Skip to Content

Obesidad

LO QUE NECESITA SABER:

La obesidad es una afección de salud causada por un exceso de grasa corporal. Los proveedores de salud utilizan la estatura y el peso para calcular su índice de masa corporal (IMC). Usted es considerado obeso si tiene un IMC superior a 30. La obesidad aumenta su riesgo de presentar afecciones médicas como la diabetes, enfermedades del corazón, y ciertos tipos de cáncer. La obesidad se trata con cambios en el estilo de vida y algunas veces con medicamentos o cirugía. La meta de los tratamientos es ayudarlo a bajar de peso para mejorar su estado de salud. Incluso una reducción mínima en su IMC puede disminuir el riesgo de presentar problemas de salud causados por la obesidad.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Busque atención médica inmediata sí:

  • Usted tiene un intenso dolor de cabeza, confusión o dificultad para hablar.
  • Usted presenta debilidad en un lado de su cuerpo.
  • Usted tiene dolor en el pecho, sudoración o falta de aire.

Consulte con su proveedor de salud sí:

  • Usted tiene síntomas de una enfermedad de la vesícula biliar o el hígado, como dolor en la parte superior del abdomen.
  • Usted sufre de incomodidad o tiene dolor de caderas o rodillas al caminar.
  • Usted presenta síntomas de diabetes, como exceso de apetito y sed y orina con frecuencia.
  • Usted presenta síntomas de apnea de sueño, como roncar o tener sueño durante el día.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o tratamiento.

Acuda a la cita de control con el proveedor de salud según le indicaron:

Solicite a su proveedor de salud que le ayude a fijarse una meta para bajar de peso. Cumpla las citas con su proveedor de salud para que le pueda brindar apoyo mientras usted baja de peso. Escriba en una libreta las preguntas que tenga para que recuerde hacerlas durante sus citas.

La forma de lograr tener éxito para bajar de peso:

  • Propóngase metas accesibles y realistas. Un ejemplo de una meta accesible es caminar 20 minutos los 5 días de la semana. No trate de cambiar todo de una vez.
  • Coméntele a sus amigos, familiares y compañeros de trabajo sobre sus metas y solicite que lo apoyen. Convide a un amigo para hacer ejercicio juntos o acuda a un grupo de motivación para bajar de peso.
  • Identifique los alimentos o situaciones que le pueden provocar que coma en exceso y busque formas para evitarlos. Deshágase de alimentos altos en calorías en su hogar o en el trabajo. En la cocina tenga una canasta con frutas frescas. Si el estrés es la causa para que usted coma más encuentre formas para sobrellevar el estrés.
  • Mantenga un diario para escribir los alimentos y bebidas que consume durante el día y la cantidad de calorías que contienen. También escriba la cantidad de tiempo que pasa realizando una actividad física durante el día. Pésese una vez a la semana y anótelo en su diario.

Cambios en la alimentación:

Usted necesitará consumir menos de 500 a 1.000 calorías al día de las que usted actualmente consume para perder entre 1 a 2 libras a la semana. Los siguientes cambios le ayudarán a disminuir la cantidad de las calorías que normalmente consume:

  • Reduzca el tamaño de las porciones. Utilice platos más pequeños, menos de 9 pulgadas en diámetro. Llene la mitad del plato con frutas y verduras. Utilice las tazas medidoras para racionar los alimentos hasta que usted sepa como se ve el tamaño de una porción.
  • Consuma 3 comidas y 1 o 2 meriendas al día. Planee sus comidas con anterioridad. Cocine y coma en la casa todo el tiempo que le sea posible. Coma despacio.
  • Consuma frutas y verduras con todas las comidas. Las frutas y verduras son bajas en calorías y altas en fibra lo cual lo llena. No adicione mantequilla, ni margarina, ni salsas a base de crema a las verduras. Utilice las hierbas para sazonar las verduras al vapor.
  • Consuma menos grasas y alimentos fritos. Consuma pollo o pescado al horno o la parrilla. Estas proteínas son más bajas en calorías y grasas que la carne magra. Limite las comidas rápidas. Es mejor que utilice aderezos para la ensalada a base de aceite de oliva y vinagre en vez de aderezos en botella.
  • Limite la cantidad de azúcar que consume. No consuma bebidas endulzadas. Limite el consumo de alcohol.

Cambios de actividad:

La actividad física es buena para su cuerpo de muchas maneras. Le ayuda a quemar calorías y fortalecer sus músculos. La actividad disminuye el estrés y la depresión y le brinda un estado general de bienestar. Además puede ayudarle a dormir mejor. Consulte con su proveedor de salud antes de empezar un régimen de ejercicios.

  • Realice una actividad física por lo menos por 30 minutos 5 días a la semana. Empiece despacio. Aparte tiempo cada día para una actividad física que usted disfrute y que le sea conveniente. Es mejor realizar tanto un programa de pesas como una actividad para aumentar su ritmo cardíaco, como caminar, montar en bicicleta o nadar.
  • Busque formas para ser más activo. Realice una actividad de jardinería y limpiar la casa. Suba las escaleras en vez de utilizar el elevador. En su tiempo libre acuda a eventos que requieran de caminatas, como festivales y ferias al aire libre. Adicionar esta actividad física puede ayudarle adelgazar y a mantener el peso a raya.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide