Skip to Content

Prostatectomía Transuretral

LO QUE NECESITA SABER:

La prostatectomía transuretral es cirugía para remover parte, o toda su glándula prostática. Esta cirugía también se conoce como resección transuretral de la próstata (RTUP).


COMO PREPARARSE:

Antes de la cirugía :

  • Traiga consigo a la cita médica todos los envases de sus medicamentos o una lista de sus medicamentos. Infórmele al médico si usted es alérgico a cualquier medicamento. Infórmele al médico si usted usa productos herbales, suplementos nutricionales, o medicamentos de venta libre (sin receta médica).
  • Pregúntele a su médico si usted tiene que dejar de usar la aspirina o algun otro medicamento prescribida o sin receta médica antes de su procedimiento o cirugía.
  • Infórmele a su médico si usted tiene una enfermedad del corazón o problemas de coagulación en la sangre.
  • Es probable que le dé un medicamento para reducir el tamaño de la próstata. También podrían darle medicación para combatir infecciones. Pídale a su médico más información acerca del medicamento que debe tomar antes de la cirugía.
  • Puede que deba hacerse análisis de sangre y orina. También podría ser necesario que le realicen un examen rectal para revisar el tamaño de su próstata. Consulte con su médico para obtener más información sobre las pruebas que podría necesitar. Anote la fecha, la hora y el lugar de cada prueba.
  • Anote la fecha, hora y lugar correctos de su cirugía.

El día antes de su cirugía:

Pregúntale a sus médicos sobre direcciones para comer y beber.

El día de su cirugía:

  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.
  • Los médicos podrían colocar un tubo intravenoso (IV) en su vena. Por lo general eligen una vena del brazo. Por el tubo intravenoso, pueden darle líquidos y medicina.
  • Un anestesiólogo hablará con usted antes de su cirugía. Es posible que necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer alguna área de su cuerpo durante la cirugía. Infórmele a los médicos si usted o alguien en su familia ha tenido un problema con la anestesia anteriormente.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • Es posible que le administren anestesia para que usted pierda la sensación de la cintura para abajo o para mantenerlo dormido durante la cirugía. Los médicos introducirán un resectoscopio en la uretra. Un resectoscopio es un tubo con un monitor en su extremidad. El monitor muestra la próstata en una pantalla, para guiar a los médicos durante la cirugía. Es posible que le llenen su vejiga de líquido durante la cirugía.
  • El calor producido por el resectoscopio se usa para remover parte, o toda su próstata. También se usa para suspender el sangrado en el área quirúrgica. Utilizan un líquido para limpiar el tejido y exceso de sangre. Después, se retira el resectoscopio de su uretra. Se coloca un catéter (sonda suave) a través de su uretra y en la vejiga. La sonda permanecerá en su lugar para drenar su orina en una bolsa.

Después de la cirugía:

Lo llevarán a una sala para que descanse. No se levante de la cama hasta que sus médicos lo autoricen. Cuando los médicos vean que usted está bien, lo llevarán de vuelta a su habitación. Es posible que el catéter permanezca en su lugar por 2 a 3 días después de la cirugía, o más tiempo si es necesario.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Usted no puede acudir a su cirugía a tiempo.
  • Usted tiene fiebre.
  • Empeoran sus síntomas, como la dificultad para orinar.
  • Su orina contiene sangre.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted no puede orinar, u orina muy poco o menos frecuentemente que de costumbre.
  • Usted tiene dolor intenso en el abdomen o espalda.

RIESGOS:

  • Durante la cirugía, usted podría sangrar más de lo esperado, y necesitar una transfusión de sangre. Su próstata, vejiga, o uretra podría sufrir daños. Después de la cirugía su uretra o parte de su vejiga podría estrecharse. Esto le podría causar dolor o dificultad para orinar. Usted podría sentir la necesidad de orinar más a menudo, o tener dificultad de controlar su orina. Usted podría desarrollar coágulos de sangre en su orina que pueden obstruir su uretra.
  • Después de la cirugía, usted podría contraer una infección en el tracto urinario, o una infección en el área quirúrgica. Usted podría tener dificultad para tener una erección o eyacular. Usted podría desarrollar el síndrome RTUP, que puede causar mareos, fatiga, dolor de estómago y vómitos. Si una resección parcial de la próstata se realizó, la porción de la próstata no removida podría crecer excesivamente. Esto podría causar que sus signos y síntomas regresen, y podría ser necesario realizar la cirugía nuevamente.
  • Sin la cirugía de resección transuretral de la próstata, su próstata podría crecer aún más y sus síntomas podrían empeorar. Es posible que la orina no fluya por su uretra como debería. La orina podría permanecer en su vejiga y causar una infección. Se podrían formar cálculos en sus riñones y vejiga, y usted podría presentar sangre en la orina. Estos problemas pueden dañar su vejiga o uretra y con el paso del tiempo podrían causar insuficiencia renal. Si usted es incapaz de orinar por su propia cuenta, podría ser necesario que permanezca el catéter Foley para drenar su orina.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide