Skip to Content

Recolección De Médula ósea

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es la recolección de médula ósea?

La recolección de médula ósea es un procedimiento para extraer médula ósea de sus huesos para que después sea utilizada en trasplantes. Usualmente se extrae la médula ósea de la cadera o el esternón. Es posible que su propia médula sea introducida a su cuerpo de nuevo o podría ser donada a otra persona.

¿Qué ocurre antes a una recolección de médula ósea?

Su médico le examinará y le hará preguntas acerca de su historial médico. Usted podría requerir lo siguiente:

  • Estudios: Su médico realizará estudios de sangre para revisar su recuento de glóbulos y tipo de sangre. Otros estudios de sangre se utilizan para encontrar enfermedades como diabetes o SIDA y para revisar el funcionamiento renal y del hígado. Antes de realizar el procedimiento podría ser necesario revisar el funcionamiento de sus pulmónes y su corazón con un electrocardiograma (ECG) o unos rayos x. Infórmele a su médico si usted cree que está embarazada. Esto es importante porque si está embarazada puede que no sea posible realizar el procedimiento.
  • Donación de sangre: Usted podría donar su propia sangre antes que su médula ósea sea colectada. Se almacenará en un banco de sangre. Esto le permite tener su propia sangre si la necesita. Esto es nombrado transfusión de sangre autóloga.

¿Qué ocurre durante una recolección de médula ósea?

Se le administrará anestesia para mantenerlo dormido durante el procedimiento. Su médico introducirá una aguja sujetada a una jeringa en el hueso de su cadera o esternón. La jeringa ayuda a extraer la médula ósea de sus huesos. Es posible que sea necesario que el médico mueva la aguja a otra parte del hueso para extraer más médula. Se podrían colocar vendajes en los lugares donde se introdujo la aguja.

¿Qué le ocurre a la médula ósea después de extraerla?

Se podría trasplantar la médula ósea a otra persona inmediatamente. También es posible que se congele para que usted u otra persona la utilice después. Si usted tiene cáncer, es posible que traten la médula ósea con radiación o quimioterapia para matar cualquier célula cancerosa.

¿Cuáles son los riesgos de una recolección de médula ósea?

  • Es posible que necesiten realizar este procedimiento más de una vez. Es posible que la aguja se quiebre dentro de su cuerpo durante el procedimiento. Usted podría sentir más cansancio de lo habitual. Podría bajar su presión arterial y provocar que se sienta mareado. Usted podría presentar sarpullido, moretones, infección o entumecimiento cerca del área donde se realizó la extracción. Usted podría tener dificultad para concentrarse y dormir. Podría sentir rigidez o debilidad en el cuerpo y podría tener dificultad para caminar.
  • Usted podría tener dolor severo en sus caderas, espalda, pecho, esternón y piernas. Es posible que pierda demasiada sangre y requiera una transfusión. Algunos de sus vasos sanguíneos se podrían inflamar. Aire o tejido óseo podría obstruir los vasos sanguíneos en su corazón, pulmones o cerebro. Esto podría llevar a un ataque cardíaco, problemas para respirar o derrame cerebral. Esto puede ser de peligro mortal. Si usted tiene cáncer, se podría empeorar sin una recolección de médula ósea. Se podría dificultar que su cuerpo se recupere de otros tratamientos para cáncer, como quimioterapia.

¿Cuándo necesito comunicarme con el médico?

Comuníquese con su médico si:

  • Usted tiene fiebre, escalofríos o se siente débil o adolorido.
  • Usted tiene náuseas o vómitos.
  • La piel alrededor del área donde se realizó el procedimiento se encuentra enrojecida, inflamada, con picazón o sarpullido.
  • Usted tiene dolor que no desaparece aún después de tomar el medicamento para el dolor.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.
:

¿Cuándo necesito conseguir atención médica inmediata?

Consiga atención médica inmediatamente o llame al 911 si:

  • Sus vendajes se empapan con sangre.
  • Usted presenta dolor o inflamación en sus piernas o tiene dificultad para caminar.
  • Usted tiene sudor frío repentino, dolor en el pecho o problemas para respirar.
  • Usted tiene debilidad en un brazo o una pierna.
  • Usted se siente confundido o tiene dificultad para hablar.
  • Usted se siente mareado, tiene severo dolor de cabeza o pérdida de visión.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide