Skip to Content

Recolección De Las Células Madres De La Sangre Periférica En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

La recolección de las células madres de la sangre periférica es un procedimiento para remover las células madres de la sangre de su niño. Las células madres pueden recolectarse para su niño o para alguien más. Si las células madres son para su niño, las recibirá después de haber recibido tratamiento para su enfermedad.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes del procedimiento de su niño:

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Durante el procedimiento de su niño:

  • El médico de su niño colocará una sonda intravenosa en una vena de su niño, usualmente se usa una vena en el brazo. El médico luego conectará la sonda a una máquina conocida como separador de células sanguíneas. Esta máquina recolecta la sangre de su niño y separa las células madres de su sangre. Luego la máquina devuelve la sangre al cuerpo del niño por medio de otra sonda intravenosa colocada en su otro brazo.
  • Dígale a los médicos si su niño se queja de dolor u hormigueo en su boca, manos o pies durante el procedimiento. Normalmente, el procedimiento toma de 3 a 5 horas al día sobre un periodo de 1 a 3 días. Las células madres se pueden usar de inmediato o pueden congelarse y usarse más adelante.

Después del procedimiento del niño:

Llevarán al niño a una habitación para que descanse. Él será vigilado de cerca en caso de cualquier problema. No deje que su hijo se levante de la cama hasta que los médicos lo autoricen. Luego ya usted podrá llevárselo a casa y si no entonces lo llevarán a su habitación en el hospital.

  • Medicamentos:
    • Los analgésicos disminuirá el dolor de su niño. No deje que el dolor del niño empeore antes de pedir más medicamentos.
    • Los medicamentos contra las náuseas podrían administrarse para calmar el estómago de su niño y ayudar a evitar el vómito.
    • Antibióticos se administran para prevenir una infección bacterial.

RIESGOS:

Es posible que su niño se sienta cansado por varios días después del procedimiento. Los niveles de calcio de la sangre de su niño pueden llegar a bajar y causar adormecimiento y hormigueo en su boca, manos o pies. El procedimiento también puede llegar a bajar el número de plaquetas en la sangre de su niño y a la vez elevar su riesgo de sangrado. En raras ocasiones, el procedimiento puede llegar a causar desmayos o vómito.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide