Skip to Content

Pérdida Y Luto Pediátrica

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • Perder a un niño o a alguien importante puede causar los sentimientos de luto y pena . El luto es un sentimiento de privación o sufrimiento debido a la pérdida o muerte de un ser querido. La pena es una respuesta sana y normal a una pérdida. La pena de una persona es su experiencia y reacción después de la pérdida o muerte.
  • Cuándo un niño se muere, las personas que se quedan pueden sentirse diferentes por un tiempo. La muerte de un niño mientras está dentro de la matriz de la madre o poco después del nacimiento o durante la niñez o adolescecia puede causar una pena y dolor profundos. Usted puede estar impactado, confundido, llorar mucho o sentirse culpable, enojado, sin valor, desesperado e impotente. Usted puede necesitar tiempo para repasar los acontecimientos alrededor de la muerte y pensar que se cometieron errores. Puede también ocurrir que se canse fácilmente o que tenga problemas para dormir, pensar claramente o comer. Curarse de una pérdida o muerte necesita aceptar, recuperarse y aprender el significado de está triste experiencia.

DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Etapas de la pena:

Cuándo usted experimenta la pérdida y muerte de un niño, puede tener diferentes sentimientos en diferentes momentos. Usted puede atravesar las siguientes etapas cuando se enfrenta con la pena:

  • Impacto, entumecimiento y negación: Incluso si la muerte de un niño fuera algo esperado, puede llegar como una sorpresa o de golpe. El impacto puede dejarlo sintiendose emocionalmente adormecido lo que puede durar de horas a días. El impacto y entumecimiento pueden ocurrir inmediatamente después de la muerte de un niño. Usted puede también negar o encontrar difícil de aceptar que un niño se ha muerto.
  • Anhelo y busqueda: Durante este período, usted puede estar a menudo irritable y ansioso. Usted puede continuar extrañando y manteniendo las memorias del niño que se murió. A veces, usted puede sentirse culpable a causa de cosas que no se terminarón al momento de su muerte. Usted pudo no haber dicho todas las cosas que usted quería decirle al niño. Usted pudo haber tenido diferencias o conflictos con él que no fueron resueltos. Usted puede sentirse culpable de ser quien todavía está vivo.
  • Desorganización y desesperanza: Usted puede sentirse confundido, solo y deprimido. La tristeza extrema puede sentirse como si el dolor y la desesperación no se irán. Es posible que haya momentos en los que usted quizás aísle (separarse) de su familia o amigos. Una vez que usted lentamente se recupere, puede tratar de reunirse y disfrutar otra vez de su compañía.
  • Reorganización: Cuando el tiempo pase, usted puede aprender a aceptar los cambios en su vida. Usted finalmente se despedirá del niño y tomará el control de su propia vida. Usted ahora estar listo para seguir adelante y crear nuevas relaciones.

Enfrentando:

Aceptar la pérdida de un niño y el dolor del proceso de pena es difícil. Usted puede sentirse enojado, triste o deprimido. Cualquier cosa puede recordarle la pérdida y provocar estos sentimientos. Eventos, cumpleaños, vacaciones y fechas de la muerte pueden también traer estas emociones. Lo siguiente lo puede ayudar a enfrentarse con la muerte de un niño:

  • Exprese sus pensamientos, sentimientos o culpa: Pruebe pintando, cantando, tocando un instrumento musical o escribiendo poemas, historias o diarios. Permitir que sus sentimientos salgan creativamente es muy útil para trabajar con la pena. Sus médicos le pueden dar consejo y apoyo emocional. Usted será libre de expresarle sus necesidades emocionales a alguien que está dispuesto a escuchar. Usted y su familia o amigos pueden unirse a un grupo de apoyo o conocer otras familias que han pasado por la misma experiencia. Pregunte a sus médicos por más información acerca de los grupos de luto y apoyo.
  • Mantenga vivas las memorias del niño: Aunque el niño ha muerto, puede ser agradable mantener algunas de sus cosas. Esto puede incluir retratos o recuerdos, huellas de los pies, huellas de las manos, prendedores del cabello, juguetes o mantas. Mantenerlos lo pueden ayudar a recordar las alegrías y felicidad del niño.
  • Descansar es importante. Permítase tiempo para sanar. La pena no es algo usted pueda apresurar. Viva y disfrute cada día mientras ve hacia el futuro. No trate de hacer todo al mismo tiempo. Hace sólo lo que sea necesario y deje otras cosas para después. Pida ayuda a su familia, amigos o médicos.
  • Comparta sus sentimientos. Trate de decir lo que usted realmente siente o comparta historias acerca de quien acaba de morir. Puede ser de gran ayuda hablar con alguien en quien usted confía o llorar cuando usted lo necesita.
  • Cuide bien de usted mismo. No se olvíde de cuidarse usted mismo y a otros miembros de la familia o amigos. Usted debe comer alimentos sanos y mantenerse sano. Evite utilizar alcohol, fumar o tomar medicamentos diferentes a los recomendados por sus médicos para esconder su dolor. Trate de salir de casa un poco cada día. Pasee o salga con un amigo. Asegurese de pasar tiempo con su familia y amigos. Es también importante que tenga tiempo para usted mismo todos los días.

Problemas para enfrentar la pérdida de un niño:

Usted puede ser vencido por las emociones que causadas por la pena y tener problemas para aceptar la pérdida. Usted puede no ser capaz de enfrentarse con la pérdida de un niño cuando:

  • El luto y la pena son crónicos (largo plazo).
  • Las reacciones de la pena se retrasarón o son muy severas (malo).
  • Las relaciones especialmente con su familia, el trabajo o con la escuela estan severamente afectadas.
  • Desarolla conductas inapropiadas, como abusar de sustancia o beber demasiado.
  • Sus verdaderos sentimientos estan escondidos o enmascarados y usted finge que todo está bien.

Para apoyo y más información:

Experimentar el luto y la pena debido a la pérdida o muerte de un niño es difícil. Usted puede sentirse enojado, triste, impotente o asustado. Usted puede culparse así mismo, a otras personas o a los médicos y pensar que algo falló. Estos sentimientos son normales. Usted, su familia, amigos y otros sobrevivientes puede querer unirse a un grupo de apoyo. Esto es un grupo de personas que pueden también tener un niño que se murió o que acaba de morir. Contacte lo siguiente para más información:

  • American Academy of Family Physicians
    11400 Tomahawk Creek Parkway
    Leawood , KS 66211-2680
    Phone: 1- 913 - 906-6000
    Phone: 1- 800 - 274-2237
    Web Address: http://www.aafp.org
, or
  • National Cancer Institute
    6116 Executive Boulevard, Suite 300
    Bethesda , MD 20892-8322
    Phone: 1- 800 - 422-6237
    Web Address: http://www.cancer.gov

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted no puede comer, beber o tomar sus medicamentos.
  • Usted se siente deprimido o triste la mayor parte del tiempo o su depresión no se va.
  • Usted necesita hablar acerca de sus problemas y sentimientos.
  • Usted tiene preguntas o dudas acerca de la muerte del niño y sus problemas con el luto y la pena.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted siente deseos de lastimarse así mismo o a otras personas.
  • Usted está ansioso o inquieto aún después de tomar sus medicamentos.
  • Usted siente que no puede enfrentarse con su condición.
  • Usted tiene problemas para dormir.
  • Usted tiene problemas para respirar, dolor de pecho o un latido del corazón rápido.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide