Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Paperas

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué son las paperas?

Las paperas son una infección viral que causa la inflamación de las glándulas parotídeas. Las glándulas parotídeas ayudan en la producción de la saliva. Estas glándulas se encuentran en frente y por debajo de las orejas. El virus de las paperas se contagia cuando una persona que está infectada tose o estornuda. También se trasmite por contacto directo, como al compartir un vaso o los juguetes.

¿Cuáles son los signos y síntomas de las paperas?

  • Fiebre, debilidad o cansancio
  • Hinchazón y dolor en las glándulas en uno o ambos lados del rostro del niño
  • Dolor cuando el niño mastica o traga

¿Cómo se diagnostican las paperas?

El médico del niño por lo general puede diagnosticar las paperas en base a los síntomas del niño y un examen físico. Es posible que se deba hacer un análisis de la sangre del niño para confirmar que tiene la infección.

¿Cómo se tratan las paperas?

La meta del tratamiento es aliviar los síntomas que tiene el niño. Es posible que necesite alguno de los siguientes:

  • Acetaminofeno o ibuprofeno: Estos medicamentos alivian el dolor y bajan la fiebre. Se pueden obtener sin receta médica. Pregunte qué dosis debería darle al niño y con qué frecuencia. Siga las instrucciones. El acetaminofeno puede dañar el hígado si no se toma de la manera indicada. El ibuprofeno puede causar sangrado estomacal y daño a los riñones si no se siguen las indicaciones para tomarlo.
  • La vacuna triple viral (MMR) ayuda a prevenir sarampión, paperas o rubéola. Niños de 1 año de edad y mayor, reciben 2 dosis. Éstas usualmente se administran entre las edades de 12 a 15 meses y nuevamente entre las edades de 4 a 6 años.

¿Cuáles son los riesgos de las paperas?

El niño podría perder el oído, en todo o en parte. Es posible que la infección se extienda a los testículos del niño. Es posible que uno o ambos testículos estén enrojecidos, inflamados y doloridos. Las paperas pueden hacer que al niño se le inflame el páncreas. Esto puede causar dolor abdominal, náuseas y vómitos. La infección se puede extender al cerebro y la médula espinal. Esto puede causar daño cerebral y puede poner en peligro la vida del niño.

¿Cómo puedo controlar los síntomas del niño?

  • Dé suficiente líquido al niño: Esto evitará que se deshidrate. Pregunte cuánto líquido debería tomar el niño a diario. Dé agua, jugo o caldo al niño en lugar de bebidas deportivas. Es posible que el niño necesite una solución de rehidratación oral (SRO). Una SRO contiene la proporción adecuada de agua, sales y azúcar que el niño necesita para restituir los líquidos corporales. Pregunte al médico del niño dónde puede obtener una SRO.
  • Sirva comidas blandas al niño: Estos alimentos pueden ser cereal cocido, arroz, puré de papa o de manzana, o sopa. No le sirva alimentos ácidos ni difíciles de masticar. Esto puede aumentar la producción de saliva y empeorar el dolor.
  • Ayude al niño a descansar: El niño debería descansar todo lo posible y dormir lo suficiente.
  • Use hielo: El hielo baja la inflamación y alivia el dolor. Puede que el hielo también evite que se dañen los tejidos. Use un paquete de hielo o coloque hielo molido en una bolsa plástica. Cubra el hielo con una toalla y colóquelo sobre las glándulas inflamadas del niño durante 15 a 20 minutos cada hora como le indiquen.
  • Evite el contagio: Mantenga al niño alejado de los demás. Tendrá que permanecer en su hogar y no asistir a la escuela o a la guardería hasta que se le pasen el dolor y la inflamación. Esto por lo general lleva unos 10 días.

¿Dónde puedo encontrar más información?

  • Centers for Disease Control and Prevention
    1600 Clifton Road
    Atlanta , GA 30333
    Phone: 1- 800 - 232-4636
    Web Address: http://www.cdc.gov

¿Cuándo debo comunicarme con el médico del niño?

Comuníquese con el médico del niño si:

  • Las glándulas inflamadas del niño están enrojecidas durante más de 8 días.
  • El niño tiene dificultad para comer y beber.
  • Los testículos del niño están enrojecidos, inflamados o doloridos.
  • Tiene alguna pregunta o inquietud acerca de la condición o cuidado del niño.

¿Cuándo debo buscar atención médica inmediata?

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • El niño deja de oír de forma repentina.
  • El niño tiene dolor en el abdomen, náuseas o vómitos.
  • El niño está confundido o tiene convulsiones.
  • El niño tiene dolor de cabeza muy fuerte que no se alivia con el medicamento para el dolor.
  • El niño tiene el cuello duro.
  • El niño tiene dificultad para respirar o respira más rápido que de costumbre.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide