Skip to Content

Reducción Abierta Y Fijación Interna De Una Fractura De Cadera

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La reducción abierta y fijación interna (ORIF), es una cirugía para reparar una fracture (hueso roto) en su cadera. Una fractura en la cadera ocurre cuando la parte superior de su fémur (hueso del muslo) se fractura. El fémur es el hueso largo en su muslo que se une a su pelvis, en la articulación en la cadera. La cabeza del fémur cabe dentro del receptáculo acetábulo (espacio hueco) del hueso de la pelvis. Esto forma la articulación de la cadera y se mantienen unidos por ligamentos y músculos. Su fémur usualmente se fractura en el cuello (área estrecha bajo la cabeza) o inmediatamente bajo el cuello. A usted le puede ocurrir una fractura en la cadera cuando se cae, o ha estado envuelto en una accidente de vehículo u otro accidente de impacto. Condiciones médicas que debilitan los huesos como osteoporosis o cáncer, gradualmente aumenta su riesgo que le ocurra esta lesión.
    Hip
  • ORIF es una cirugía que junta las partes de su fémur nuevamente, usando varillas de metal especiales. También incluye reparar su articulación de la cadera. Su médico hace una incisión (cortadura) en su cadera para ver el hueso dañado. El médico endereza su fémur y coloca los pedazos de hueso fracturados cerca de uno al otro. Los médicos podrían usar tornillos especiales, barras, placas y varas, para sostener los pedazos de huesos fracturados juntos. Los médicos podrían usar un implante artificial para reemplazar la cabeza de su fémur. Este se ajusta con fuerza dentro de su hueso fémur, y asegurado en su lugar. Si su articulación de la cadera esta débil o demasiado dañado, es posible que usted también necesite un implante para reemplazar el receptáculo de su cadera. Tener ORIF puede aliviar su dolor y permitir que usted camine nuevamente.

INSTRUCCIONES:

Tome sus medicamentos como se le haya indicado:

Llame a su médico de cabecera si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

  • Antibióticos: Estos medicamentos pueden ser administrados para ayudarle a combatir las infecciones causadas por bacterias. Tome sus antibióticos siguiendo siempre las indicaciones de su médico de cabecera. No deje de tomar su medicamento a menos que se lo haya indicado su médico de cabecera. Nunca guarde antibióticos o tome antibióticos de sobrante que le han dado antes para otra enfermedad.
  • Anticoagulantes: Los anticoagulantes son medicamentos que ayudan a prevenir la formación de coágulos en la sangre. Los coágulos pueden causar ataques cerebrales (derrames) o cardíacos y la muerte. Los anticoagulantes pueden hacerle más fácil sangrar y hacerse moretones. Si está tomando un anticoagulante:
    • Esté pendiente de la presencia de sangre en su encías o nariz. Esté pendiente de la presencia de sangre en la orina o en sus heces. Use un paño suave en la piel y un cepillo de cerdas suaves para cepillar sus dientes. Esto puede prevenir que su piel o encías sangren. Si usted se afeita, use una afeitadora eléctrica. No practique deportes de contacto físico como fútbol.
    • Tenga cuidado con todos los medicamentos que esta tomando. Muchos medicamentos no pueden ser tomados si usa medicamentos anticoagulantes. Infórmele a su dentista y otros médicos que usted usa un medicamento anticoagulante. Use o lleve consigo un brazalete o un collar de alerta médica para indicar que usted está usando este medicamento.
    • Tome este medicamento exactamente como su médico se lo indique. Dígale a su médico inmediatamente si se le olvida de tomar el medicamento, o si se toma demasiado. Tendrá que hacerse análisis de sangre periódicos mientras está tomando este medicamento. Su médico usa estas pruebas para decidir qué cantidad de medicamento es adecuada para usted.
    • Hable con su médico acerca de su dieta. Este medicamento funciona mejor cuando se come la misma cantidad de vitamina K cada día. La vitamina K se encuentra en vegetales de hoja verde y algunos otros alimentos como chícharos cocidos y la fruta kiwi..
  • Medicamentos para el dolor:
    • Acetaminofén: Este es un medicamento que se usa para disminuir el dolor y bajar la temperatura alta (la fiebre) del cuerpo. El uso excesivo de acetaminofén puede lesionar su hígado. Lea las etiquetas para que sepa los ingredientes activos en cada medicamento que usted usa. Consulte con su médico antes de usar más de un medicamento que contenga acetaminofén. Antes de usar medicamentos de venta libre (sin receta médica), consulte con su médico si usted también está usando medicamentos que le han recetado para el dolor.
    • AINEs: Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINEs) pueden disminuir la inflamación (hinchazón) y el dolor o la fiebre. Estos medicamentos pueden comprarse con o sin receta médica. En algunas personas, estos medicamentos pueden provocar sangrados estomacales o problemas en los riñones. Antes de usar, lea siempre la etiqueta y siga cuidadosamente las indicaciones que vienen con este medicamento.
    • Medicamento para el dolor: Usted podría necesitar medicamento para suspender o reducir el dolor.
      • Aprenda como tomar su medicamento. Pregunte cual es el medicamento que necesita tomar y la dosis. Asegúrese que usted sepa cómo, y cuando lo necesita tomar al igual que la frecuencia.
      • No espere que su dolor este muy fuerte para tomar su medicamento. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor.
      • Los medicamentos para dolor podrían causar mareos o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a alguien cuando se vaya a levantar de la cama o si necesita ayuda.

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

  • Consulte con su médico cuando usted tiene que regresar para checar su herida y quitar los puntos o grapas. Es posible que necesite análisis de sangre.

Calcetines de compresión:

Su médico podría hacer que usted use calcetines de compresión después de su cirugía. Estos, son calcetines elásticos muy apretados que administran compresión a sus piernas. La compresión es más fuerte en el dedo grande del pie, y disminuye hasta llegar a las caderas. Usar calcetines de compresión ayuda a empujar la sangre hacia el corazón nuevamente, y ayuda a prevenir la formación de coágulos. Consulte con su médico para más información sobre calcetines de compresión.

Dieta:

Usted va a necesitar consumir alimentos que sean una buena fuente de calcio y vitamina D, para ayudar a curar su hueso. Estos incluyen la leche, yogur, otros productos lácteos y tofu. Usted también debe consumir alimentos que ayudan a curar la herida de su cirugía. Estos incluyen alimentos altos en proteína como el pollo, res, pescado y carne de cerdo. Usted debe consumir suficientes frutas y vegetales como frutas cítricas y jugo. Si usted esta bajo un medicamento anticoágulante, podría haber ciertos vegetales que usted no debería consumir. Consulte con su médico para más información sobre su dieta después de tener cirugía de la cadera.

Prevención de fracturas en la cadera:

  • Prevención de caídas: Caídas son la forma más común para que ocurra una fractura en la cadera:
    • Evite lugares y situaciones donde podría ocurrir una caída como el caminar en veredas cubiertas de hielo. Saque de su hogar alfombras pequeñas y artículos en que usted podría tropezar.
    • Haga actividades físicas regulares para mantener fuertes sus músculos. Consulte con su médico si necesita un programa de ejercicio para aumentar la fuerza en sus músculos. Consulte con su médico si usted necesita entrenamiento para mejorar su balance y destrezas para caminar.
    • Su médico podría hacer preguntas para verificar su riesgo de caídas y resbalones. Algunas personas, como las de mayor edad, corren mayor riesgo de caídas y de resbalones. Su médico podría cambiar algunos de sus medicamentos que podrían ponerlo en riesgo de caídas. Es posible que usted tenga que cambiar más cosas en su hogar para reducir su riesgo de caídas o resbalones. Consulte con su médico para más información sobre lo que usted debe hacer para prevenir caídas y lesión a la cadera.
  • Prevenir o tratar osteoporosis: Tener osteoporosis aumenta su riesgo de que le ocurra una fractura en su cadera si usted se cae o se lesiona. Hacer lo siguiente podría ayudar reducir su riesgo de tener osteoporosis:
    • Actividad: Haga actividades físicas que aguanten su peso como caminar, y subir escaleras regularmente. Al hacer esto, sus huesos se mantienen fuertes.
    • Dieta: Consuma suficiente calcio y vitamina D para mantener sus huesos fuertes y reducir su riesgo de fracturas. Tome suplementos de vitamina o consuma alimentos altos en calcio o vitamina D, como la leche y el queso. Consulte con su médico para más información sobre calcio y osteoporosis.
    • Limite el uso de alcohol: El alcohol se encuentra en bebidas adultas como la cerveza, vino y licor fuerte. Consulte con su médico para más información sobre el uso de alcohol y osteoporosis.
    • Dejar de fumar: Si fuma cigarrillos, deje de hacerlo. Consulte con su médico para más información sobre como dejar de fumar si esta teniendo problemas.
    • Tratamiento: Consulte con su médico para más información sobre condiciones de salud y medicamentos que podrían debilitar sus huesos. Es posible que usted necesite otros medicamentos o tratamientos para prevenir o tratar huesos debilitados.

Fisioterapia:

Es posible que usted necesite consultas con un fisioterapeuta para enseñarle unos ejercicios especiales. Éstos ejercicios van a ayudar a mejorar el movimiento y reducir el dolor. La fisioterapia también podría ayudar a mejorar su fuerza y reducir su riesgo para la pérdida de la función.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted se siente muy confundido y tiene problemas para pensar claramente o para recordar.
  • Usted tiene dolor al pasar la orina o esta pasando muy poca orina.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición, medicamentos, o cuidado.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted se cae y se lastima.
  • Usted esta vomitando sangre o su evacuación intestinal es de color rojo o negra.
  • Usted se pone débil en un lado de su cuerpo, y le da un dolor de cabeza muy fuerte, o tiene dificultad para hablar o caminar.
  • Usted tiene una convulsión o pierde el conocimiento.
  • Sus vendajes se empapan de sangre.
  • Sus puntos están inflamados, rojos o esta saliendo pus de ellos.
  • De deshacen sus puntos.
  • Su pierna se siente caliente, sensible, y dolorosa. Podría verse inflamada y roja.
  • Usted tiene dolor de pecho o problemas para respirar que se empeora con el tiempo.
  • Usted de repente se siente mareado y tiene problemas para respirar.
  • Usted tiene un nuevo dolor y de pecho y repentino. Usted podría tener más dolor cuando usted toma alientos profundos o tose. Usted también podría toser sangre.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide