Skip to Content

Queratomileusis In Situ Asistida Con Láser

LO QUE NECESITA SABER:

La queratomileusis in situ asistida con láser o LASIK, es una cirugía de los ojos para mejorar la visión. Se podría realizar en uno o ambos ojos. Usted podría ver claramente sin gafas o lentes de contacto después del LASIK.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de la cirugía :

Consentimiento informado

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Durante si cirugía:

  • A usted le administrarán gotas para adormecer los ojos y para que no sienta dolor. También podrían darle medicamento para ayudarlo a sentirse calmado y relajado. Un instrumento que se llama espéculo mantendrá sus párpados separados para que usted no pueda parpadear durante la cirugía. Se colocará un anillo pequeño de succión en su córnea. La córnea es la capa clara que cubre el iris y la pupila. La presión del anillo de succión provocará que su visión se nuble y se vuelva negra. Un pequeño instrumento para cortar se desplazará a lo largo de la trayectoria del anillo de succión. Este cortará una pequeño pedazo de córnea o colgajo todavía unida, sobre su córnea.
  • Se doblará el colgajo corneal. Se limpiará y examinará cuidadosamente el área que queda bajo el colgajo. Se colocará el láser sobre su ojo para que pueda formar de nuevo la capa descubierta de la córnea. El colgajo se colocará de regreso en su lugar normal. La córnea comienza a sanar casi tan pronto como el colgajo se mueve de nuevo.

Después de la cirugía:

Es posible que lo lleven a una sala de recuperación. El oftalmólogo observará sus ojos de cerca para asegurarse que el colgajo no se mueva o se arrugue. Sus ojos podrían sentirse arenosos o con comezón por los primeros días. Podrían estar sensibles a la luz, llorosos o adoloridos. Usted podría tener enrojecimiento en la parte blanca de su ojo. Su visión podría parecer brumosa. Usted podría ver halos o resplandores alrededor de las luces. Podría ser difícil ver por la noche. Estos problemas usualmente mejoran conforme pasa el tiempo.

RIESGOS:

Usted podría tener lesiones en el ojo o desarrollar una infección. Su visión podría ser peor que antes de la cirugía. Es posible que aún tenga que utilizar lentes para la lectura. Su visión podría empeorar de nuevo con el tiempo. Usted podría tener sequedad en el ojo o sensibilidad a la luz. Usted podría ver halos alrededor de las luces o tener la visión borrosa. Es posible que usted tenga dificultad para manejar de noche. Usted podría desarrollar visión doble, úlceras en los ojos, glaucoma, cataratas o desprendimiento de retina.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide