría necesitar una endoscopía de seguimiento para comprobar si su esófago se está sanando. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Ayude a controlar los síntomas de su niño:

  • Lleve un diario de los síntomas que tiene el niño: Anote cuando el niño está irritable, llora sin motivo aparente o tiene dificultad para dormir. Anote qué está haciendo el niño cuando se presentan los síntomas. Lleve el diario a las consultas de seguimiento del niño. El diario podría ayudar a su médico a planificar el mejor tratamiento para él.
  • Alimente al niño con fórmula espesada o una fórmula especial: La leche o fórmula más espesa podría reducir la frecuencia de los vómitos. Se puede agregar cereal de arroz a la alimentación de su niño para espesarla. También puede intentar alimentar al niño con fórmula hipoalergénica para reducir el reflujo gastroesofágico. Alimentar al niño más seguido con porciones más pequeñas también podría contribuir a reducir el RGE.
  • Coloque al bebé en determinada posición después de alimentarlo para reducir sus síntomas: Después de alimentar al bebé, manténgalo sentado erguido por 90 minutos para reducir el reflujo gastroesofágico. Acostar al bebé sobre el lado izquierdo después de comer también puede contribuir a disminuir el riesgo de que tenga reflujo gastroesofágico.
  • Acueste al niño sobre su lado izquierdo con la cabeza elevada: Esto podría reducir el reflujo mientras duerme. Puede colocar almohadas o bloques debajo del colchón para alzar la cabecera de la cama del niño.
  • Ayude al niño a escoger buenos alimentos para él: Si su niño está pasado de peso, su riesgo de tener reflujo gastroesofágico es mayor. Se deben evitar los alimentos picantes, el chocolate y las bebidas con cafeína. Asegúrese de que su niño sepa que el hecho de evitar ciertos alimentos podría ayudarlo a sentirse mejor. Pregunte cuáles son los mejores alimentos para él.
  • Mantenga a su niño alejado del humo del cigarrillo: No fume ni permita que otras personas fumen alrededor del niño. Si el niño fuma, ayúdelo a dejar de hacerlo. Fumar puede empeorar su reflujo gastroesofágico y causar daño a su corazón, pulmones y sangre.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo se pone más irritable o molesto y se niega a comer.
  • Su hijo se debilita y orina menos que de costumbre.
  • Su hijo está perdiendo peso cuando no debería.
  • Su hijo tiene fiebre .
  • Su hijo tiene mayor dificultad para tragar que antes o siente dolor al tragar.
  • El niño de repente comienza a tener dolores de cabeza o mareos.
  • Su hijo tiene náuseas o cambios en sus evacuaciones intestinales después de tomar el medicamento.
  • Tiene alguna pregunta acerca de la condición o cuidado del niño.

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • El niño deja de respirar súbitamente, comienza a asfixiarse o su cuerpo se pone rígido o flácido.
  • La piel de su niño se pone de color azul o muy roja.
  • De forma repentina, el niño tiene dificultad para respirar o hace sonidos que no ha escuchado antes cuando respira.
  • El niño vomita más sangre que antes, o vomita sangre por primera vez.
  • Su hijo tiene dolor de pecho intenso.
  • A su hijo le duele mucho el estómago y lo tiene muy inflamado.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide