Skip to Content

Polimiositis

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La polimiositis es una enfermedad inflamatoria de causa desconocida que afecta los músculos. Debido a la polimiositis, se presenta inflamación (enrojecimiento, dolor e hinchazón) y debilidad en sus músculos. Los músculos de brazos y piernas son los más comúnmente afectados. Al pasar las semanas o los meses, estos síntomas irán empeorando lentamente. Los médicos no saben con exactitud cuáles son las causas de la polimiositis. Se piensa que un problema en el sistema inmune o ciertos virus pueden causar esta enfermedad.
  • En los signos y síntomas se incluyen debilidad muscular la cual se desarrolla lentamente durante semanas o meses. También pueden presentarse otros síntomas, como, como encogimiento de los músculos, fiebre, más cansancio de lo usual y dolor en las articulaciones. La polimiositis también puede afectar otras partes de su cuerpo. Usted podría presentar problemas en el corazón y dificultad para deglutir o respirar. Para diagnosticar esta enfermedad, pueden hacerse exámenes, tales como una biopsia de músculo, un electromiograma, tomarle imágenes por resonancia magnética (IRM) y hacerle exámenes de sangre. En el tratamiento, se incluye el uso de esteroides e inmunosupresores. También pueden ayudar la fisioterapia, la terapia ocupacional y la terapia para deglutir. Con tratamientos, tales como medicamentos y fisioterapia, usted podrá continuar con sus actividades diarias durante un periodo de tiempo más prolongado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

RIESGOS:

Si se deja sin tratar, los síntomas de su polimiositis podrían empeorar y afectar la mayoría de sus actividades diarias. Otras condiciones causadas por la polimiositis, tales como la dificultad para deglutir o respirar y problemas cardíacos, pueden ser serias y amenazantes para su vida. Si tiene preguntas relacionadas con su polimiositis, medicamentos y tratamientos, consulte con su médico.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Formulario de consentimiento

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Al firmar esta forma usted certifica que entiende lo que se va a hacer, y que usted puede tomar decisiones sobre lo que quiere. Usted esta dando su permiso al firmar este formulario de consentimiento. Usted puede permitir que otra persona firme este formulario si no tiene la habilidad de hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras, que entienda con claridad. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que se va a hacer. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Respiración profunda:

Este ejercicio debe hacerse una vez cada hora para evitar que usted contraiga una infección pulmonar. La respiración profunda despeja los conductos que van a sus pulmones. Lentamente, tome una respiración profunda y aguante la respiración lo más posible. Luego, deje salir el aire. Tome 10 respiraciones profundas y seguidas cada hora, mientras se encuentre despierto. Pueden pedirle que use un espirómetro para incentivar las respiraciones profundas. Coloque la boquilla plástica en su boca y lentamente tome aire lo más profundo que pueda. Sostenga el aire lo máximo que usted pueda. Luego, deje salir el aire.

Monitor cardíaco:

También se conoce como ECG o EKG. Parches adhesivos colocados en su piel registran la actividad eléctrica de su corazón.

Medicamentos:

A usted pueden administrarle los siguientes medicamentos:

  • Esteroides: Este medicamento podría ser administrado para disminuir inflamación.
  • Inmunosupresores: El sistema inmune puede confundir las células normales con las anormales y atacarlas. Cuando las células musculares normales son atacadas, se producen los síntomas de la polimiositis. Estos medicamentos pueden ser administrados para desacelerar el ataque del sistema inmune a las células musculares. No suspenda el uso de este medicamento sin la autorización de su médico. Suspender estos medicamentos por decisión propia, puede causarle problemas.

Exámenes:

Usted puede necesitar los siguientes exámenes:

  • Biopsia: Su médico removerá un tejido de su músculo y lo enviará al laboratorio para que lo examinen. Antes de remover el tejido, su piel será limpiada y le aplicarán un medicamento para adormecer (insensibilizar) el área. Después de la biopsia, usted puede necesitar puntos para cerrarle la herida. Es posible que cubran el área de la biopsia usando un vendaje.
  • Exámenes de sangre: La creatina quinasa es una sustancia producida por los músculos lesionados. Los exámenes de sangre chequean si hay presencia de esta sustancia en su sangre.
  • Electromiografía (EMG): Esto también se conoce como un EMG. Un EMG se hace para revisar la función de sus músculos y los nervios que los controlan. Se colocan eléctrodos (alambres) sobre el área del músculo que va a ser revisada. Las agujas que entran en su piel podría estar sujetadas a los eléctrodos. Se mide la actividad eléctrica de sus músculos y nervios por una máquina sujetada a los eléctrodos. Sus músculos se revisan durante reposo y con actividad.
  • Imágenes por resonancia magnética: Este examen también se conoce con la sigla IRM. La resonancia magnética les permite a los médicos mirar el interior de su cuerpo. Durante este examen, se toman imágenes de sus músculos. Los médicos usan estas imágenes para buscar cambios o lesiones en los músculos.

Opciones para su tratamiento:

  • Comer y deglutir: Si usted tiene problemas para deglutir (tragar), su médico puede pedirle a un terapeuta especializado en deglución (tragar) que trabaje con usted. Esta persona está entrenada para enseñarle algunas formas de deglutir que sean más seguras. También puede ayudar a que usted aprenda cuáles son las comidas y bebidas que puede tomar sin correr ningún peligro.
    • Si sus problemas para deglutir son muy severos, a usted pueden alimentarle por vía intravenosa (IV) o, a través de una sonda nasogástrica (NG). Una sonda NG es un tubo que se inserta a través de su nariz y llega hasta su estómago.
    • Al principio, y a medida que su deglución mejora, usted recibirá líquidos "espesados". Para espesar los líquidos se utiliza un polvo especial. También es posible que usted consuma alimentos más blandos (machacados o en puré). Es posible que pueda comer lo que usted acostumbra, cuando su deglución haya mejorado.
  • Fisioterapia: Es posible que usted necesite consultas con un fisioterapeuta para enseñarle unos ejercicios especiales. Éstos ejercicios ayudan a mejorar el movimiento y reducir dolor. La fisioterapia también podría ayudar a mejorar su fuerza y reducir su riesgo para la pérdida de función.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide