Skip to Content

Plumas Sin Insulina Para La Diabetes

LO QUE NECESITA SABER:

Una pluma es un instrumento usado para inyectar medicamentos para la diabetes. La pluma contiene un cartucho de medicamento para diabetes. El medicamento que viene en la pluma ayuda a controlar sus niveles de azúcar en la sangre. Algunos medicamentos podrían también ayudarle a mantener o bajar peso. La pluma podría usarse con una pluma de insulina o sin ella para controlar su diabetes.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted siente o nota unos bultos duros en el área de su piel donde se inyecta la medicación.
  • Usted cree haberse inyectado demasiado o muy poco medicamento.
  • Sus inyecciones son muy dolorosas.
  • Usted nota sangre o un líquido claro en el área de la inyección más de una vez después de haberse inyectado el medicamento.
  • Usted tiene preguntas acerca de cómo aplicar la inyección.
  • Usted no puede pagar sus suministros para la diabetes.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Prepare el medicamento para usarlo:

  • Revise la etiqueta. Asegúrese de tener el tipo correcto de medicamento. También revise la fecha de vencimiento. Use una pluma nueva si la fecha de vencimiento ya ha pasado.
  • Revise el color del medicamento. El medicamento del cartucho debe verse claro, sin color y sin partículas o grumos. Use una pluma nueva si el medicamento está turbio o viene con partículas.

Prepare la pluma para usarla:

  • Saque una pluma nueva del refrigerador 30 minutos antes de usarla. El medicamento se debe inyectar a temperatura ambiente.
  • Lávese las manos. Use jabón y agua o un ungüento con base de alcohol. Esto ayudará a disminuir su riesgo de una infección.
  • Quite la tapa de la pluma. Limpie el área donde se conecta la aguja con un hisopo con alcohol.
  • Póngale la aguja a la pluma. Quite la etiqueta adhesiva de la aguja. No quite la tapa exterior de la aguja. Empuje la aguja directo a la pluma. Gire la aguja en sentido de las manecillas del reloj hasta que no pueda girar más. Asegúrese de que la aguja esté derecha.
  • Quítele las tapas a la aguja. Quite la tapa de afuera y guarde la tapa. Quite la tapa interior y deséchela.
  • Sáquele el aire a la pluma. Siga este paso solamente cuando usted prepara una pluma nueva. Gire el indicador hasta que llegue al símbolo de revisión o a su dosis recetada según indicaciones médicas. En el caso de la mayoría de las plumas, usted oirá un clic para cada unidad de medicamento que indica. Sostenga la pluma y apunte la aguja hacia arriba. Golpee suavemente la pluma para mover las burbujas de aire hacia la parte de arriba de la pluma. Presione y sostenga el botón de inyectar. Usted debería ver una gota del medicamento en la punta de la pluma. Si usted no ve una gota, cambie la aguja y repita este paso. Si usted no ve una gota después de repetir este paso 3 veces, use una pluma nueva.
  • Seleccione la dosis correcta en la pluma. Es posible que usted tenga que jalar del botón de la inyección antes de girarlo. Su médico le dirá si es necesario hacer esto. Mueva el indicador hacia la dosis recetada por su médico. Si usted no puede mover el indicador, es probable que sea porque no hay suficiente medicamento en el cartucho. Use una pluma nueva si no hay suficiente medicamento restante.

Dónde inyectar el medicamento:

  • Usted puede inyectarse el medicamento en su abdomen, la parte de arriba del brazo y el frente o costado del muslo.
    Sitios de la inyección de insulina
  • No se inyecte el medicamento en áreas donde tiene una herida o moretones. El medicamento que se inyecta en heridas o moretones podría no lograr ingresar a su cuerpo correctamente.
  • Inyéctese el medicamento por lo menos a 2 pulgadas de distancia de donde se inyecta la insulina.
  • Use un área distinta dentro del lugar cada vez que se inyecta el medicamento. Por ejemplo, inyéctese el medicamento en distintos lugares del abdomen. Si se inyecta el medicamento en la misma área puede causarle protuberancias, hinchazón o engrosamiento de la piel.

Inyección del medicamento con una pluma:

  • Limpie la piel donde se inyectará el medicamento. Puede usar un algodón con alcohol o un hispopo de algodón embebido en alcohol. Deje que se seque el área antes de inyectarla. Esto disminuirá el dolor.
  • Agarre un pliegue de piel. Pellizque suavemente la piel y la grasa entre su dedo pulgar y su índice.
  • Inserte la aguja directo en su piel. No sostenga la jeringa en ángulo. Asegúrese de que la aguja entre por completo en su piel. Suelte el tejido que está pellizcando.
  • Apriete el botón de la inyección para inyectar el medicamento. Continúe presionando el botón para inyectar. Déjese la aguja puesta en la piel por 10 segundos.
  • Saque la aguja. Reemplace la tapa de la aguja. Presione el área de la inyección por 5 a 10 segundos. No se frote. Esto evitará que el medicamento gotee.
  • Quite la aguja de la pluma. Gire la aguja que tiene la tapa al contrario de las manecillas del reloj. Ponga la aguja en una botella de plástico duro y vacía de detergente para ropa o un tarro de metal donde viene el café. El contenedor debería tener una tapa que cierre con seguridad.
  • Reemplace la tapa de la pluma. Guarde la pluma según indicaciones.

Qué hacer con las agujas usadas:

Pregunte a la autoridad local de desperdicios si usted necesita seguir ciertas reglas para deshacerse de sus agujas. Lleve sus agujas usadas a su casa cuando viaja. Empáquelas en un contenedor de plástico o metal con una tapa bien cerrada.

Guarde la pluma según indicaciones:

No guarde la pluma con una aguja pegada a ella. Siga las indicaciones para almacenar que vienen en la etiqueta o paquete de la pluma. Las pumas que no han sido abiertas pueden guardarse en el refrigerador hasta que ya usted esté listo para usarlas. La mayoría de las plumas pueden abrirse y mantenerse a temperatura ambiente. Guarde su pluma en un lugar frío y seco. No guarde su pluma en un lugar que le llegue la luz solar directa o en su vehículo. Deseche las plumas que han sido congeladas o expuestas a temperaturas mayores de 85° F (30° C). Si usted viaja, mantenga la pluma en un paquete frío.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide