Skip to Content

Parálisis Cerebral

LO QUE USTED DEBE SABER:

La parálisis cerebral es una condición a largo plazo que afecta el área del cerebro del niño que controla el movimiento muscular. Es posible que el niño no pueda caminar, hablar, comer o jugar de forma normal.

INSTRUCCIONES:

Medicamentos:

  • Relajantes musculares: Estos medicamentos contribuyen a relajar los músculos de su hijo. También se administran para calmar el dolor y los espasmos musculares.
  • Anticonvulsivos: Se usan para reducir los espasmos musculares. También pueden ayudar a controlar las convulsiones del niño.
  • Anticolinérgicos: Es posible que estos medicamentos contribuyan a controlar los movimientos anormales del niño.
  • Administre el medicamento a su niño como se le haya indicado: Llame al médico de cabecera de su niño si piensa que el medicamento no le esta ayudando, o esta teniendo efectos secundarios. Informe al médico de cabecera de su niño si él esta tomando cualquier vitamina, hierba, u otros medicamentos. Mantenga una lista de los medicamentos que esta tomando. Incluya las cantidades, frecuencia, y la razón por que los esta tomando. Traiga la lista o los recipientes de las píldoras a sus visitas de seguimiento.

Haga una cita de seguimiento con el médico de cabecera o los especialistas del niño tal como le indiquen:

Es posible que el niño necesite consultas regulares para controlar su condición y tratar los síntomas. Escriba las preguntas que tenga para no olvidarse de hacerlas durante las consultas.

Controle los síntomas de su hijo:

  • Rehabilitación: La fisioterapia puede enseñar al niño ejercicios que contribuyan a incrementar su movimiento y fuerza y aliviar el dolor. La terapia ocupacional puede enseñarle destrezas para las actividades diarias. La terapia del habla puede mejorar sus destrezas para hablar y para tragar.
  • Dispositivos de apoyo: Es posible que el niño deba usar una férula en las manos o los tobillos. Estos dispositivos pueden brindar apoyo y mantener las manos o tobillos del niño en la posición adecuada. Es posible que también deba usar una silla motorizada o una silla de ruedas.
  • Ofrezca al niño una variedad de alimentos saludables: Las frutas, verduras, panes de harina integral, productos lácteos con bajo contenido de grasa, frijoles, carnes magras y pescado son algunas comidas saludables. Pregunte si el niño debe seguir una dieta especial, como una dieta baja en grasas.
  • Dé al niño suficiente líquido: Pregunte cuánto líquido debería tomar el niño a diario y cuáles son los mejores líquidos para él. Esto puede ayudar a evitar que esté estreñido.

Comuníquese con el médico de cabecera o especialista de su hijo si:

  • Le parece que no puede cuidar al niño en su casa.
  • Tiene alguna pregunta acerca de la condición o cuidado de su hijo.

Regrese a la sala de emergencia si:

  • El niño no puede comer o tomar líquido.
  • El niño siente dolor que no se calma.
  • El niño tiene convulsiones.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide