Skip to Content

Priapismo En Niños

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • El priapismo es una condición en la cual el pene de su hijo se pone y permanece erecto (rígido) por períodos largos de tiempo. Esto ocurre cuando hay problemas con el flujo de sangre que entra y sale del pene de su hijo. Las arterias (vasos sanguíneos) llevan sangre con oxígeno al pene. Las venas son vasos sanguíneos que regresan la sangre sin oxígeno al corazón. Con priapismo, hay demasiada sangre en el pene de su hijo. Tener mucha sangre en su pene causa que se hinche (se llene mucho) y se ponga rígido (firme). La ingurgitación que dura mucho tiempo puede poner presión en los tejidos del pene de su hijo, causando dolor y daño.
  • Hay diferentes tipos de priapismo llamados de bajo flujo, de alto flujo, y priapismo tartamudeante. El priapismo de bajo flujo es una emergencia y debe tratarse rápidamente. De bajo flujo ocurre cuando hay una obstrucción en los vasos sanguíneos y la sangre no oxigenada no puede salir del pene. De alto flujo ocurre cuando mucha sangre está entrando y se acumula en el pene. El priapismo tatamudeante es una erección repetida que aparece sin ninguna razón conocida y dura desde minutos hasta tres horas. El riesgo de priapismo de su hijo aumenta si tiene la enfermedad de células falciformes, leucemia o una lesión en la médula espinal. Su hijo también está en riesgo si tiene una lesión en el pene y la zona circundante.
  • Su niño puede necesitar pruebas de sangre y orina y un ultrasonido para averiguar el motivo de su priapismo. El priapismo de alto flujo puede desaparecer por sí solo sin tratamiento. Los tratamientos incluyen medicamentos, la aspiración y la cirugía. El tratamiento puede ayudar a disminuir la cantidad de sangre en el pene de su hijo para que se ablande de nuevo. El tratamiento puede ayudar a disminuir el dolor de su hijo y prevenir el daño tisular. Recibir tratamiento de forma rápida puede disminuir el riesgo de su hijo de tener problemas futuros, como la disfunción eréctil (problemas para tener una erección).

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él.

RIESGOS:

  • Algunos medicamentos utilizados para tratar el priapismo puede hacer que su niño tenga dolores de cabeza o la presión arterial alta. Su hijo puede sentirse débil, cansado, mareado, y puede tener diarrea (evacuaciones líquidas). Los latidos cardíacos de su hijo pueden llegar a ser demasiado rápidos o irregulares, y puede tener palpitaciones (latidos rápidos y fuertes). Los medicamentos también pueden dañar el hígado de su hijo. A veces, los médicos puede que no logren sacar la sangre atrapada en el pene de su hijo. Su niño puede necesitar muchos tratamientos para resolver su priapismo. Después del tratamiento, el niño puede tener un hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel) o una infección en el pene. El pene puede estar hinchado y amoratado. Una fístula (conexión anormal) puede formarse entre el pene y la uretra (tubo a través del cual pasa la orina fuera del cuerpo). Incluso con tratamiento, el niño puede tener priapismo de nuevo.
  • Sin tratamiento, el priapismo de su hijo puede que no se resuelva. Su niño puede presentar daños permanente al tejido en el pene. El daño tisular puede provocar que su hijo tenga disfunción eréctil (no puede tener una erección). Hable con el médico de su hijo si tiene preguntas o inquietudes acerca de priapismo de su hijo, tratamiento o cuidado.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

  • Formulario de consentimiento es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Firmar este formulario de consentimiento significa que usted tiene conocimiento completo sobre lo que se le va a hacer, y que puede tomar decisiones sobre lo que quiere que le hagan. Usted esta dando su permiso al firmar esta formulario. Usted puede permitir que otra persona firme esta formulario si no tiene la habilidad para hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que le van a hacer a su hijo. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.
  • Una vía intravenosa (IV) es una sonda pequeña que se introduce en la vena de su niño y se usa para administrarle medicamentos o líquidos.

Medicamentos:

Medicamentos pueden ser utilizados para tratar el priapismo de bajo flujo, de alto flujo y tartamudeante. Su hijo podría recibir cualquiera de los siguientes:

  • Terapia hormonal: Su niño puede recibir hormonas (sustancias químicas del cuerpo) para ayudar a resolver su priapismo. Normalmente, las hormonas sólo se les da a los adolescentes después de que hayan pasado por la pubertad. Pídale al médico de su hijo más información acerca de la terapia hormonal.
  • Medicamentos para el dolor: Su niño podría necesitar medicamento para suspender o reducir su dolor. Sepa cuando su niño necesita recibir su medicamento y la cantidad. Observe a su niño para signos de dolor. Informe a los médicos si continua o empeora su dolor. Para prevenir caídas, manténgase con su niño para que lo pueda ayudar a levantarse de la cama.

Supervisión:

  • Monitor cardiaco: Esto también es conocido como ECG o electrocardiograma. Le colocan parches adhesivos en el pecho u otras partes del cuerpo a su hijo. Cada parche tiene un cable que va conectado a una pantalla parecida a la de una televisión. Esto permite a los médicos ver un trazado (foto) del latido del corazón de su hijo. Su hijo puede necesitar un monitor de corazón, si él está teniendo un procedimiento para tratar su priapismo. El monitor cardíaco ayuda a los médicos a asegurarse que su hijo está aguantando bien el procedimiento.
  • Signos vitales: Los médicos van a revisar la presión sanguínea, ritmo cardíaco, ritmo respiratorio, y la temperatura de su niño. También van a hacerle preguntas a su niño sobre su dolor. Estos signos vitales proveen información a los médicos sobre el estado de salud vigente de su niño.

Exámenes:

Su hijo podría necesitar los siguientes tratamientos para ayudar a los médicos a planificar su tratamiento:

  • Análisis de sangre: Es posible que sea necesario sacarle sangre a su hijo para examinarla. Se puede extraer sangre de un vaso sanguíneo en la mano de su hijo, la parte interior de su codo, o su pene. La sangre se analiza para ver cómo está el cuerpo de su hijo. Puede darle a los médicos de su hijo más información acerca de su estado de salud. Su hijo puede necesitar que le saquen sangre más de una vez.
  • Ultrasonido: Durante un ultrasonido, se utilizan ondas sonoras para mostrar imágenes del pene de su hijo en una pantalla parecida a la de una televisión. Esta prueba muestra cómo fluye la sangre en el pene de su hijo y dónde puede haber un bloqueo en los vasos sanguíneos.
  • Análisis de orina: Una muestra de la orina de su hijo podría ser enviada al laboratorio para examinarla.

Opciones de tratamiento:

Su tratamiento dependerá del tipo de priapismo que tiene su hijo. Si otra condición esta causando el priapismo de su hijo, es posible que los médicos también traten esa enfermedad. Pídale más información al médico de su hijo acerca de los siguientes tratamientos:

  • Tratamiento para el priapismo de bajo flujo:
    • Aspiración: Durante la aspiración, los médicos usan agujas para extraer sangre del pene de su hijo. Los médicos también pueden enjuagar el pene con líquidos para limpiar la sangre. Medicamentos también podrían estar mezclados con los líquidos para ayudar a limpiar la sangre.
    • Agonistas alfa adrenérgicos: Su niño puede ser recetado un medicamento agonista alfa adrenérgicos para disminuir la sangre en su pene. Este medicamento se administra mediante una inyección en el pene y se puede necesitar más de una vez.
    • Cirugía: Si los otros tratamientos no funcionan, es posible que sea necesario colocar una derivación en el pene de su hijo. La derivación permetirá que la sangre fluya de un área del pene de su hijo a otra.
  • Tratamiento para el priapismo de alto flujo: Con priapismo de alto flujo, el pene de su hijo puede ablandarse por sí solo sin ningún tratamiento. Es posible que los médicos quieran observar a su hijo de cerca por un período de tiempo. Hielo o compresas frías podrían ser puestas en el pene de su hijo durante períodos cortos. El hielo puede ayudar a frenar el flujo de sangre al pene de su hijo. Su hijo también podría necesitar los siguientes tratamientos:
    • Embolización: La embolización es un procedimiento por medio del cual se bloquea el flujo de sangre dentro de un vaso sanguíneo en el pene de su hijo. Los médicos hacen esto colocando un pequeño tapón en el vaso sanguíneo. Esto puede ayudar a mantener el flujo de sangre normal.
    • Ligadura quirúrgica: Durante la ligadura quirúrgica, un vaso sanguíneo en el pene de su hijo es ligado para bloquear el flujo sanguíneo. La ligadura quirúrgica podría ser necesaria solo si otros tratamientos no funcionas para tratar el priapismo de su hijo.
  • Tratamiento para los niños con priapismo y la enfermedad de células falciformes: Si su hijo tiene la enfermedad de células falciforme, también podría necesitar los siguientes tratamientos:
    • Medicamentos: Si su hijo tiene la enfermedad de células falciformes, se le podría dar medicamentos contra la anemia de células falciformes. Estos medicamentos pueden ayudar a disminuir la sangre que ha acumulado en su pene.
    • Hidratación: Es posible que su hijo reciba más líquidos para ayudar a controlar sus síntomas.
    • Oxígeno: Su niño podría necesitar oxígeno si el nivel de oxígeno en su sangre esta más bajo de lo que debería estar. El oxígeno va a ayudar a que su niño respire mejor. Su niño podría recibir el oxígeno por una cánulas pequeñas colocadas en sus fosas nasales o a través de una máscara. Su niño también podría recibir el oxígeno a través de una carpa de oxígeno. Nunca remueva las cánulas de oxígeno o máscara, o remueva a su niño de la carpa de oxígeno sin consultar primero con su médico.
    • Transfusión de sangre: Durante un transfusión de sangre su niño recibirá sangre completa, o sólo componenetes (parte) de la sangre por un IV. Usted puede ser preocupada que su niño contrate el SIDA, la hepatitis o el virus del Nilo Occidental al recibir una transfusión de sangre. El riesgo de que esto suceda es muy raro. Los bancos de sangre analizan toda la sangre donada para comprobar que la sangre no está contaminada con el SIDA, la hepatitis o el virus del Nilo Occidental.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide