Skip to Content

Paracentesis Abdominal

LO QUE NECESITA SABER:

Paracentesis abdominal es un procedimiento para remover una acumulación anormal de líquido en su abdomen (ascitis). El líquido se acumula por problemas con el hígado, como cicatrización e inflamación. También la insuficiencia cardíaca, enfermedades renales, una masa, o problemas con su páncreas pueden ocasionar acumulación de líquido.

COMO PREPARARSE:

Antes del procedimiento:

  • Pregúntele a su médico si usted tiene que dejar de usar la aspirina o algun otro medicamento prescribida o sin receta médica antes de su procedimiento o cirugía.
  • Traiga consigo a la cita médica todos los envases de sus medicamentos o una lista de sus medicamentos. Infórmele al médico si usted es alérgico a cualquier medicamento. Infórmele al médico si usted usa productos herbales, suplementos nutricionales, o medicamentos de venta libre (sin receta médica).
  • Infórmele a su médico si usted está o piensa que usted podría estar embarazada.
  • Informe a su médico si ha tenido un historial de problemas de coagulación de la sangre.
  • Informe a su médico si previamente ha tenido cirugías en su abdomen.

El día de su procedimiento:

  • Anote la fecha, hora y lugar correctos de su procedimiento.
  • Los médicos podrían colocar un tubo intravenoso (IV) en su vena. Por lo general eligen una vena del brazo. Por el tubo intravenoso, pueden darle líquidos y medicina.
  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • Usted se acostará boca arriba o de lado sobre una mesa o cama. Su médico le va a dar golpecitos y a palpar su abdomen para decidir donde va a insertar la aguja. También él podría usar el ultrasonido para ayudarse a tomar la decisión de donde insertar la aguja. El ultrasonido usa ondas sonoras para mostrar imágenes de la parte interior de su abdomen en una pantalla tipo televisión. Su médico va a limpiar su piel, y cubrir el área alrededor del sitio del procedimiento con una sábana limpia. Su médico le va a administrar una inyección de medicamento llamada anestesia local. La anestesia local le va a adormecer la piel del área del procedimiento para que usted no sienta dolor.
  • Le insertará una aguja en su cavidad abdominal. Luego sujeta una jeringa a la aguja para remover una pequeña cantidad del exceso de líquido (ascitis). Su paramédico retirará la aguja cuando haya extraído suficiente líquido para las pruebas. Para remover grandes cantidades de líquido, se coloca una aguja dentro de su cavidad abdominal. Se sujeta una sonda (tubo delgado y flexible) a la aguja y se saca la aguja. La tubería de la sonda se sujeta a un dispositivo de succión (aspiradora suave) para ayudar a remover el líquido. El líquido va a drenar dentro de un recipiente sujetado a la tubería. Extraer grandes cantidades de líquido podría tomar hasta 6 horas. Cuando su médico haya sacado suficiente líquido de su abdomen, le retirará la sonda. Su herida (área del procedimiento) se cubrirá con un vendaje. El ascitis o exceso de líquido podría ser enviado a un laboratorio para ser analizado.

Después del procedimiento:

Es posible que deba permanecer acostado sobre el lado que no tiene la herida hasta por 2 horas. Acostarse de ese lado podría prevenir la filtración de líquido de la herida. Si su herida tiene filtración de líquido que no desaparece, su médico podría cerrar el área con suturas. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. Usted podría necesitar aumentar la cantidad de líquidos por vía intravenosa después de su procedimiento. Estos líquidos incluyen albúmina o solución salina. La albúmina es una proteína en la sangre. Los líquidos intravenoso van a ayudar a prevenir una baja de la presión sanguínea. Cuando los médicos determinen que usted no tiene ningún problema, es posible que pueda regresar a casa. Si va a permanecer en el hospital, es posible que lo lleven a su habitación.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Usted está demorado o no puede llegar a su procedimiento.
  • Usted está aumentando de peso sin razón.
  • Usted poco o ningún apetito.
  • Sus piernas y tobillos están inflamados.
  • Sus síntomas, como dolor, falta de aliento, y disminución del movimiento podrían empeorar.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted está orinando muy poco o nada en absoluto.
  • Usted se siente mareado o confundido. También se podría sentir más cansado de lo usual.
  • Usted tiene fiebre (temperatura elevada del cuerpo).
  • Usted tiene náuseas o vómitos.
  • Usted tiene dolor súbito o muy intenso en su abdomen.
  • Usted tiene dificultad repentina para respirar.

RIESGOS:

  • Durante una paracentesis abdominal, la aguja podría causar daño a sus órganos abdominales o vasos sanguíneos. Después de una paracentesis abdominal, usted podría sangrar o el líquido ascitis restante se podría filtrar por su herida. Usted podría contraer una infección en su herida o en el revestimiento abdominal. Si una gran cantidad de líquido es removida durante su procedimiento su presión sanguínea podría bajar mucho. La presión arterial muy baja puede reducir el flujo de sangre en el cuerpo y producir mareos y falta de aire. Usted podría formar un coágulo de sangre en su abdomen o pulmones. Un coágulo de sangre en sus pulmones podría causarle dolor de pecho y dificultad para respirar, y puede ser de peligro mortal. Aún con una paracentesis abdominal, es posible que no mejore la función de sus riñones o del hígado. El exceso de líquido (ascitis) se podría acumular nuevamente, y usted podría necesitar otra paracentesis abdominal.
  • Si ha usted no le practican una paracentesis abdominal, sus síntomas podrían empeorar. Usted podría sentir falta de aliento, dolor abdominal y dolor de pecho, y tener dificultad para moverse. Es posible que usted no sepa por qué se le está acumulando líquido en su abdomen. Es probable que usted no reciba el tratamiento adecuado. Usted podría tener sangrado dentro de su estómago o intestinos. Su riñones podrían dejar de funcionar, y sus los problemas con su hígado podrían empeorar. El líquido dentro de su abdomen se podría infectar y causar dolor y sensibilidad abdominal. Una infección podría poner en peligro su vida y usted podría morir. Consulte con su médico si tiene preguntas o inquietudes sobre su procedimiento, condición, o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide