Skip to Content

Rafi De Una Fractura De Pierna

LO QUE NECESITA SABER:

La reducción abierta y fijación interna (RAFI) es la cirugía para reparar un hueso fracturado (quebrado) en la pierna. Se utiliza equipo ortopédico (tornillos o placas) para mantener unidos los huesos fracturados mientras sanan.


COMO PREPARARSE:

La semana antes de su cirugía:

  • Anote la fecha, hora y lugar correctos de su cirugía.
  • Pregúntele a su médico si usted tiene que dejar de usar la aspirina o algun otro medicamento prescribida o sin receta médica antes de su procedimiento o cirugía.
  • Traiga consigo a la cita médica todos los envases de sus medicamentos o una lista de sus medicamentos. Infórmele al médico si usted es alérgico a cualquier medicamento. Infórmele al médico si usted usa productos herbales, suplementos nutricionales, o medicamentos de venta libre (sin receta médica).
  • Es posible que deban hacerle análisis de sangre antes del procedimiento. También podrían realizarle exámenes de los nervios y de los vasos sanguíneos antes de la cirugía. Hable con su médico acera de estos u otros exámenes que usted podría necesitar. Anote la fecha, hora y lugar de cada examen.

La noche previa a la cirugía:

  • Es posible que le administren medicación para ayudarlo a dormir.
  • Pregúntale a sus médicos sobre direcciones para comer y beber.

El día de su cirugía:

  • Pregúntele a su médico antes de tomar cualquier medicamento el día de su cirugía. Traiga al hospital una lista de todos sus medicamentos actuales o los frascos de sus píldoras. Los médicos controlarán que sus medicamentos no interactúen desfavorablemente con el medicamento que necesita para la cirugía.
  • Un anestesiólogo hablará con usted antes de su cirugía. Es posible que necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer alguna área de su cuerpo durante la cirugía. Infórmele a los médicos si usted o alguien en su familia ha tenido un problema con la anestesia anteriormente.
  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • Se realizará una incisión en la piel sobre el hueso fracturado. El médico unirá los trozos de huesos fracturados. Se colocarán clavos, tornillos, varillas o placas de metal a un lado de los huesos fracturados para mantenerlos unidos mientras sanan. El médico podría tomar algo de hueso de la cadera. El hueso puede utilizarse para reparar la pierna fracturada.
  • Es posible que se tomen radiografías durante la cirugía para ayudar a los médicos a asegurarse de que el hueso fracturado esté derecho. Las radiografías también le indicarán a los médicos si los clavos, placas y tornillos están en el lugar correcto. Los médicos podrían colocar una bisagra que se conoce como fijador externo en la parte exterior del hueso fracturado. Se quitará cuando los huesos sanen. La incisión se cerraría con puntadas. Se podrían colocar tiras delgadas de cinta médica sobre la incisión. Se colocará una abrazadera o yeso en la pierna para ayudar a mantener los huesos derechos mientras sanan.

Después de la cirugía:

Usted será llevado a un cuarto de recuperación hasta que esté totalmente despierto. Los médicos lo vigilarán de cerca en caso de cualquier problema. Cuando los médicos determinen que usted está bien, lo llevaran a su habitación del hospital. Un vendaje le cubrirá las suturas. Usted también podría tener un yeso o una abrazadera. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted no puede llegar a tiempo a la cita de su cirugía.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de la cirugía.

RIESGOS:

  • Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Después de la cirugía, la pierna podría no sanar correctamente. Los nervios o vasos sanguíneos cercanos al hueso podrían haberse dañado cuando la pierna se fracturó. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la pierna o el brazo. Esto puede causar dolor e inflamación, y puede detener el flujo sanguíneo en su cuerpo. El coágulo puede desprenderse y viajar a los pulmones. Un coágulo sanguíneo en sus pulmones puede causar dolor de pecho y dificultad para respirar. Usted también tiene el riesgo de desarrollar un émbolo de grasa. Esto es cuando se forza la salida de la grasa de la parte interior del hueso (médula ósea) y de los vasos sanguíneos. Estos problemas pueden ser mortales.
  • Si a usted no le realizan la cirugía, es probable que la pierna fracturada no sane correctamente. También podría contraer una infección grave.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide